apreciados visitantes (algunos fieles lectores)

viernes, 7 de septiembre de 2012

IMPONDERABLES Y "LA DESASIDA"



Siempre presentes en la vida, los imponderables. Sirven, según la lógica del contrasentido que rige a la humana existencia, para ponderar. Sopesar para desechar y aquilatar. Lo Imponderable me recuerda un requisito clave en la evolución personal:  talento para el desprendimiento constante o, mejor aún, práctica sistemática del desapego que anula la acción de desasirse asegurando gran antídoto para la frustración, sus penas, rabias y amarguras. 

Lo imprevisible ( a mis casi 50 años de respiración, Lo Previsible)  me comprueba que el  caótico azar es un gen constructor de la vida, me guste o no. Y continúa exigiendo de mi la transformación persistente e incesante que prepara para la Muerte. Dicho de otro modo - o al modo occidental-  otorga un mejor vivir: vida desasida, lejos del sufrimiento. Desprenderse es un derrumbe. Y a la vez es generosidad. Es separarse y desgajarse para permitir la liberación.

Volveré en Octubre para completar el último post correspondiente al Ciclo de Retratos y para retomar la publicación de mi Ejercicio de Ensayo. ¡Me cargan los pendientes!, sin embargo mi existir está construido sobre ellos. Es,  Lo Imponderable.

Por ello, desasirme, es mi misión.




LA DESASIDA
Gabriela Mistral

En el sueño yo no tenía
padre ni madre
 gozos ni duelos
no era mío ni el tesoro
que he de velar hasta el alba
edad ni nombre llevaba
ni mi triunfo ni mi derrota

Donde estuve nada dolía:
estaciones, sol ni lunas
no punzaban ni la sangre
ni el cardenillo del Tiempo
ni los altos silos subían
ni rondaba el hambre los silos.

Y yo decía como ebria:
¡Patria mía, Patria, la Patria!
Pude no volver y he vuelto.

De nuevo hay muro a mi espalda
y he de oír y responder
y, voceando pregones
ser otra vez buhonera.

Pero me iré cualquier día
sin llantos y sin abrazos
barca que parte de noche
sin que la sigan las otras
la ojeen los faroles rojos
ni se la oigan sus costas...

41 comentarios:

Tracy dijo...

Te esperaré en octubre. Me encantó Gabriela Mistral.

Carmen Troncoso dijo...

Soltar y soltar, que difícil eh? te esperaremos impacientes, un abrazo feliz,

Garriga dijo...

nada es tremendo
nada sucede en la vispera
solo que ese gen
lo que desate
la proteína que sintetice
bueno
no se
tufillo extraño
el desapego
es bueno
el aferrarse nos hace mas pesados
materia mas densa
imposibilitados de volar
adios
eva, la espero

Katy dijo...

Me alegro de leerte de nuevo. Entre transformaciones, desprendiemientos, entrega y demás transcurren nuestros días. Y así hay que aceptarlo. Hay que saber desprenderse y ser generosos siempre, al menos así lo siento y así procuro vivir.
Bss

algamarina dijo...

Bella siempre, Gabriela Mistral! Gracias por compartirla...

Esperaré sus pendientes...
Saludos azules desde mis mareas...

Belén R. dijo...

Eva, entiendo que el desprendimiento puntual conlleva la aceptación de las consecuencias posteriores. Si esas consecuencias te positivizan...genial! Has obrado con lucidez. Por el contrario si te negativizan intenta caminar hacia atrás y retomar la otra senda. Todo se resume en la habilidad al elegir tu camino intuyendo qué es lo superfluo y qué es lo imperdible, que no imprescindible, para llegar sano a puerto. Aquí te espero hasta que regreses. Un beso.

Belén R. dijo...

Eva, entiendo que el desprendimiento puntual conlleva la aceptación de las consecuencias posteriores. Si esas consecuencias te positivizan...genial! Has obrado con lucidez. Por el contrario si te negativizan intenta caminar hacia atrás y retomar la otra senda. Todo se resume en la habilidad al elegir tu camino intuyendo qué es lo superfluo y qué es lo imperdible, que no imprescindible, para llegar sano a puerto. Aquí te espero hasta que regreses. Un beso.

Luis de Burg dijo...

para mí el destino, es parte importante del azar, no existe uno sin existir el otro, es como dios y el demonio, como la vida y la muerte, como la noche y le día.... si caminas sólo por azar, te encontrarás con tu destino..... la humanidad se rige por su destino, y el destino quizás sea imponderable, y el azar simplemente imprevisible....

jajajaja me siento hasta filósofo diciendo tantas palabras extrañas a mi vocabulario, plop!!! que tonto...

ese poema que has colocado, me trajo una imagen a la mente, de aquellas personas que viven lejos de su patria y sueñan siempre con volver, un deseo desesperado que los mata poco a poco y con esa angustia de morir en su tierra los hace volver sin medir las consecuencias, son arrinconados a un muro con los ojos vendados recibiendo disparos de parte de un dictador que cree que todo aquel que se alejó es su enemigo, no puedo pensar en otra cosa y eso que lo he leído tres veces.....

Neogéminis dijo...

Cuando nos vayamos, lo único que nos llevaremos será lo importante...eso que no ocupa lugar ni tienen peso.

Un abrazo

Nieves dijo...

Precioso poema el de Gabriela Mistral.

Esperaré tu vuelta. Cuídate!

Besos :)

FJavier dijo...

“Lo inenseñable son los momentos en que la existencia se revela como restituida a si misma sin más fin que volver sobre ella: entonces todas las cosas parecen muy nuevas y muy antiguas a un tiempo; todo es posible y todo es inmediatamente imposible; y no hay para la conciencia más que dos medios: o bien callarse o bien decirlo todo. "
Pierre Klossowski
El baño de Diana (fragmento)


Muchos inconscientes gozan de la inercia que los ocupa desatentos, otros sobreviven sopesando entre ellos y su entorno y algunos, los menos, entregándose con escepticismo a su propia innecesaridad. A veces los imagino en singular, como náufragos vagando por islas plagadas de trincheras silenciosas donde apenas se atisban los innumerables vértices negros de las cabezas agazapadas, como puntas de puntas de icebergs mimetizados con el terreno, desconsolados corazones ocultos de miedo helado. Otras veces los imagino acompañados, como ejércitos de hormigas desocupadas, desasidas, condenadas a meditar sobre el imponderable de su propia esencia, varadas a la boca de su hormiguero. Pero no, no puedo imaginar su desapego: las veo juntas, pensando tal y como laboraban, en perfecta aparente sincronía.

Hasta pronto.

Natàlia Tàrraco dijo...

Amiga Eva, lo imponderable nos hace ponderar, lo imprevisto rompe la rutina y nos pone las pilas, porque fuerza a reaccioner. Lo pendiente lo resolvemos a nuestro ritmo, nunca debería atosigarnos, pero nos metemos en fregados voluntariamente, lo llamaría retos y ganas de comunicar.
Nos vemos en octubre, el poema de Gabriela me deja un regusto a pérdida a viaje sin retorno, ese que todos haremos, en la barca conviene llevar sosiego.
Un refrán: A la muerte todos llegamos vivos.
Te espero ponderadamente tranquila, retratada en un espejo.
Cuídade y quiérete mucho, besito cariñoso.

Felicidad Batista dijo...

Eva, un obligado descanso y los imponderables me han mantenido un tiempo alejada del blog y de los blogs amigos, ahora que regreso leo que retornarás en octubre. Siempre será grata tu vuelta, amiga.
Gracias por dejarnos con un poema de Gabriela Mistral. Poeta admirada desde mi infancia.
Un abrazo grande, Eva

Adriana Alba dijo...

Te esperaremos en octubre con las flores de una alargada primavera, con el color dorado del dìa, y los sueños lùcidos de la noche...te esperamos Eva, a que otra vez nos despiertes con el sonido de tu alma.

Besos y todo lo mejor querida amiga.

RöB Dangal® dijo...

Hola Eva!
la vida es azar puro, muy poco podemos cambiar...
Nos reencontramos en octubre. Feliz descanso bloguero.
Beso grande!


RoB

40añera dijo...

Previsiblemente siempre estaremos por aquí e imprevisiblemente tal vez no tan a menudo como nos guste

Besotes cielo

Del Rosa Al Amarillo dijo...

Eva me alegra volver a leerte. Ya sé que nos encontramos en nuestro mundo de facebook, pero siempre es un placer pasear por tu cala de las ideas y la poesía. También te espero en mis esquinas rosas y amarillas.

Besos amiga.

Rembrandt dijo...

Querida Eva,
los imponderables muchas veces me han abierto puertas que ni siquiera hubiera imaginado y tbn ayudado a cerrar otras de las cuáles costaba desprenderme.

Que bella es Gabriela Mistral, un placer leerla siempre.

Besos amiga mía y espero tu regreso en octubre, cuidate, si?
REM

Ana dijo...

Querida amiga:
Los imponderables, siempre presentes, sí. Y proyectamos una cosa y sale otra, desvíos en el camino, paradas obligadas... Y ahí vamos, preparándonos para hacerle frente a lo inesperado. Será la sal de la vida?

Como dice la canción:
"El azar nos permite cambiar
nuestro incierto destino.
El temor que nos puede vencer
sin mirar más allá.
Yo creo que al final,
nunca sé dónde voy,
pero sigo un camino.
Algo ocurrirá, tengo la sensación,
una carta marcada,
un buen signo del sol."

Vaya nomás con los imponderables que tocan hoy a tu puerta. Por esta ventanita estaremos esperando tu regreso con aires renovados.

Un beso enorme, Eva!

pd: espero que ningún imprevisto me impida actualizar mis lecturas de tu riquísimo blog...

MAR dijo...

Con los brazos abiertos, te estaré esperando.
Besos para ti bella y que tu respirar sea eternamente dulce.
mar

soylauraO dijo...

Desasida sí, pero no deshecha, eso nunca. Recargue energía, baraje y dé nuevamente. Excelente poder decir hasta acá llego, descanso y vuelvo.Sra trasandina de aquel lado, haga ud un buen descanso.ABRAZOS.
http://enfugayremolino.blogspot.com.ar

soylauraO dijo...

SOMOS PALABRA, no sé si somos palabra, sí somos un hueco que se recrea, un espacio con energía en contacto aunque parezca vacío. Palabra es la interpretación que, tal vez, queremos imponer desde nuestro inconsciente, obligados por la cultura. Prefiero el silencio emotivo, el suspiro inexplicable, la mirada intensa. Si palabra es todo eso, entonces, lo somos, de lo contrario es una etiqueta.
http://enfugayremolino.blogspot.com.ar

Sara O. Durán dijo...

Me encanta Gabriela Mistral, mucho tu manera intensa de escribir y tu precioso blog. Vine a darte un abrazo, porque hace mucho tiempo que no te veo y hoy pensé en ti.

La Abela dijo...

Hola Eva, espero hasta Octubre, estoy todavía a medio tomar el carro de la actividad, aun me quedan unos cuantos días que dedico cada año a conocer un nuevo país, así que no estoy funcionando al cien por cien con los amigos. Genial Gabriela Mistral.
Besos amiga

Bardo dijo...

Hola Eva,de vuelta al maná de tu saber para ilustrarme un poquito, eres algo así como el faro de Alejandría en mi pantalla lumínica.

El sueño como trampolín a la liberación creadora, y a la vez armazón liviano donde no se admite frivolidades mundanas, que a la postre dañán.

Bardo o el Otro.

maria candel dijo...

Me encantó la poesía de la Desasida de Gabriela Mistral, no la conocía.
Eva que tengas un feliz descanso y te esperamos para seguir disfrutando de tus lecturas.

Un abrazo

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

SE debe vivir desasido, para que la partida no sea lagrimeo, ni dolor. Cierto, los pendientes son los que le dan razón a la vida. Un abrazo. Carlos,

MAR dijo...

Con respecto al poema y al post...
La muerte no perdona porque no pregunta ...sólo te lleva, el cuerpo queda y el alma vuela.
Los apegos luchan con la libertad, la jaula somos nosotros que por ...no nos permitimos volar.
YO HOY VUELO A CIELO ABIERTO...A VECES VIVA Y OTRAS MEDIO MUERTA...PERO VUELO.
Un abrazo grandeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee.
mar

1600 Producciones dijo...

Hermoso regreso a un lugar de mis favoritos... Hermosa por profunda Gabriela.

Saludo y beso.

Lady_Celeste dijo...

!!Hola,Eva!!

Q bueno es volver al ciberespacio y encontrar tan hermoso texto.

Es complicado desasirnos de algun imprevisible sufrimiento cuando nos toca.Espero tu vuelta con muchas ganas.Besitos a millones,eva.

mateosantamarta dijo...

Tu texto es una lección vital, pero tan difícil que yo, a mis 58 años, no he aprendido. No sé si lo lograré: tendré que ir al budismo y el yoga...Hacía tiempo que no venía...tiempo: nos encadena ¿cómo desasirnos? Espero que vuelvas y que sigas visitándome. Un abrazo fuerte, amiga.

La Perfida Canalla dijo...

Muy interesante...
Por cierto soy Pérfida
Un saludo coleguita

Noris Marcia dijo...

Bello texto, Eva, de brazo con la poesia de Mistral. Un gusto leerte.
Un abrazo,

Lady_Celeste dijo...

!!Hola,Eva!!

Vengo a saludarte y dejarte muchos besitos.Espero q estés pronto por aui.Muchísimos besitos.

Leni dijo...

Es tan difícil desasirse de un salva vidas...

Besos

Ambrosía ignota dijo...

EVa

De ti no me extraña esta delicadeza, relato y verso, confabulan y estoy aquí en luna llena leyéndote.

besos

La Abela dijo...

Bueno amiga, Octubre ya pasó ¿será que tus imponderables han sido imprevisibles?. Te esperamos. Un beso

Nómada planetario dijo...

Llegó noviembre y acá estamos a la espera. Supongo que serán los imponderables.
Saludos.

Rud dijo...

Hola, Eva
Lo imponderable siempre ha sido algo de valor tan grande, que excede toda ponderación; esto es: inestimable, extraordinario.
Lo imprevisible suena a casual, inesperado, impensado, inadvertido, insospechado que es l aquello que le da sal a la vida.
Desasirse: desvincularse, desatarse, desvincularse, desprenderse.
Mmm me gusta lo que has escrito, he estado anotando mis pensamientos.
Gabriela Mistral escribía poemas hermosos
Feliz fin de semana

Myriam dijo...

Eso es lo lindo de esta época: cambiar de piel, regenerarse, liberarse de ataduras y hasta ponerse el mundo por montera...

Bienvenida al club, Eva.

Besos
y gracias por este poema de GM.

Implantes Dentales dijo...

que buen espacio, saludos.