apreciados visitantes (algunos fieles lectores)

lunes, 14 de marzo de 2011

Los Axis Mundi de Liz

Presencias inertes a la vez que tan vivas, enclavadas en esquinas, convergencias  o  grandes vías; comparecencias creativas y laboriosas de lo humano, calmos testigos de su pasar; la ciudad, con sus emblemáticas formas arquitectónicas configuran el cuadrante propio y compartido que Liz Alvarez, pintora bonaerense, formada precisamente en el arte de la arquitectura, aborda principalmente desde el legado Impresionista. 

"108 años", acrílico sobre madera
Se trata de Obras pintadas al natural, "in situ", en un instante preciso y precioso del paisaje, un momento singular de quien lo pinta, tiempo externo e interno, vivencia e impresión. Es esa alianza entre el objeto urbano, la mirada que observa, el sentir que suscita y la mano que plasma; ese frente a frente incidido por las emociones fugaces que lo rigen, por la luz efímera y transitoria, esa primera sensación visual que difumina la precisión exacta de la forma, ese incidirse mutuamente... ese trato es el soporte de una técnica que se caracteriza por formar la imagen mediante la mancha, con pinceladas presurosas que generan una inexactitud en la traducción del modelo, un inacabado atmosférico que arma una visión global prescindiendo del detalle. 

En "108 años" se retrata el edificio que alberga a la Casa de la Cultura de Buenos Aires y que antes fue sede del desaparecido diario La Prensa, ubicado en la Avenida de Mayo, punto primordial de la capital argentina. Liz toma de lo que ve los ángulos adecuados para entregar una atractiva perspectiva composicional; desde el otro lado de la calle apreciamos una amplia panorámica de la fachada que elude la frontalidad dejando que las diagonales constructivas de la edificación dinamicen la escena, aligerando el peso y la masa de la construcción con el uso del blanco y con un primer plano -que en contrapunto- deja entrar al espacio y aprovecha la verticalidad del farol y los árboles. La Composición, es decir, el ordenamiento de los elementos sobre la superficie y la interacción de los distintos planos, son el núcleo estructural de esta pintura que logra posicionarse como un umbral, un punto de acceso que convoca y prefigura la amplitud urbana que le rodea.


La Catedral, acrílico con espátula sobre madera
Conservando los cánones de su estilo, en esta Obra dichos parámetros son llevados a un mayor grado expresivo; influye en ello el uso de la espátula que permite abundantes empastes así como raspar pigmentos y generar texturas; se enfatizan los toques cromáticos que arman figuras, sombras, profundidades; las manchas se imponen más osadamente generando un juego estético con las hojas de los árboles, intervenciones directas de color que agudizan la abstracción de la forma en pos de una rauda aprehensión de la imagen. Si en la pintura anteriormente reseñada, la artista equilibraba fuerzas y gravitaciones mediante un juego composicional, aquí, dicha armonía y contrapeso se basa en el hallazgo del movimiento que se apodera del escaso follaje y parece hacerlo más frondoso. Es la percepción sensorial de la brisa que sopla modificando el ambiente,  ubicuo personaje que participa en ese primerísimo plano que corta la visión de la catedral y suaviza la presencia contundente de la edificación. Su carácter ascensional se acentúa con las tres verticales de los árboles abriendo con ello el simbolismo "clásico" que encierra este prototipo de arquitectura religiosa.

"Reflejos", Oleo con espátula sobre madera
"Reflejos" nos habla de una búsqueda distinta. Alejándose de los parámetros impresionistas y trabajando en una representación realista afincada en el dibujo, Liz retrata el encuentro de varias variables arquitectónicas que confluyen en este rincón urbano: la geometría del paisaje. Centrando su atención en la reverberación de la imagen y trasladando ese juego óptico desde la arquitectura a la pintura -un ejercicio solidario con el trompe-l'oeil (trampa al ojo o trampantojo)- se hace presente en esa fachada que hace de espejo, esa cúpula-fantasma que trae consigo el color del cielo y arroja luz sobre el espacio.   


La ciudad que habitamos nos atestigua, es memoria de uno mismo en lo cotidiano y en lo íntimo; recodos inolvidables asociados a nuestra personal historia, espacios que nos han marcado o  sitios a los que volvemos de manera incansable. Están allí nuestros relatos, arquitectos  que han edificado la propia vida. Retratarla, siempre es develar un axis mundi, ese eje cósmico que nos cruza omnipresente, el microcosmos ordenador que nos sujeta y desde el cual podemos vislumbrar el infinito que a su vez sostiene a nuestro pequeño territorio.


Pueden disfrutar de un bello catálogo con más Obras de Liz Alvarez aquí

39 comentarios:

s. oró dijo...

Me gustan las obras, son geniales, bien realizadas, tanto en técnica, tonalidades, matices, pero me llega mucho el texto que la
acompaña. Enhorabuena.

Alimontero dijo...

Te visito de noche.... y lo he disfrutado...!
Magníficas imágenes...

Ali

El Drac dijo...

Me encanta tu espacio Evita porque además de recrearme con las imágenes que nos presentas, aprendo cosas nuevas que antes ni imaginaba. Un fuerte abrazo

Francisco Espada dijo...

No soy pintor, pero conozco la dificultad los difíciles vericuetos de una obra de arte y me rindo ante ella.

Natàlia Tàrraco dijo...

EVA, siempre he admirado la capacidad de pintar "in situ", de forma fresca y decidida, me gusta la obra de Liz, tiene un estilo como pastoso y difuminado, tonos luminosos, encuadres muy intuitivos. La ciudad amada en su trabajo, cobra visualidad personal, muy sensitiva, felicidades Liz y Eva, gracias por mostrarnos a esta artistas.
Besitoooo.

Taty Cascada dijo...

Admiro la capacidad de pintar en directo, captar la luz y las sombras allí donde se producen...La imagen de La Catedral no se visualiza, intenta subirla de nuevo.
Un beso.

La Abela dijo...

Muy buenas obras...pintar del natural es de lo más gratificante y de lo más difícil también, lo he hecho en contadas ocasiones, admiro a quien tiene esa capacidad. Saludos

La Abela dijo...

P.D. es cierto La Catedral no se puede ver...saludos de nuevo.

El Gaucho Santillán dijo...

Me encantò esta artista!!

Verè mas sobre ella.

Un abrazo.

Liz dijo...

Gracias Eva por tu calificada crítica. Es un privilegio.Abrazo.Liz

Liz dijo...

Gracias a todos los que disfrutaron con mis obras y la crítica de Eva."la obra de arte se completa con la actitud de quien la recibe"(Rel)

Joaquinitopez dijo...

Desde luego la obra de una magnífica pintora que sin dejar la objetividad de la representación añade algo más.
Un abrazo a ambas

Laura Uve dijo...

Me ha gustado la obra de Liz Álvarez (saludos!! que acabo de leerla) y Eva, estoy muy de acuerdo con la explicación que das tan exacta de los que son las ciudades para quienes las habitamos y disfrutamos (a veces, también las sufrimos).

Preciosa entrada y hermos obra de Liz Álvarez.

Un fuerte abrazo.

MAITE RUBERT dijo...

Me gusta cómo trata el paisaje urbano Liz Álvarez.Gracias, Eva, por mostrarnos y acercarnos al obra de esta artista argentina.Un saludo.

Ferchuline dijo...

Que buen post Eva, Liz maravilloso tu arte, exelentemente complementado.

Me encantó el post!

Un abrazo.

Damián Neri dijo...

Lo comentas muy bien, Eva. Y me gustó sobre todo la tercera, porque va más con mi gusto: el realismo. Aunque la segunda es fascinante porque no se preocupa por los detalles, sino que juega con el color y el resultado es fantástico.

Algún día quiero aprender a pintar.

Saludos.

Marisa dijo...

Excepcional pintora que ha sido un gusto conocer.

Los árboles, ese elemento reiterativo que se observan en esas tres obras que nos dejas, me parece que son la clave significativa de la composición pictórica.
En los dos primeros "tapan" ligeramente los edificios, ocultamiento que me parece muy significativo en el segundo caso (tapando un edificio tan emblemático como una catedral): para mí esto le confiere a la obra una ruptura con el clasicismo de representaciones religiosas. Magnífico.
En el último cuadro, el árbol nos da pistas de dónde está el elemento significativo del cuadro que, como dices, se halla en el "trompe-l'oeil " de esa fachada que hace de espejo.

Estas pinturas me han parecido , francamente, hermosas y sugerentes. Y tu crítica o análisis, como siempre querida Eva, inmejorable.

Un abrazo.

emejota dijo...

Cuanta belleza Eva. Una gran pintora, sin duda. Como admiro a los artístas, su creatividad. Muchas gracias por darnos unas clases tan magistrales de arte. Eres estupenda. Un fuerte abrazo.

ROSALÍA. dijo...

Te confieso Eva que no conocía las obras de Liz pero me han encantado. El color y el realismo. La creatividad dentro de la pintura me deja siempre fascinada ya que soy una negada con los pin celes, vamos una chapucera.
Besos Eva.

ROSALÍA. dijo...

Acabo de ver el tríptico "OLé" y es de un colorido muy alegre. Una pintora con todas las letras.

PACO HIDALGO dijo...

Para los impresionistas, la pintura al aire libre, in situ, al natural era la única posible, al igual que para la Escuela de Barbizón francesa de mediados del siglo XIX; veo que esta genial artista, Liz Alvarez, sigue esa estala y le quedan unos lienzos preciosos, con una luz natural estupenda y con esos contornos difuminados por el aire y, a veces, tapados por la vegetación natural. Gran entrada. Saludos desde Sevilla, Eva.

Ambrosía ignota dijo...

en estos pedazos de vida que tu describes con interpretación, siempre se encuentra algo espectacular, lo divino, lo profano, los contrastes.

siempre me gusta cuando te deslizas y narras o describes el arte con tus dedos.

hasta pronto

Sombragris dijo...

Me encantó el estilo y la visualización de LIz Alvarez...felicitala de mi parte...seguiré su obra...besos,Eva

Marisa dijo...

Me gustaron mucho
los tres cuadros,
sin duda pintados
por mano experta,
los árboles arropan
los edificios
dándole riqueza
y calor a la obra.
Como siempre tu crítica
es acertada y extensa.

Un abrazo muy grande Eva

Esmeralda Torres dijo...

Saramago: "...es el destino de las piedras, siempre en el mismo sitio, salvo si viene el pintor y la lleva en el corazón".
Así son los cuadros de Liz, cada hoja, cada piedra, cada momento...de ahí su frescura y gran expresividad.
Me encanta pasar por aquí y también me encantan tus visitas!!!
Besos ;)

merce dijo...

Muy interesante tu blog...!!!
Para volver con calma.

Un abrazo Eva

lidia-la escriba dijo...

EVA,AMIGA,COMPAÑERA...AUN NO TENGO FECHA,CIERTA,PARA LA OPERACION...TERMINÉ TODOS LOS ESTUDIOS,PERO LOS RESULTADOS,TARDAN,POR ENDE,CUANDO TENGA TURNO CON EL CLÍNICO,DEL EQUIPO QUIRURGICO,YA ESTAREMOS ENCIMA DE LA SANTA SEMANA, POR LO QUE ESTIM,QUE LOS DOCTOS,NO OPERARAN ...O QUIEREN FACTURAR?
CUANDO SEPA,TE LO DIRÉ,COLGANDO UN CARTELITO,QUE DIGA LA FECHA...K NO ESTÁ
LIDIA-LA ESCRIBA

Victoria dijo...

Hola Eva! Los trabajos sobre paisaje urbanos siempre me han resultado muy complejos: texturas, matices, colores... Gracias por descubrirnos a esta gran artista porque me parece que tiene unas obras magníficas. Gracias por tus comentarios siempre tan dicácticos. Un abrazo

MAJECARMU dijo...

Eva,gracias por tu visita,te diré que la palabra "maja"me recuerda a Goya,a quien admiro desde mi adolescencia.
Mi gratitud por presentarnos a LIZ ALVÁREZ y estos tres cuadros.Me gusta la evocación de la vida "IN SITU"...Esos árboles extienden sus manos acariciando los edificios,que se adivinan mágicos y llenos de infinitos recuerdos.El espejo del "trampantojo"aporta un mensaje de luz y renovación presente ala arquitectura clásica.
Os dejo a ambas mi felicitación por este bello trabajo de pintura y crítica,que se aúnan dando sentido al arte,que en definitiva es la vida.
Mi abrazo grande y mi gratitud.
M.Jesús

Xiomara Beatriz dijo...

Me gusta la vertiente impresionista en la pintura.. el uso de la luz …la textura ..me habitan las emociones de los colores … carácter de el trazo …el suave difuminado…viajar contigo en la experiencia de ver a través de tus ojos una obra creativa es una delicia …mi cariño para ti hermosa Eva

Adriana Alba dijo...

Que bellas obras Eva!!

Pero "contadas" por vos, aún mas bellas, nos haces ver detalles mágicos y recorrer los lugares comunes, como si estuvieramos ahi!!

Me has transportado a un mundo mágico, como siempre un lujo leerte!

Besos.

Sara O. dijo...

¡Hola Eva!
Estupenda página,ain duda, mucho iré aprendiendo a través de lo que plasmas. Excelente tu artículo del espejo. Gracias por lo que compartes.

Pilar Moreno Wallace dijo...

Original. Es una pintura muy atractiva. Es también muy interesante el texto con toda la información.

Abrazo

Luján Fraix dijo...

CUANDO YO ESTUDIABA EL PROFESORADO DE LITERATURA, LENGUA Y LATIN, ME SAQUÉ UN DIEZ EN ARTE.
TUVE QUE ANALIZAR VARIAS OBRAS DE PINTORES EXPRESIONISTAS, LO QUE NO ES FÁCIL.
EL IMPRESIONISMO ES COMO MÁS SUAVE, BELLO, CON LINEAS SUTILES; EL EXPRESIONISMO ES FUERTE, CONTUNDENTE.

ME ENCANTA LA PINTURA, LAS IMÁGENES PARECEN FOTOGRAFÍAS; SON MUY REALISTAS.

TE FELICITO POR RESCATAR ESTOS ARTISTAS.

UN BESO GRANDE

Cecy dijo...

Me ha encantado la delicada y suave manera de contarlo.
Las obras son preciosas.

Un abrazo!

Teresa dijo...

No conocia la obra, Eva, me ha encanto tu descrpciñon y las acurelas, que has puesto. Tendre que investigar mas sobre esta autora.

Un enorme beso, princesa.

Gustavo Figueroa V. dijo...

Eva:

Extraordinaria la pintura de Liz Alvarez que acompañada con tu análisis o descripción de las obras que aquí publicas hacen que uno pueda entender mejor su técnica. Tanto ella, en la pintura, como tú, en el análisis de su obra, crean una atmósfera de belleza que simplemente cautiva de manera tal que uno quiere seguir apreciando y leyendo hasta el final.
Te dejo un beso.

mária dijo...

Un paseo delicioso, por el que me he dejado llevar...
Besos

Ana dijo...

Son bellísimas las obras de Liz. Y tu análisis, como siempre, me encanta, invita a nuevas miradas de las obras, nos hace dar cuenta de todo lo que ellas tienen, transmiten. Hay tantas cosas que se nos escapan! Gracias Eva! Te mando un beso enorme!