apreciados visitantes (algunos fieles lectores)

lunes, 14 de noviembre de 2011

Besos con Arte ( I )


Sepia y carbón sobre papel
Théodore Gericault
(Ruan, 1791 - París, 1824)
La historia de la Pintura clasifica a Théodore Gericault dentro del Romanticismo: estilo que llegó a su apogeo a mediados del Siglo XIX y que se autoconcibió como respuesta ideológica y plástica al Neoclasicismo asociado al Imperio Napoleónico. En palabras de Baudelaire, el Arte Romántico no se define "ni en la elección de los temas ni en su verdad exacta, sino en el modo de sentir".


Efectivamente, si observamos a esta pareja desnuda, solazada en sus búsquedas eróticas, imbuida en un claro obscuro de altos contrastes generador de un acertado correlato entre ambos planos, es decir, entre el tema y su traducción pictórica; si percibimos que las zonas obscuras y las zonas iluminadas se comportan como los protagonistas de la escena, sensuales y lúbricos, buscándose las bocas, hurgando en sus propias luces y en sus sombras, vemos entonces emerger una estética tan erótica como la imagen que representa; un beso desnudo y difuminado sobre las sábanas, sin decorados, en un espacio sin límites precisos, un esbozo, un bosquejo que adquiere formidables y potentes características pictóricas, ello, prescindiendo del color, abdicando del dibujo exacto y riguroso, carente de la ansiedad por la perfección "científica" de lo Neoclásico; prefiriendo -en cambio- un trazo trémulo que hace vibrar a las pieles y a las carnes y que humaniza a los cuerpos sin idealización alguna. 


Estos amantes románticos de Gericault, se conectan con los dionisíacos volúmenes de Miguel Angel, con la barroca emocionalidad de Rembrandt y con la terrena carnalidad de Rubens en contraposición al  canon neoclásico de lo aséptico y sin mácula. La respuesta romántica ante la racionalidad del Neoclasicismo, es, precisamente, el énfasis en la emoción y en los sentidos. 

Oleo sobre cartón
perteneciente a la Serie Lésbica de los prostíbulos parisinos
Henry de Toulouse- Lautrec
(Albi, 1864 - Malromé, 1901)
A pesar de ser categorizado como Neo- Impresionista, Toulousse-Lautrec es, ciertamente, inclasificable. Si bien su Obra bebe de todas las vertientes de su época: las enseñanzas impresionistas, el puntillismo, las indagaciones de Van Gogh y Gaugin, el influjo del arte fotográfico y la estampa japonesa; todo ello converge en un código estético muy personal que, a la vez, lo hermana a su tiempo, le permite trascender dichos legados y lo sitúa en la vanguardia del Art Nouveau o Modernismo, Tendencia que desarrollará al máximo muchos aspectos presentes en sus creaciones plásticas, tales como la supremacía lineal y estilizada, la forma zonal de aplicación del color y el auge del cartel publicitario. 

En este Beso podemos apreciar su dibujo rápido y espontáneo que -intuitivamente- con poco capta y plasma la imagen, encuadrada ésta como si estuviese tras el lente de una cámara quebrando, de este modo, los enfoques académicos de la Composición pictórica. Las figuras en inusual escorzo obligan a completar mentalmente la totalidad del abrazo, el espacio cruzado por dinámicas diagonales parecen ir al  ritmo de este íntimo encuentro, el agudo contraste entre blancos, marrones y rojos, sumado a la presencia sutil de una gama azulada que equilibra la pregnancia de los tonos cálidos, provocan un estallido cromático sin tener que recurrir a una gran diversidad de colores. Y el fondo, construido con desparpajo mediante pinceladas y manchas desparramadas, en contrapunto con el dominio visual del dibujo en el resto de la escena. 

Las líneas y el trabajo con zonas de color claramente delimitadas, nos remiten a la concepción gráfica que distingue a su Pintura. Si el Beso de Gericault adquiere ribetes teatrales y provoca la percepción de lo insondablemente erótico, el Beso de Toulouse-Lautrec remite, sin grandilocuencia,  al hondo afecto y a la ternura.

51 comentarios:

elisa...lichazul dijo...

que buen analisis Eva!!
uno aprende a través de ti sin duda, yo confieso mi nula cultura pictórica
gracias por compartirnos tu visión y conocimiento

abrazo y buena semana:)

Neogeminis dijo...

Como siempre, uno aprende muchísimo al leer tus análisis e interpretaciones pictóricas.
De las dos obras que hoy nos traes, me quedo con la de Lautrec. Me resulta más cercana su estética.

Un abrazo.

El Drac dijo...

Nunca me voy de tu espacio sin haber aprendido algo nuevo, por ello, (ya te lo había dicho antes) tu bog tiene un incalculable valor cultural y didáctico.

Un gran abrazo Eva.

Marlene dijo...

Leerte fue como ir detrás de una guía de Turistas en un Museo en París, incluso pude escuchar tu voz, abundante y profunda, explicando fielmente e inteligentemente cada pintura.

"..un beso desnudo y difuminado sobre las sábanas.."
=)

Es todo un placer pasearse por la galería de tus letras.

Mis respetos
Marlene

Francisco Espada dijo...

Muy interesante tu entrada. No ya por el contenido artístico, que también, sino que con los años entramos en la rutina de la monotonía y en ellos recibo como una lección amatoria de puesta a punto. Un abrazo.

Felicidad Batista dijo...

Eva, tu análisis del beso en dos etapas pictóricas casi limítrofes, es, sin duda, un acercamiento inteligente y lúcido a dos maneras de concebir el arte, tanto desde el punto de vista técnico como estilísitco. Gericault juega, como bien dices, con las formas, con la cóncava y convexa, la luz y el color al servicio de un sentimiento, de una inteción arrebatadora y de pulsión sexual, Toulouse-Lautrec, es el trazo, el dibujo, la suavidad de los colores, la quietud de la escena íntima, sosegada, amorosa.
Feliz, muy feliz de tu vuelta y tener la oportunidad de leer entradas de esta calidad, no solo en cuanto al contenido, fascinante, sino al lenguaje, al estilo literario, tan propio, tan tuyo. Un verdadero placer.
Abrazos

Katy dijo...

Vuelves pisando fuerte, con un tema que nos llegas a todos. Los cuadros escogidos bellísimos sobre todo el de Henry de Toulouse- Lautrec.
Gracias como siempre por ete ameno relatar y explicar de pluma.
Bss

Natàlia Tàrraco dijo...

Precioso y preciocista análisis del beso, tema muy repetido en arte, lógica atracción la de plasmar cada cual a su manera, los labios uno en el otro.
Cárnico, lúbrico, entre luces, pastoso, el de Gericault. El de Lautrec se difumina sensual, delicioso, fundido.
Ayyy Eva, cuántos besos famosos, el de Klimt ya tópico, el y los de de Rodín otro tanto en escultura, uno de Magritte enigmático con las cabezas envueltas...¿Conoces el de Francesco Hayez? Besos entre mujeres en la pintura, escasos, he descubierto uno en el Museo Bellas Artes de Bilbao; de un tal Julián Tallaeche, 1922. Entre hombres y en la pintura lo mismo, pero con un ejemplo de Miguel Ángel en el Juicio Final, tal vez algo de Bacon, siempre torturado.
Amiga, es tema que merece páginas y muchas imagenes, pero tu lo has resumido en esas dos, siempre genial, siempre aprendo contigo.
Pongo pues un beso, hasta siempre.

Tracy dijo...

Me alegro que estés de vuelta.

Norma dijo...

Qué buena entrad, suerte que regresaste, mira de lo que nos perdíamos.
Besos.

emejota dijo...

Gracias por volver a enseñarnos a hacernos disfrutar con el arte y tus conocimientos. Te admiro Eva preciosa. Beso.

Taty Cascada dijo...

Beso según definición técnica: acto de tocar algo con los labios. Beso según mi libre interpretación: eclosión orgásmica de dos lenguas, que destensan y tensan el universo de dos bocas que se presumen vacías y terminan siendo una...
Si pintar te conecta con todas las sensaciones y pulsiones humanas, el acto de besar era y es un motivo que seduce a todo pintor.De los dos exponentes que has señalado, me conecto con facilidad con la belleza de los sepias y ocres de Gericault, que me hace recordar a Franz von Stuck en " El beso de la Esfinge".
De mis besos predilectos me quedo con Magritte por lo enigmático, algo me habla esa imagen de dos seres que no se ven sín embargo se seducen y se tocan. Quizás al sentirse ambos se conocen más que abriendo los ojos y develando el paño que los cubre...¿Existirá un beso III?,me encantaría que analizaras a Magritte.
Besitos y abrazos mi querida Eva

El Gaucho Santillán dijo...

Que buena explicaciòn.

No lo conocìa a Gericault.

Un abrazo.

Adriana Alba dijo...

Pues si que hay Arte en éstos besos, son besos "arte-sanos".

Como extrañaba tus delicadas pinceladas que me hacen descubrir el valor espiritual de las obras más allá de las técnicas.

Lo he disfrutado querida Eva!

Besos artesanos a montones.

◊ Dissortat ◊ dijo...

Leerte es disfrutar aprendiendo y tenerte mayor aprecio en cada entrada.

Un abrazo, Eva.

Laura Uve dijo...

Qué precioso análisis Eva... qué bien se ve la diferencia entre ambos a través de tus palabras. Cómo echaba en falta estos comentarios ricos sobre arte.

Un abrazo!!

FJavier dijo...

Solo añadir dos apuntes a tu magnífica y oportuna entrada; que la sobriedad y plasticidad del cuadro de Géricault lo podemos disfrutar en el museo Thyssen-Bornemisza, aquí en Madrid, y que el beso de Lautrec demuestra que no solo el “mecenazgo” de la Iglesia propició el arte. El Beso pertenece a una serie que le encargaron a finales de 1892 para decorar el salón principal del prostíbulo de la rue d’Amboise. Como buen cronista de la noche parisina decimonónica Toulouse-Lautrec muestra, con sumo cariño y ternura, el lesbianismo de la mayor parte de las mujeres del burdel.

Mi afectuosa admiración.

PACO HIDALGO dijo...

No podías describir mejor la pasión, lo erótico y el romanticismo en estos dos apasionados besos, los de Gericault y el lésbico de Toulouse-Lautrec. Por eso, no puedes estar mucho tiempo ausente de la blogsfera. Haces falta, Eva. Abrazos desde ArteTorreherberos.

Valverde de Lucerna dijo...

Una entrada muy didáctica, que me ha llevado a pensar en la importancia de poder expresar las emociones, aunque haya gentes que prefieran otro tipo de manifestaciones artísticas.
Me gusta el cuadro de Toulouse - Lautrec, la mezcla de colores y la preponderancia del beso respecto al resto del cuadro que aparece más difuminado.
Un saludo.

ѕocιaѕ dijo...

Me encanta como lo explicas, me haces ver más allá de solo una imagen. Hay de besos a besos
Saludos Eva

La Abela dijo...

Las dos obras que propones transmiten sentimientos encontrados, y tu nos lo explicas con mucha maestría. Yo me quedo con el de Gericault, me llega mas al corazón. Un beso Eva

efa dijo...

Hola mujer, no tengo palabras para agradecer el comentario que dejaste en Matinée. Me generó mucha emoción.
Me alegro que hayas vuelto, en serio.
Beso

Ana dijo...

Qué linda entrada, Eva! Es verdad eso que dicen algunos seguidores, uno no se va de aquí sin aprender algo. Disfruté tanto esta lectura, lo relatás de una forma que es imposible no quedarse atrapado. Me encantaron las dos obras, mi favorita la de Gericault.
El título dice Besos con Arte (I), es decir, que vendrá el II, no es así? Hay tantos besos con arte, sino todos.

Un beso enorme, amiga mía.

CarmenChux dijo...

Que buen analisis que haz hecho,al igual que tú me encanta mucho el arte y leyendote aprendo un poco más.

saludos...

Aristos Veyrud dijo...

La primera pintura parece que la mujer está en una posición bastante incómoda, parece que fuera a caerse de la cama, cómo haría la modelo para sostenerse por mucho tiempo así, bien pero en el amor se pierde la noción del espacio y las incomodidades a la hora de la pasión en el beso no existen.
El mismo acto del beso enamorado ya es una obra de arte en todas sus manifestaciones. En este caso el de la pintura, nos ilustras con lujo de detalles técnicos, históricos y académicos los estilos para el tema de dos connotados de la pintura que inmortalizan la redención de la existencia en ese relámpago pasional y humano.
Enfocar la atención en el momento del beso en estos momentos de tantas turbulencias es abrir las ventanas a lo celestial del alma.
Un abrazo de lo más grande a la maestra intérprete de maestros!!!

Ana Laura dijo...

Muy interesante y muy clara tu forma de analizar, me ha gustado mucho. Me interesa el tema del arte pero sé muy poco, es una buena forma de aprender.

Un saludo grande :)

Trizbeth dijo...

Eva querida, por alguna razón me dio error al publicar y aquí estoy de nuevo, si te llegara doble el comentario, pues eliges el más bonito jaja

Te decía que jamás me habían explicado una pintura como lo has hecho tú y me ha encantado!

El cuadro de por sí es precioso y verlo ahora es como conocerlo por dentro y por fuera-por asi decirlo ;)

Mil gracias por compartirnos cosas tan interesantes siempre, un besoteee querida amiga!!!

Bea

peyote dijo...

La desnudez es fascinante en lienzos que rescatan un construcción de brillos y luces.
Saludos.
Viaje [x] la colgadera

maria candel dijo...

Eva, el tema del beso, del abrazo o de cualquier manifestación amorosa, siempre nos convoca a la mejor parte de nosotros mismos, no conocía a Gericault y es una hermosura, en algo me recuerda al beso de Rodin, quizás la fuerza expresiva de sus cuerpos blancos entrelazados.
!!Que bueno que estés de vuelta para seguir aprendiendo contigo¡¡
Un fuerte abrazo

Patricia dijo...

querida Eva, has retornado y con tanta fuerza!!

magnífica exposición nos traes, siempre con la lucidez y el manejo de la belleza que tan bien te caracterizan.

un abrazo fuerte!!!!!

Myriam dijo...

Existen tantos besos como tipos de amor y deseo hay en el mundo.

Me encanta Eva que nos muestres de esta manera tan tuya, los diferentes matices de épocas y artistas que los han representado.

Un fuerte abrazo

Myriam dijo...

EVA, abajo veo ahora un enlace a mi blog: ¡gracias!

Verónica Marsá dijo...

Me gustan esas mórbidas carnes a lo Rubens. Parece como si el mismo deseo se pareciese a ellas, así, voluptuosas. Un beso buscado, deseado y llevado a la práctica con todo su volumen.

Bravo, amiga. Un deleite, como siempre.

Beso.

PiliMªPILAR dijo...

Una gratísima sorpresa encontrarme con este rincón de arte, tras haberte descubierto en el comentario de mi blog.
Soy nula casi absoluta en arte pictórico. Pero confieso que me apasiona aprender, y contemplar y captar cuanto puedo. Muy agradecida por es repaso a diferentes épocas y estilos.
Casi que me quedo con Rubens. Siempre me engancha su voluptuosidad.

bondearte dijo...

Eva, que bela analise,
me encantas como escreve,
Congratulações
Paulo

Miguel Bueno dijo...

Volver, volver a caminar los senderos de la vida con plenitud, buscando la belleza en el arte y en la tierra unida a los talones.
Un disfrute tus letras y tus ensayos.

Expresiones
Piedra

soylauraO dijo...

Eva, ha ganado ud en estilo, ha pulido hasta la sencillez lo técnico para fundirlo en palabras y ofrecer su mirada de arte a mi mesa, como si mi paladar pudiere degustar cada detalle,como si fuere un manjar desconocido, como si me estuviere guiando la percepción; todo ello "carente de la ansiedad por la perfección "científica".
http://enfugayremolino.blogspot.com

MariluzGH dijo...

Todo un tratado el beso. Ninguna de tus entradas deja indiferentes y además nos enseñan, nos culturizan :)

gracias por ello

un beso (o dos)

apm dijo...

Eva, como siempre, una entrada magnifica... absolutamente magistral, y en la que se aprende -no solo a mirar, sino también a leer un cuadro-.
Ambas pinturas son hermosisimas, ambas grandiosas y geniales, quizá me mueven más los sentimientos del Gericault con ese juego de luces y sombras suaves, aunque Toulouse-Lautrec es un pintor que me fascina.

Mil besitos gordotes

Scarlet2807 dijo...

Eva
Todo un placer leer tus análisis tan completos, e ir de tu mano aprendiendo más sobre pintura, que aunque me gusta mucho, como todas las manifestaciones del arte, me declaro absolutamente ignorante...
Besitos en el alma
Scarlet2807

fus dijo...

Acabo de conocer tu blog y me gusta como escribes, con tu permiso me quedarè cerca para seguirte.

un fuerte saludo

fus

Marisa dijo...

Besos repletos de arte, y no solo por la brillante mano de sus autores sino por la espléndida (y añorada) descripción de tus palabras, que los viste de luz y los desnuda de sombras.
Maravillosas las obras pictóricas que nos traes, Eva, aunque un beso jamás se podrá sentir en su justa medida sin la proximidad de unos labios deseantes y deseados.

Mi beso para ti.

merche marín dijo...

Hola Eva, gracias por visitarme, así he tenido la oportunidad de conocer este rincón artístico maravilloso. Volveré.
Besicos.

DESDE MI INTERIOR dijo...

impresionada me quedo por tu descripción del beso y el cuadro, como principiante a pintora, me ha encantado.
un saludo
yo

Anouna dijo...

Me quedo tan pequeña ante la cantidad de palabras técnicas, y agradezco este aprendizaje a todos los sentidos como a la razón.

Ambas pinturas muy bien expuestas en tu análisis. El beso, que expresión más inmensa y que bien captada a través de las épocas. Un espontáneo que nos muestra desde lo más pasional a lo más tierno.

Sí, aprendo mucho leyéndote. Gracias.

Anouna

Ambrosía ignota dijo...

Hola Eva

Hermosa la vida, que volví a encontrar mi amor primitiva, estoy feliz que regreses.

Había olvidado que era leer y sentir que era una guía la llevaba mi lectura. También había olvidado como sabia bien mezclar la historia, la narrativa y la poética en un mismo estado de permanencia.

Es un placer volver a vivirte.

un abrazo.

40añera dijo...

Aunque la diferencia de ambos se palpa verlo a través de tu mirada le da sentido a la magia amiga
Besos y más besos

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Entrara tu BLOg es una escuela exquisita para los legos que sólo nos gusta la belleza pero no hemos estudiado ese tema

Un abrazo

mária dijo...

Mi beso tambien va con Arte!!

Laura Uve dijo...

Eva, he intentado una pequeña reflexión en mi blog sobre tu propuesta de la lectura como iniciación, no sé si tú ibas por el camino que he tomado...

Un abrazo!!

cirugias plasticas dijo...

Que buena reseña, gracias por tomarte el trabajo de compartirla.. un sitio lleno de arte el tuyo!!
Saludos