apreciados visitantes (algunos fieles lectores)

domingo, 30 de enero de 2011

Tita, mi propio Cuerpo Muerto.

Mis bisabuelos, José Felix y Dolores aportaron a esta tierra con  la no despreciable suma de dieciocho seres humanos,  nueve hombres y nueve mujeres,  mis ancestros. Una de esas hijas, Marta Elisa,  en estrecha colaboracíón con José de la Rosa -mis abuelos paternos- permitieron la llegada a este mundo de la Tita, hermana de mi padre. Y casi al unísono de mis dos últimos posts referidos como ya sabemos a insignes cadáveres de la historia del arte, Tita muere. Por ello digo se trata de mi propio Cuerpo Muerto. Ni Holbein ni Mantegna, ni Rembrandt ni Caracci ni David, convirtieron su cadáver en Obra. La Tita dejó su Obra en mi. Y su Obra es el Amor que me dio, leal y permanente, desde el día en que nací. Me amó tal cual soy sin haberme pedido nunca que cambiase, sin jamás reclamarme nada a cambio. Tantos excelentes momentos compartidos, risas y canto. Tantas e íntimas y cómplices conversaciones donde estuvieron presentes sus penas y las mías, también nuestras alegrías y esperanzas. Su confianza absoluta e irrenunciable en mis talentos literarios y todo lo entrañable que no cabe en las palabras.

No es la primera muerte que se agrega a mi vida, le han precedido según la lógica de la naturaleza el Tata Pepe y la Pitita, la Abú y mi Tata Humberto y Raúl y Marina y Alvaro y Diana quienes ajenos a dichas reglas murieron cuando se les dio la gana, o sea según nuestros cálculos terrenales, antes de tiempo. Y tampoco ha sido el primer cadáver del cual soy testigo; sin embargo, la Obra de la Tita en mi, incluía ser el primer cuerpo muerto al cual abrazo, acaricio y beso largamente. Incliné la cabeza sobre su regazo y sollocé no de tristeza ni de sufrimiento si no por pura emoción del alma porque en ese instante sentí de golpe e intensamente todo el Amor que me brindó y que continua entregándome. Mi existencia completa pareció desfilar en ráfagas como si yo misma estuviese muriendo y una paz maravillosa me secó el llanto.

Su Obra incorporó su propia muerte para que yo constatase como en mi ni un ápice de miedo ni de rechazo ni de rebelión, ni una gota de negatividad pervive ante lo perecedero de la carne. Y en este nuevo ciclo que recién inicio donde he vivido la muerte de una relación de pareja, la muerte de una forma de vivir, donde he abandonado el que fue mi departamento y he guardado mis escasas pertenencias, la Tita viene a recalcarme que morir es portentoso pues nos da la libertad de renacer más grandes. Que la muerte no trae más muerte si no todo lo contrario. Y me recuerda lo que todos y todas ya sabemos y que de tanto saber olvidamos a diario: el Amor es el único legado. 

Cuando observo entonces lo que está sucediendo en mi vida tengo la certeza que no se trata de meras coincidencias: a las muertes mías a las que aludo, la partida física de la Tita, mis textos sobre los Cristos Muertos y otros cadáveres pintados por célebres Maestros, se añade mi nuevo trabajo: cuidar, acompañar y dar amor a dos ancianos. Siento un bienestar interior que intuyo en algo, aunque sea un poco, se parece al morir.


Abajo de esta Entrada encontrarán un reproductor con la canción "Vanidad", tema que la Tita interpretaba... para ti, Amada Tita, este bolero que tantas veces cantaste junto al piano de Alejandro - mi padre - subida en tus tacos agujas, con tú vozarrón y tú estampa formidables. ¡Tú versión claro está, es insuperable!

51 comentarios:

isla dijo...

Un gran abrazo Eva, y un respeto a tu tía Tita (afortunadas ambas..)
que gran verdad dices... "el amor es el único legado.."

besos
isla

emejota dijo...

Mientras escucho la preciosa canción escribo este comentario. No te puedes imaginar hasta que punto te entiendo y te puedo sentir. Solo que no he tenido la fortuna de tener ninguna Tita, ni abuela, ni "casi na", pero el amor se transmite por los más diversos canales. Un muy fuerte abrazo.

Natàlia Tàrraco dijo...

Me estremece esta evocación de la muerte que antes has mostrado desnuda en pinturas de pincel, ahora la señalas con palabras que son emociones íntimas.
La muerte nos pertenece desde que nacimos, pero entre tanto, vivimos !vivimos!.
Cuando ella, la muerte me visite yo ya no estaré ¿para qué temerla? decía Epicuro.
La muerte nos lleva a los muertos que son sangre nuestra, amistades, familia, sensaciones...en ellos reflejamos un espejo de lo que seremos, muertos para los que vengan. No lloremos, nos dieron recuerdos e instantes, fotografías parlantes y sombras como vivas. Pero, Eva, ellos y ellas que no vuelven más que en sueños del recuerdo, nos dirían; pisa la vida, esprímela, bébetela y cómetela, es el único festín que tenemos, !ave carpe diem!

Esta entrada te ha salido entrañablemente íntima y se agradece lo que me ofreces cual rosa con gota de rocio, a punto de marchitarse, como todo, y sin embargo bella y viva.
Besitooo.

MAJECARMU dijo...

Eva,mientras oigo la canción de Vanidad,escribo.
Recuerdo en mi comentario a los Cristos muertos de tus anteriores posts,donde intuía esa evolución interior,la transcendencia que la muerte a todos nos inspira.La limitación,la paz y el comienzo de otra vida...Ahora veo en ti,esa otra vida,después de morir con tu querida Tita...Todo sigue fluyendo y tu fluyes recordándola,porque está en ti alentándote y dejando su esencia.
Mi querida amiga,todos somos uno,todos morimos y resucitamos con los seres queridos.También yo,después de la muerte de mi madre,tuve que nacer a la fé y a la esperanza del día a día.
Te dejo mi gratitud por compartir y mi abrazo grande siempre.
M.Jesús

apm dijo...

Hermoso bolero, si señora... sigue sonando mientras te escribo, Eva. La verdad, es envolvente esta entrada tuya, totalmente envolvente porque, desmitificas la muerte con el amor, con el renacer... y es hermoso así, fuera de esa negritud que asociamos a la muerte. Realmente a veces, se tiene que morir para renacer de nuevo, con más ansias si cabe, como el fenómeno del ave Fenix...
Más aún de acuerdo realmente con eso, con ese tipo de morir para renacer, te diré que yo pienso que la muerte, la de los seres queridos, la de tu Tita o mi abuela o mi amigo Manolo, en verdad es un marchar a otro lugar, o nivel, o como se quiera llamar o entender, y creo que todos esos muertos, -seres a los que hemos amado y amamos-, están ahí, más cerca de nosotros de lo que creemos, no los veremos, pero están ahí, viviendo de otra forma, en otra dimensión, y de alguna manera entre nosotros... hay quien incluso puede verlos, ya ves.
Me ha encantao esa máxima de que el Amor es el único legado... así es.

Un besote

Dayana dijo...

Maravilloso y emotivo homenaje a tu tia Tita querida.

Un gran abrazo

Laura Uve dijo...

Eva, me ha emocionado tu escrito, desprende un afecto cálido y exclusivo que enternece. Yo sentí algo parecido cuando murió mi padre, al que acompañé los días anteriores a su muerte y cuando murió estábamos mi madre a un lado de la cama y yo al otro porque murió en casa.
Estas personas queridas viven en nosotras, totalmente de acuerdo.

Un abrazo sin bolero (no lo veooo).

mateosantamarta dijo...

Una entrada impresionante y conmovedora. Un abrazo.

Arte Marga Grigera dijo...

y luego de unos días una se pregunta.. qué estará haciendo, dónde? de qué forma? nos llevan las fantasías queriendo llenar el inevitable vacío... y llega con el tiempo el recuerdo que hace la devoción por alguien... un abrazo

Esmeralda Torres dijo...

Eva, nunca olvidamos a los que nos han dado tanto amor, recibe un abrazo, me conmueve mucho leerte, soy muy llorona...pero al mismo tiempo siento la fortaleza y sabiduría que hay en cada una de tus palabras.
Besos

Katy dijo...

Nuestro andar de peregrinos por este mundo nos acerca un poco más cada día a ese final.
La separación es lo que duele cuando vemos partir a los nuestros, que sin duda vivirán, porque muertos para mi son los que tienen el alma muerta aunque vivan todavía.
La vida es un ilusión y la muerte una realidad. Y como bien dices lo o único que permanece es lo que hemos amado.
La huella del amor que dejamos en los demás una vez que ya no estamos, como la que ha dejado en ti esta tía es la que hace que permanezcan vivos en nuestro recuerdo.
Un beso Eva

PACO HIDALGO dijo...

Los cuerpos mueren, las almas no se se sabe, pero el recuerdo y el cariño después de la vida física, ¿no es otra manera de pervivir? Tu recuerdo y tu cariño la hacen perdurable, intemporal, eterna. Besos, Eva, en estos espinosos momentos, y siempre, siempre.

Adriana Alba dijo...

Los duelos sueles procesarse de diferentes formas, según la persona, pero siempre dejan vacíos, agujeros, espacios emocionales, que tu has descripto de forma auténtica y particular.

Te dejo un abrazo inmenso querida Eva!

FJavier dijo...

A veces la vida cabe en un bolero y estas confidencias que nos haces lo atestiguan tocando el corazón con la sutil fuerza de su música.

Trece mil millones de años tiene la materia con la que están formados nuestros sentimientos, la misma que el universo que somos. En el vértigo de tal mirada la muerte acaso sea la única conciencia inteligente y por eso nos cante al oído como las estrellas que nos iluminan, desde años luz de distancia, para arrancarnos el miedo al adiós con el último consuelo innecesario en un bolero.

Un cariñoso abrazo.

Ferchuline dijo...

Que lindo homenaje Eva, y merecido! se nota que te ha llenado el alma y la vida ese maravilloso ser.
Gracias por dejarnos conocer un poquito de ella, y de ella en vos..porque sin duda sos un reflejo también de todo lo lindo y de ese amor tan genuino que te ha dado.

La canción me gustó mucho!

Besitos.

MAITE RUBERT dijo...

Eva: ¡Cuántas cosas !hermosas y terribles nos has contado en un momento.La vida te da, la vida te quita.Yo intuia que no estabas pasando por un buén momento. Pero, no sabía hasta qué punto.
Espero que,tu nueva vida,te recompense por los malos ratos y tu Tita siga a tu lado para darte calor.

Taty Cascada dijo...

Ahora entiendo tus entradas anteriores, fuiste como en una escalera, peldaño a peldaño preparando la llegada...Montaigné señaló " No morimos porque estemos enfermos sino porque estamos vivos". La muerte la tenemos a nuestro lado siempre, a la misma distancia. La olemos, la sentimos, sin querer darnos cuenta, está, siempre está...La partida de Tita y otras muertes del corazón, han dejado dolor; pero también te han fortalecido, te han revitalizado.
Un beso.

Liz dijo...

Hermoso Eva! todos quisieramos que frente a nuestra muerte alguien muy querido piense como vos.A mi me ha pasado y no me desespera la muerte porque creo que con ella renaceremos en otra vida o quizás en los que nos recuerdan como vos. Cariños.Liz

Damián Neri dijo...

El amor es algo tan grande que deja una huella que perdura en nuestra memoria. Sobre todo si fue alguien tan querida como Tita.

La muerte siempre rondará la vida pues es el fin de la misma. Mientras tanto hay que amar porque, como tú bien dices, el Amor es el único legado (Amor con mayúscula, aunque la RAE nos reproche).

Saludos, Eva.

maruja dijo...

Querida Eva, cuanto te envidio. Mi corta familia no me ha permitido que nadie me quisiese como a ti. Todo mi cariño por ese precioso recuerdo.

Volarela dijo...

Tu texto me ha emocionado.
Siento tu pérdida y admiro la gran fortaleza que tienes.
Un muy fuerte abrazo.
Maite

Soledad dijo...

Querida Eva, no puedo silenciarme en estos momentos, solo intentar agradecer tus palabras para mi Madre.Tengo la certeza que te amo mucho,como eres,con las debilidades propias del ser humano y con las virtudes que tienes. Tita sabía de ellas. Tendremos que hacer una sesión de recuerdos junto a Rorro y Tuca para invitarla una vez más a disfrutar de su hermosa voz. Gracias Prima

María Jesús Vicuña dijo...

Gracias por compartir esos sentimientos a los que me sumo.
Un abrazo,
M. Jesús

Martuca dijo...

HOLA MI QUERIDA PRIMA LINDA, TE ESCRIBO PARA DECIRTE LO
HERMOSO QUE ME PARECIO LO QUE ESCRIBISTE PARA LA TITOCA, SIN DUDA ME INTERPRETAS EN ALGUNAS COSAS QUE COMENTAS, COMO EL AMOR DE LA TITOCA
POR NOSOTROS. YO TAMBIEN EN MI VIDA TUVE OCASION DE COMPARTIR CON
ELLA, ESPECIALMENTE EN LA ULTIMA ETAPA DE VIDA DE MI MADRE, AHI
COMPARTIMOS MUCHO CON LA TITA Y FUE TAN BUENO COMO NO IMAGINAS, CREO
QUE DESDE UN TIEMPO ANTERIOR NOSOTRAS AFIANZAMOS NUESTROS LAZOS Y SENTIMIENTOS, EL ULTIMO TIEMPO ELLA COMPARTIO CONMIGO SUS TEMORES FRENTE A LA MUERTE Y OTRAS INQUIETUDES QUE ELLA TENIA. BUENO PRIMITA QUERIDA CREO QUE ME ALARGUE MUCHO, PERO TU ME INSPIRASTE. UN ABRAZO GRANDOTE PARA TI, TE
QUIERO MUCHO, MARTUCA

San dijo...

Gracias Eva por tu visita y por tus palabras. ¿Sabes yo tenia una tita así,parecida en sentimientos, al morir me dejo como recuerdo unos pendientes que cuando me los pongo y lo hago a menudo es como si estuviese cerca muy cerca de mi.
Precioso espacio el que has creado, te visitaré.
Un fuerte abrazo.

Marina dijo...

Buen post, entrañable, sentido, pero real y certero.
Un abrazo con sentimiento

Marisa dijo...

El poder de la muerte tiene un "Talón de Aquiles": jamás podrá llevarse el recuerdo, el amor, las enseñanzas y las palabras que nos dejaron los que se fueron. Palabras tan emocionantes y emocionadas como las que tú nos dejas en esta entrada.
Bellísimo, Eva, Tita estará entonando "Vanidad" al son de las notas de un piano allá donde esté, y tú la oirás siempre. En eso somos vencedores de la propia muerte.

Un cálido abrazo.

Gustavo Figueroa V. dijo...

Estimada Eva:

Esta entrada, que se me antoja como un colofón a tus anteriores entradas relacionadas con el tema de la muerte, tiene un aire de "realismo mágico" que me remite de alguna manera a Isabel Allende y más concretamente a su libro "La casa de los espiritus". La muerte es el tema recurrente de la historia de la humanidad y ha estado presente de múltiples maneras en la historia misma del arte; tus magnificas entradas anteriores, con un tratamiento exquisito de tus apuntes, desde el punto de vista lenguaje y arte, son una muestra de esa relación vida - muerte, en donde la vida la encarna el ser humano con su cotidianidad, sus miedos y sus odios y también su amor por lo que ama. La muerte, se me antoja, nos es más que el escapismo a lo rutinario, a lo que ya no tiene posibilidad de trascendencia. La muerte ha sido presentada históricamente de múltiples maneras, interpretada científicamente o caprichosamente. Pero la muerte es una realidad concreta y la mayoría de nosotros no tenemos el suficiente brillo como para que algún artista perpetué nuestro cuerpo inerte, rígido, sin ese hálito de vida que le hiciera sabio o ignorante, culto o blasfemo, tirano o una fuente de amor.
Estoy de acuerdo contigo Eva en eso de que el amor es el único legado...sin el amor estamos vacíos, muertos en vida.
Eva...siento tu trascendencia y cada vez eres más hermosa!!!
Te abrazo y te beso.

Ofelia dijo...

Bellísimas palabras para un Ser bello.
Un gran abrazo***

mojadopapel dijo...

Sentimos dolor por la ausencia y por la emoción que va unida al recuerdo, porque ellos nunca se irán de nosotros.Besos.

Dilman dijo...

Eva mis sentimientos de solidaridad para con tus parientes y solo quisiera darte un abrazo largo, nada más.
No pude escuchar la canción pero la buscaré en la red.

El Drac dijo...

A mí me llegó el momento que relatas, hasta hace poco, muy poco antes que mi padre muriera; desde muchcacho pocas veces estuve de acuerdo con sus cosas, pero llegó el momento, la madurez y caí en cuenta que soy lo que soy en gran aparte gracias a él; que hasta sus equivocaciones las cometió tratando de hacernos un bien. En fin, sólo quería decirte que me aúno a tu cariño entrañable, a tu cálido homenaje.

BEATRIZ dijo...

Hola Eva,
Al leerte alcanzo la plena significación de la repuesta que diera ´Virginia Woolf en la película de LAS HORAS, a la pregunta de ¿porqué alguien debe morir? -Alguien debe morir para que los demás aprecien la vida por contraste- la experiencia del contraste de cuidar a un anciano es un inimaginable modo de apreciar a la humanidad, es ver de cerca.
Gran relación entre tú y tu tita.

Saludos grandes.

mária dijo...

Qué suerte haber podido disfrutar de todo el amor y lo que te transmitió tu Tita.
Hermosas palabras que llegan al corazón.
Un abrazo inmenso.

Teresa dijo...

Has tenido mucha suerte Eva te tener una Tita en tu vida. Nunca se ira porque le has dado ya, un hueco en tu corazón, siempre estará contigo.

Un beso con pena...

Desilusionista dijo...

Ufff.

No sé si hay algo después o no, pero tal y como lo cuentas casi dan ganas de morirse.

Es una suerte saber que hay gente que hace "su obra en ti".


¡Un saludo desde la península!

Veronica dijo...

Sólo quiero decir que soy una afortunada por haber tenido el placer de conocer a Tita y compartir con ella. Desde el primer momento siento que me quiso y aceptó como parte de su familia.
Ciertamente su legado es el Amor.
Tita, desde acá un abrazo apretado.
Gracias,

Verónica

Luján Fraix dijo...

GRACIAS POR COMENTAR EN MI BLOG, ERES MUY GENEROSA.
ME GUSTA LA ENTRADA SOBRE TU FAMILIA, ME HACES ACORDAR A MÍ QUE ESCRIBÍ UNA NOVELA SOBRE TODAS LAS GENERACIONES, DESDE MIS TATARABUELOS HASTA LA ACTUALIDAD.
PARA MI FUERON SERES QUE MARCARON MI VIDA, LOS RECUERDO, Y TRATO DE HONRAR SU MEMORIA.
ME QUEDO EN TU BLOG
BESITOS
LUJAN

LA NOVIA dijo...

Que bello homenaje de amor Eva!!!!

Yo también tengo una amada Tita, pero en mi caso es mi madre...

Llegué aquí desde los ojosnegros y me encantó...

Beso

Fibonacci dijo...

Bonita página...me ha encantado la manera tuya de escribir...mis felicitaciones...un saludo

Medea dijo...

Preciosos recuerdos para ti de tu tita acompañados de este emotivo bolero. La muerte, ese paso que viene con nosotros de serie. Hay que saber vivir para saber morir.
No temo a la muerte, cuando pienso en ella (y a veces pienso)solo me preocupa el dolor que puede causarles a los que me quieren mi ausencia, conforme a ello vivo queriéndoles transmitir que es el final del ciclo de la vida tal como la conocemos, algo tan natural como el nacer.
Me ha gustado mucho tu blog al cual llego por casualidad. Un beso.

Elena Lechuga dijo...

sintiendo tu pérdida, disfruto tus ganancias así rodeada haciéndote quien eres.
felicidades por ello.
un afectuoso saludo

Gara dijo...

Un bello homenaje a tu Tita.

Un placer pasar por tu espacio.

Un saludo

G a b y* dijo...

Hola Eva, mi agradecimiento por tu saludo y un gusto conocerte a tí también. En realidad, he quedado fascinada con todo cuanto conforma tu lugarcito de calas -flor bella y a la que le veo modestia y orgullo a la vez. Pinturas, frases, un mundo donde vale la pena recalar, quedarse... hoy, al compás de este bolero que tanto te moviliza. Soy una convencida de que aquellos que se nos van, no lo hacen en realidad, perduran en nosotros, la fuerza de nuestro afecto les da una constante presencia.
Justamente hoy, recordando a un amigo que se fue hace poquito, le dediqué esta frase: "Vivir en los corazones que dejamos tras nosotros, eso es no morir". Aquí le tengo! ♥
Te dejo un besito al vuelo!
Gaby*

Ojosnegros dijo...

Tita se llevó mucho amor, seguro, eso es lo importante.
Eres una buena persona, lo transmites, esos ancianos pensarán que eres un ángel cuando se vayan.

Muy agradecida por tu comentario tan cálido en mi blog.
Un abrazo.

Norma dijo...

Eva, cálida historia de vida. Pienso qsue la muerte es, simplemente, un paso más en la vida de una persona. Vamos hacia otras esferas, y, perfecta.
Besosssssssssssssssssssssss

lidia dijo...

hola Eva, magnifico! quien haya sido Tita, estaría mas que orgullosa,de semehante reconocimiento!
gracias, compañera, por comentar,por estar,por compartir arte
un inmenso abrazo besos
lidia-la escriba


si se dificulta la entrada a mi blog
el camino seguro es http://www.deloquenosehabla.blogspot.com

La viajera mas lenta. Madrid Paper Art dijo...

Que bellas palabras recordando a tu tía, cuanto amor y cariño vivido!.

Y dices bien, a veces una siente que todo se derrumba bajo los pies, y no hay nada donde sujetarse...pero todo ello conduce a un nuevo renacer con mas profundidad y serenidad, como tus palabras.

Un beso muy, muy grande preciosa para ti y tu querida tía que va contigo.

Levantate y Anda dijo...

Tienes una sorpresa en mi blog.Saludos

Marianí dijo...

Mi querida Eva... ¡qué entrañable eres!... ¡qué hermoso legado de Amor y de Sabiduría nos entregas en ésta entrada!... hace dos semanas yo también perdí a 'mi Tita' Adelaida y siento que en el homenaje a tu querida Tita incluyes también a mi Tita, todo lo que quisiera decirle lo expresas tú tan bién, todas las dudas que puediera tener alrededor de la muerte, me las has aclarado tan bién...

¡Qué extraordinario ser humano eres Eva!... ¡Gracias!


Un fuerte abrazo

Rembrandt dijo...

Querida Eva, en 2003 murieron mis padres, en febrero y mayo respectivamente.
La tristeza fue tan enorme en especial la pérdida de mi madre que casi me sorprendió ya que no había señales de que esto pudiera ocurrir, pero es evidente que el gran amor que habían sentido el uno por el otro no le permitió seguir "sola".
Por eso mientras te leía podía comprender cada una de tus palabras, no obstante el tiempo me ha enseñado que quienes amamos nunca nos dejan del todo, siento que ellos siempre están conmigo, que nunca me abandonaron y eso me da mucha paz.

Muy bello post amiga mía, un gran placer leerte siempre.

Besos y abrazo fuerte.
REM