apreciados visitantes (algunos fieles lectores)

miércoles, 13 de octubre de 2010

Diga 33... no caiga en el engaño.

No sé de a donde vendrá esta pequeña frase  ampliamente divulgada en Chile: "diga treinta y tres", refiriéndose a lo que un mítico galeno solicita a su paciente para ver si pulmones y bronqueos funcionan como corresponde.  Es un lugar común  la imagen del torso desnudo del paciente y la del doctor  aplicando el estetoscopio en la espalda del enfermo repitiendo "diga 33". El número en cuestión, a partir del momento en que el derrumbe de la mina San José dejó sepultados, precisamente, a 33 trabajadores mineros, ha adquirido un mega cariz que ha traspasado idiomas y fronteras.  Comprendo y comparto que el haber sacado con vida a estos hombres sea una alegría para todos, sobre todo en esta humanidad donde cunde la muerte y donde los noticieros llaman continuamente a la impotencia y a la desesperanza. Admiro el ejemplo que estas personas han dado en cuanto a su resistencia mental, emocional y física así como la lección de compañerismo y organización colectiva que han mostrado en este tiempo bajo la tierra.  Espero que se mantengan firmes en el mensaje que enviaron desde la oscuridad  y que es lo único cuerdo que he escuchado hasta ahora: "somos mineros, no somos ni divas ni estrellas de rock". 


Lamento con este post quitarles a muchos la ilusión de estar ante una nación que en el poto del mundo funciona de manera tan eficaz, virtuosa y altruista, excelente propaganda para la imagen-país, pero bajo ningún punto de vista una realidad nacional. 


Estos ya famosos 33 se supone representan a los mineros de Chile. Yo, tras todo lo ocurrido, me atrevo a aseverar como chilena que soy, que no los representan para nada. Si hubiesen muerto en el silencio o hubiesen sobrevivido algunos días a duras penas en la oscuridad y en el desamparo, si sus estertores hubiesen sido finalmente deglutidos por las entrañas de la tierra, si nunca nada hubiésemos sabido de ellos, si las familias hubiesen enfrentado esta tragedia en soledad sin  haber obtenido ni media línea en la prensa escrita y mucho menos alguna mención televisiva, si hubiesen llorado anónimamente sus pérdidas, si hubiesen sido tramitados por la burocracia estatal sin compensación alguna y, finalmente, desterrados  al olvido también en el anonimato, entonces sí podríamos asegurar que reflejan no sólo la situación de los mineros en su conjunto si no también la de todos/as los trabajadores/as y profesionales en las más diversas áreas, que soportan a diario condiciones laborales inhumanas, excesivas e injustas. Porque esta situación límite no es la única situación límite que existe (estamos repletos de situaciones límites cotidianas que no son noticia) es la más límite en tanto es la muerte la que ronda y ronda por la negligencia de los dueños de esta mina y ronda ante la vista de la ciudadanía lo que impide hacer la "vista gorda" como se hace sistemáticamente frente a innumerables abusos, malos tratos y prácticas corruptas. Si esto no fuera así no hubiese sucedido esta desgracia. Pero esto ha sido extremado, extremadamente evidente, extremadamente visible. Demasiado como para resistirse a sacar provecho. Demasiado como para no transformarlo en producto de exportación.


Lo que históricamente ha sido el destino minero en nuestra patria está en el polo opuesto del trato privilegiado que se le ha dado a estas 33 personas que no son héroes si no víctimas. Con ello no quiero decir que no sea lo apropiado la atención y los cuidados que se les ha brindado, digo que aquello está en la antípoda de la conducta gubernamental y social que se ha sostenido continuamente ante el oficio minero y ante los asuntos laborales en general. Al parecer hay que estar muriéndose colectivamente y ante la inevitable mirada del planeta para acceder a un trato honorable. Ha sido tanta y tan desmedida la publicidad épica que se ha realizado en torno al suceso, que, finalmente se olvida la homicida y denigrante condición en la que estaban trabajando estos mineros, y en la que ahora mismo continúan trabajando mucho más que 33 personas a lo largo y ancho de este país. Convertirlos en héroes sirve para enterrar bajo la tierra la realidad de víctimas de un sistema que sí representa a una mayoría en Chile.


La eficiencia tecnológica y política con la que se ha abordado esta contingencia, eficacia que, es cierto, ha salvado las vidas de estos hombres,  pero que además y sobre todo es un capital electoral para el actual gobierno, ha pemitido que haya caído un  manto de mutismo en torno a lo importante.  Lo importante es que existan a la brevedad cambios profundos en el trato y en las medidas de seguridad que los empresarios mineros dispongan para sus faenas, lo importante es que los miles  - no los 33 -  los miles que han entregado, entregan y entregarán su vida a las minas de nuestro país, extrayendo el llamado sueldo de Chile, trabajen en las condiciones adecuadas que impidan, entre otras situaciones, ser aplastados por la tierra. Lo importante es que los dueños del capital  tomen conciencia de su deber y responsabilidad ante  sus trabajadores, lo importante es que se les sancione con el rigor correspondiente si hacen caso omiso del respeto que han de tener para con sus empleados, lo importante es que asuman que no es correcto enriquecerse con el lema del "todo vale", que no pueden llenarse los bolsillos infringiendo normativas legales y éticas, que no tienen el derecho de acumular riquezas poniendo en riesgo la salud y la vida de sus trabajadores. Lo importante es que el Estado regule y fiscalice como corresponde sin hacerse cómplice. Ese debiese ser el debate, la conversación privada y pública y no el llanto de tal o cual, no las imagenes de los mineros haciendo tal o cual cosa en las profundidades, no la morbosidad farandulera, no las invitaciones a estelares de la televisón, no los medios que como hordas se avalanchan encima, no el dinero ni los beneficios diversos que ahora se ofrecen a destajo. Lo que estos 33 mineros representan es la victimización de los trabajadores bajo la codicia y el egoísmo de los empresarios. Ese es el tema.

La muerte, la invisibilidad y la orfandad con la que durante siglos el oficio minero se ha ejercido, irrumpe con fuerza ante el alma de quienes no caen ni en las argucias ni en las manipulaciones políticas ni en el engaño mediático.  A partir del Siglo XVI y en manos de los conquistadores españoles comienza la historia de la minería en Chile mediante la explotación de los lavaderos de oro, luego vendrán la plata y el cobre. Desde allì comienza a gestarse el enriquecimiento de unos pocos basado en el arduo y esclavizante trabajo de unos muchos. Posteriormente vendrá la "gloria" del salitre que, a parte de llenarle los bolsillos, nuevamente a unos cuantos, nos trajo como regalo una guerra que tiene secuelas hasta el día de hoy con nuestros hermanos peruanos y bolivianos.  


¿Cuando había habido tanta preocupación por la alimentación saludable y equilibrada de un puñado de chilenos si la mayoría vive con un sueldo mínimo que alcanza para tallarines, papas y arroz y para la mitad del mes?, ¿cuando tanta tecnología de punta al servicio de unos obreros?, ¿cuando tanta preocupación por la salud de las personas si los consultorios no dan a basto, si  la posibilidad de acceder a un especialista puede demorar meses y también años, cuando tanta atención a la salud mental y emocional de unos trabajadores, si  éste no es un tema que esté en la agenda pública y para atenderse con un psicólogo sólo existe un requisito: dinero?. Se me retuercen los intestinos al pensar que a lo mejor habrán algunos o muchos que en estos momentos se recriminan por haber salido ilesos del derrumbe. La desgracia se transforma finalmente en un golpe de suerte. Los 33 se han sacado la lotería, un premio mayor que les cambiará la calidad de vida y abrirá sus expectativas impensadamente. Ni con el trabajo de toda una existencia, un minero chileno podría aspirar a lo que estos 33 afortunados accederán de ahora en adelante. Se me retuercen también sabiendo que los estrujarán a más no poder sacándoles sus vivencias para venderlas al mejor postor, se me retuercen porque los homologo a esas pobres creaturas encandiladas por la fama y los honores, después de haber salido de un reality show.  Ruego al Altísimo para que estos 33 mineros no olviden quienes son ni porqué llegaron a vivir esta dura experiencia, ruego para que no caigan en la trampa, ruego para que los responsables directos de este drama no salgan libres de "polvo y paja" y ruego para que se legisle y se tomen las imprescindibles medidas que se requieren urgentemente. Ojalá, terminado el espectáculo, algo cambie.


Por favor diga 33 y  no escuche necias algarabías diseñadas para el ego del gobierno y para el negocio de los medios masivos, diga 33 y escuche la enfermedad de los pulmones y bronqueos de Chile.


PD: Tras el terremoto y maremoto de febrero aún existen miles de personas que en solitario sufren por lo perdido y esperan las ayudas gubernamentales prometidas. Ya no son noticia. Los desplazados de Chaitén debido a la erupción del volcán permanecen luego de años en situaciones muy complejas. Ya no son noticia. Nuestros pueblos originarios esperan desde hace siglos, los pobres de este país esperan día a día. Pero no son situaciones que devengan dividendos de ningún tipo, por el contrario, es el feo y sucio rostro de Chile. No son noticia. 

58 comentarios:

ROSALIA dijo...

Un post duro Eva. Siempre da alegría que hombres sobrevivan a una tragedia y que el ser humano demuestre que con empeño y tenacidad, junto con voluntad, todo se puede hacer. Yo me quedo con lo positivo.
Besos.

Gustavo Figueroa V. dijo...

Eva:
Genial tu comentario sobre los 33 mineros chilenos hoy ya rescatados felizmente.
Acá en Suecia el despliegue periodístico ha sido increíble, pero, ni una sola linea para los Mapuches. Da ganas de vomitar al ver todo el tinglado montado por Sebastian Piñera y todo su circo; ha sido todo un acto de oportunismo y una vulgar manipulación del pueblo chileno, al que había que desviarle la atención con un "reality" como el que aún no acaba de terminar y que seguirán explotando por muchos días. En realidad, estos 33 mineros sólo son valiosos para el gobierno chileno en la medida que el drama de ellos, transmitido a todo el mundo, con lujo de detalles, ha hecho olvidar, a la mayoría, el drama de los Mapuches.
Me alegro mucho por estos compañeros mineros y sus familias pero me da asco el oportunismo politiquero del gobierno en cabeza de Sebastian Piñera.
Por lo importante de tu publicación, la reproduciré el domingo en mi blog, obviamente si tú me lo permites.
Un beso para ti.

Katy dijo...

Hola Eva eso es rendirse a la evidencia. Desgraciadamente esto no ocurre en solo en Chile, si no en todo el globo terraqueo.Los medios de comiunicación resalta solo que a ellos les interesa. DSolo es noticia lo que sale en los medios de comunicación. Lo que no quiere decir de la mayoria de las personas se nos haya olvidado lo que tu con acierto recuerdas.
Ellos están vivos, han tenido suerte y me alegro inmensamente, aunque no representen a todos los mineros. Pero si que estarán desde hoy en condiciones de hacerlo, y hacer oír su voz.
Un beso

Bardo dijo...

Hola amiga.
Una descripción minuciosa y al detalle de la situación socio-política de Chile, con sus desajustes y desproporción o desigualdad de riqueza entre las clases sociales y corrupción de los dirigentes políticos. Aún así a Chile desde fuera lo sentimos como un gran pueblo, solidario y unido, comprometido con el saber que jamás se dejará amedentrar por la ineptitud de sus dirigentes.

Dos meses, día a día, ocupando el telediario los 33 mineros, repetición explícita de lo mismo y con tintes de prensa del corazón, al final deshumanizan a cualquiera,
te quedas con la fachada del suceso, con el significante y no el significado.

Un beso.

maruja dijo...

Querida Eva: es cierto todo lo que dices,y lo sabemos, pero puede que esta cuasi-tragedia sirva para arreglar algunas terribles situaciones, como las que describes y que hemos olvidado. Pero es bueno recordar que existe el heroismo ¿y los sanitarios que descendieron? y que se produzcan reacciones universales positivas hacia unos hombres. Porque en esta vieja y egoista Europa estamos asustados pensando en perder nuestro nivel de vida y hemos olvidado a nuestros prójimos. Ya ves en españa tenemos 4 millones de parados (20%) y aquí estamos. Cuanta razón tienes, quizá mi comentario sea incoherente, pero está escrito con el corazón.

Neogeminis dijo...

Eva, por supuesto que no hay que tragarse lo que nos han querido vender. La forma en que se ha tratado a este puñado de trabajadores ubicados hoy (por la ineficacia de un Estado que ha hecho por siglos la vista gorda en cuanto a la dignidad de los trabajadores, la explotación privada sin escrúpulos que sólo piensa en su rentabilidad y la complicidad silenciosa de una sociedad que ha callado semejante ignominia) en una situación tan extrema que no ha podido ser ocultada, no debe hacernos creer que esa es la normalidad con que se suele considerar a los más postergados, a la mayoría de la gente trabajadora. Todos quienes hemos seguido con ansiedad la situación crítica que se ha debido enfrentar nos hemos dado cuenta (ha sido más que evidente) que esta ha sido una oportunidad excelente para que el gobierno de turno acumule puntos en beneficio de su imagen. De no ser así, el exceso de banderas, globos e himnos entonados no hubiese tenido razón de ser. Más allá de alentarse la fuerza e importancia del espíritu colectivo que tan exitosamente ha hecho posible el milagro de este rescate extraordinario que nos conmueve a todos, creo que el exceso de parafernalia gubernamental salta a la vista. Yo creo que lamentablemente en este mundo globalizado y especulador en el que lo urgente resalta sobre lo importante y la banalización destruye lo más significativo, son necesarias estas crisis extraordinarias para marcar giros en la historia. Recuerdo que por aquí fue necesario que un conscripto muriese salvajemente castigado a manos (y pies) de sus oficiales superiores para que fuese desterrado al fin el servicio militar obligatorio, padecimiento forzado de tantos jóvenes argentinos que debieron soportar estoicamente las humillaciones y maltratos gratuitos a los que eran sometidos sin que nadie se decidiera a poner fin a semejante abuso (aceptado como "normal" en una sociedad cómplice, sectaria y machista). Quiero decir con toda esta perorata que ahora debe venir la otra parte del rescate: la sociedad chilena debe movilizarse en conjunto para el salvataje del resto de los mineros, de los que siguen aún bajo tierra, trabajando anónimamente, mal pagos y desprotegidos sin que nadie agite banderas reivindicando sus derechos.
Un abrazo.

Capuchino de Silos dijo...

Querida Eva: Mis FELICITACIONES por la entrada de hoy que no tiene desperdicio.

No hay más que decir. Tú lo has dicho todo y muy requetebien dicho.

Con tu permiso voy a copiarlo para ponerlo en mi blog.

Muchas gracias por ser tan clarita.

Mistral dijo...

Lo único importante es que están a salvo.

Interesante reflexión en tu entrada.

Un verdadero placer leerte.
Saludos cordiales.

Marisa dijo...

Este acontecimiento que ha dado la vuelta al mundo y que se ha resuelto felizmente, ojalá sirviese para mejorar el estado de las minas y que todos los mineros pudiesen trabajar en mejores condiciones.

Un gran abrazo

isla dijo...

He vivido con profunda emoción el final "feliz" de los mineros, pero y como no me quiero extender,te digo que tengo que reconocer que la razón está en tus palabras y como broche ó resumen en tu PD.
La vida es la vida.... y la verdad.. es la verdad.

Un abrazo amiga comprometida.
isla

Taty Cascada dijo...

Eva:
Existen puntos con los cuales concuerdo, otros me han parecido un tanto quisquillosos y un tanto ofensivos. Tienes razón al señalar, que con el transcurso de las semanas todo se transformó en un gran show mediático, pero ¡vamos mujer!, lo que sucedió allí no acontece todos los días. Agradezcamos que se invirtió en tecnología, que se usaron métodos inteligentes, que los mejores estuvieron al servicio de la vida...Ambas somos chilenas, y ambas sabemos las condiciones de vida de los miles de pequeños pirquenes distribuidos a lo largo del país, entonces pensemos en forma positiva, todo ésto ha servido para colocar una realidad en la mesa, a veces para que nazcan leyes que protejan a los más desvalidos, se requieren de éste tipo de acontecimientos, se necesitan de situaciones límites para comenzar los cambios. No miremos todo en forma negativa, al contrario siendo yo de línea política opuesta al gobierno, aplaudo como se llevó a cabo todo el rescate... Eva, yo rescato el hecho cierto de que ésto servírá como indicador de un necesario cambio en la minería del país, y que aquellos que tienen culpas deberán de forma legal pagar sus errores por negligencia. Tal vez sea una soñadora, pero creo que todo se construye en base a sueños y esperanzas... Vivimos en Sudamérica Eva, no nacimos en Europa.
Mis saludos.

Eva Magallanes dijo...

Quiero decir que ser crítico no es ser negativo, insistir en que como todos/as me alegra que estas 33 personas salvaran su vida pero me parece muy escaso tan sólo quedarse allí. Ser incautamente positiva es también una forma de evadir y quedarse en la superficie de las "cosas".

MAJECARMU dijo...

Eva,tu post es una pormenorizada explicación de la profunda realidad minera y de la transcendencia de un hecho,que soterradamente ocurre todos los días en muchas partes del mundo...!!Tienes tu logica y tu razón en cuanto a que esta circunstancia es aprovechada por el gobierno y por medios televisivos para captar atención a través del morbo.No obstante,apoyo también a Tati Cascada.Esta situación a finalizado con éxito y quizá como consecuencia puedan benefiarse más mineros,no sólo por la labor de divulgación de su realidad,sino por la movilización de mentes lúcidas,que aportarán,sin duda alguna su grano de arena para que todos puedan beneficiarse...!!Seamos optimistas y pensemos que, el Universo también ha intervenido en este hecho con el fin de movilizar distintas energías dormidas e ignorantes.Despertamos todos poco a poco,Eva...!!
Estamos más cerca del pueblo chileno,aunque tú pienses que es a través del "morbo y el sensacionalismo..."Estamos muy cerca,apoyando al pueblo chileno en estos días de la Hispanidad,que ahora es la "unidad fraternal de pueblos",que van superando su historia con una misma lengua y un mismo espíritu...!
El pueblo chileno nos ha dado ejemplo una vez más de temple y dignidad,se abre camino a los ojos del mundo,y entre todos conseguimos en estos días ser un poco más humanos y un poco más divinos...!!
Te dejo mi felicitación por tu capacidad de juicio y crítica y por supuesto mi abrazo y mi ánimo siempre,amiga.
M.Jesús

Eva Magallanes dijo...

Sé que es un post duro y que corroe la alegría masiva que se ha instalado, no fue fácil para mi escribirlo. Comprendo que tener motivos para alegrarse es algo que las sociedades requieren urgentemente. Yo también deseo que toda esta situación sirva efectivamente para generar los cambios necesarios, pero eso está por verse. Chile es especialista en reacciones solidarias y eficaces ante las tragedias pero, después, las transformaciones no llegan.

El Gaucho Santillán dijo...

Rva, es la realidad latinoamericana.

Es lo que tenemos.

Y nuestros polìticos, al menos en parte, mantienen este estado de cosas.

al menos, estos se salvaron.

un abrazo.

MAITE RUBERT dijo...

La cara de la moneda la hemos visto millones de personas, duranta dos meses, haciendo fuerza ,desde nuestros hogares,para que esta tragedia tuviera un final feliz. La cruz, la has mostrado tú magistralmente. La realidad es así de dura.
Si pusiéramos SIEMPRE el mismo empeño en hacer las cosas bién, este mundo, sería muy diferente.

Manolo López dijo...

No puedo dejar de sentirme culpable por tener estos sentimientos.
¿si no hubiésemos tenido noticias después de derrumbe nos acordaríamos de ellos?
¿Cuántas miles de vidas se podrían haber salvado con estos millones de dólares?
¿cuántos mineros mueren al año por falta de seguridad en sus trabajos?
¿cuántos niños mueren por la falta de una vacuna que vale centavos?
Me alegro mucho de que estas personas se encuentren bien, y considero justo los esfuerzos hechos por salvarlos.
Saludos

caracola dijo...

Si llevase sombrero, me lo hubiese quitado al leer tu escrito, Eva.

Has reflejado de una manera magistral, lo que a muchas personas nos rondaba en la mente, a lo largo del proceso de esta noticia.

Desgraciadamente, en esta sociedad hipócrita en la que vivimos, nos hemos acostumbrado a buscar "el gato encerrado" en las noticias artifialmente edulcoradas. Y en este caso que tratamos, al gato se le veían las orejas desde lejos.

Te reitero mi aplauso y tambien me quedo con tu comentario: "Ser incautamente positiva es también una forma de evadir y quedarse en la superficie de las "cosas".

Un abrazo.

Estrella Altair dijo...

Para mi lo importante es el patriotismo de este pueblo..

que es verdaderamente de admirar.

en cuanto a dar tanto bombo y platillo al tema, pues Cala, en mi país hay que hablar mas que de esto de la crisis institucional que padecemos y de la gran crisis económica y el paro..

y esto pues muchos lo aprovechan para distraer un rato..

y no están las cosas para distraer.

Un beso

Princesa115 dijo...

Que se han salvado, que han podido salir, es evidente, pero que no caiga en saco roto, que no se limpien las manos porque ya han triunfado. Es la hora de arreglar otras muchas cosas, cosas que, quizás mañana tengamos que lamentar.
Eva te entiendo y te aplaudo.
Esto no tenía que haber ocurrido.

Besos

El tejon dijo...

Comparto de pe a pa el prfundo analisis que has hecho de este suceso. Chile a nivel mundial salio bien parado y mostró un escaparate donde todo lucía esplendorosamente y nadie se preocupa de ver en la trastienda las miserias escondidas. Pero no es exclusivo de tu país, en el mio se produjo una catarsis con el mundial de futbol, ganó la selección y por unos días parecio como si ya no hubiera crisis ni ocho millones de eapañoles en el umbral de la pobreza, pero la realidad es tozuda y el tiempo vuelve a poner las cosas en su sitio.
un abrazo.

Lidia Kalibatas dijo...

Muchos son los que critican, los "criticos del arte"...pocos son los que critican con sabiduría, y no solo el arte, porque la realidad entera forma parte de uno...
dejando la politiquería al margen (que lamentablemente siempre está ahí mostrándose)yo tambien me preguntaba si los sobrevivientes del terremoto estaban como estos mineros, que han sido ante todo unas víctimas más del sistema de poder de turno
me alegro enormemente que el hombre sea capaz de ganarle así a la tragedia...pero...cuánto queda aún por hacer!!!

Any dijo...

Comprendo el significado de tus palabras. Los que vivimos en esta parte del mundo sabemos de sobra como se manejan las cosas. Lo nuestro se maneja siempre a nivel de la superestructura, la estructura de explotación y miseria sigue y seguirá inamovible.
Está planteado asi desde el comienzo y no creo que cambie fácilmente.
A veces hechos aislados como este nos traen un poco de alegría y esperanza. Pero sabemos bien donde estamos parados y cuanto de hueco tienen los discursos grandilocuentes de nuestros dirigentes.
La alegría se emparenta en este caso con la posibilidad de haber salvado esas vidas, de haber trabajado codo a codo con otros para sacar de ese agujero a esos 33 tipos y que retornen sanos a su casa. Es solo eso. Las condiciones de trabajo de los obreros seguirán siendo las mismas (con algunos retoques por encima, que tendrán que hacer obligadamente como para no quedar mal después de tantas palabras) por mucho tiempo. Si hay cambios alguna vez, no los veremos nosotras, ni nuestros hijos ... arreglar las economías de estos países y hacer que las condiciones de vida mejoren para todos, llevará siglos.
Me gustaría ser mas optimista pero no puedo.
Con todo este discurso quería decir que tenemos muy claro como son las cosas, pero inevitablemente nos produjo emoción ver la sonrisa de esa gente al salir, por el mero hecho de ser personas como vos y como yo. Aunque mañana todo siga igual.
Te mando un saludo

Cris dijo...

En estas circunstancias y acontecimientos épicos, revelar las razones y concecuencias, que provocan el éxito o el fracaso; Es importante. Pero como tú bien dices, la verdad de este "circo" bien montado, esconde una cruel verdad. Ojalá que esto sirva, para cambiar la verdadera historia, la concecuencia de este gran éxito. Estamos felices por ésto y optimistas para que todo lo miserable que lo provocó, cambie con justicia y verdad.

Un abrazo!
Cristina

Esmeralda Torres dijo...

Sin duda, un gran motivo de alegría el que estén a salvo...pero detesto el show televisivo y la manipulación...
Un fuerte abrazo

Laura Uve dijo...

Qué pena ¿verdad? todo se convierte en espectáculo para el consumo rápido y la buena conciencia. Me ha parecido una entrada real, pienso muy parecido.
Felicidades Eva.
Un abrazo.

Verónica Marsá dijo...

La manipulación de los medios de información está siendo terrorífica desde hace mucho. Ha superado los límites de las desvergüenza y de lo sinvergüenza. Me pregunto hasta cuándo podremos disfrutar d ela libertad de expresión el la red? Cómo nos censurarán este privilegio?

Un abrazo y enhorabuena por esta entrada.

Por qué no quitáis la verificación de la palabra, retrasa mucho los comentarios. Beso.

Anjanuca dijo...

Pues mira, no sé si el post es duro o no, lo que tengo claro es que en estos meses son las primeras palabras que oigo altas y claras sobre lo que es la cruda realidad chilena, en este caso, latinoamericana en general.

Me quito el sombrero ante tí. Me ha gustado leerte.

Aun así, ayer he llorado de alegría. Falsedad política y mediática a parte, para mí lo importante es que saliesen vivos.

Besucos.

Ana dijo...

Afortunadamente estos mineros sobrevivieron. Todos nos emocionamos de alegría cuando vimos el rescate y dijimos 33!. Ahora empieza otra historia. La de investigar, buscar causas, encontrar responsables, proponer y efectivizar cambios. Como dijo el último minero "esto no debe volver a suceder". Hay que trabajar para que no vuelva a suceder. Pienso que si no se hubieran salvado no existiría ni la más remota posiblidad (lamentablemente) de que puedan revisarse y modificarse las terribles condiciones de trabajo en esta profesión, que relataste tan detalladamente. Ahora hay una oportunidad de hacerlo, una etapa de acción al respecto. Seguramente no tendrá la prensa que tiene actualmente, pero hay muchas miradas depositadas allí, no hay que desanimarse y tener activa la memoria.
Te mando un abrazo y beso enorme Eva!

Victoria dijo...

Eva te felicito por tu reflexión leyendote uno compreder que no son las cosas como nos las quieren vender., Lo principal es que estan fuera y sanos y mejoren la situación de los mineros. Un saludo

Javier dijo...

Comparto tu indignación, Eva. Y te felicito por el éxito en la resolución de este difícil asunto.
Pareciera que viviendo sometidos bajo el velo del pensamiento oficial hubiéramos perdido la capacidad para reconocer adecuadamente la hipocresía reinante. O que impotentes, hubiéramos aceptado como inevitable la derrota ante la inercia brutal de este mundo envilecido. También creo que otra vida es posible y necesaria. Por ello tus acertadas palabras de denuncia representan una esperanza para todos los que sufren a consecuencia del olvido. Me sumo a ellas.
De nuevo, mi reconocimiento y admiración.

victor dijo...

Estas repitiendo (y de mala manera) lo ya dicho por el Presidente. Búsqueda de responsabilidades y cambios en la legislación.
PERO NO. TÚ NO LO PUEDES ACEPTAR. Tú no lo has escuchado o no te interesa escucharlo. Para tí es mas fuerte criticar y intentar disminuir la tremenda hazaña que acaba de realizar.
Donde escribiste tus post cuando reabrieron la mina bajo la responsabilidad de las autoridades de los gobiernos corruptos del pasado?
Ahora no tienes recuerdo de que fué así?. No conoces el dicho "No tiene la culpa el chancho, sino el que le da el afrecho"?
Cuando esta tremenda demostración de capacidad de gobernar ha quedado manifiesta empiezan a salir los de retorcidos sentimientos tratando de inventar que podría decir para tratar de opacar el resultado obtenido.
Me quedo con el amor y la esperanza que ha logrado recuperar nuestro Presidente desde el fondo del corazón de la mayoría de los chilenos.

Eva Magallanes dijo...

A Víctor decirle que hubiese sido este presidente, la ex presidenta o cualquier otro presidente de cualquier otra tienda política, mi opinión y este post hubiesen sido los mismos. Estoy muy lejos de lo partidista y lo militante, mis reflexiones me representan a mi misma y veo que tu fanatismo por el Señor Piñera ha hecho que leas en mi post una intención en su contra que no es para nada el objetivo de este post. No me interesa ese tipo de debate. Creo que disentir aunque sea en estos momentos políticamente incorrecto, es legítimo y aporta al saber convivir en la diversidad. Ojalá las promesas que este gobierno ha realizado e insisto le dirìa lo mismo a cualquier gobierno de turno, no se las lleve el viento como hemos visto tantas y tantas veces a lo largo de nuestra historia. Lo que yo hasta el momento veo en la TV son invitaciones de todo tipo a las 33 VICTIMAS, souvenirs, proyectos para el cine, para libros, para teleseries, para santuarios, comilonas, viajes, dinero, etc. Ojalá que con igual ahínco, eficiencia y rapidez la justicia haga su trabajo y sancione a los empresarios que permitieron que esto sucediera, ojalá se legisle con premura y ojalá las transformaciones reales lleguen, no vaya a ser que entre tanto festejo y eufórica necedad, queden sepultados bajo la tierra el amor y la solidaridad que tantos se ponen en la boca con tanta facilidad. Obras son amores y no buenas razones. Que el rescate fue exitoso, que se salvaron 33 vidas, no cabe duda. Pero para mi no es motivo de celebraciones y chovinismos baratos el que haya sucedido lo que sucedió, el tan propagandístico rescate NUNCA DEBIO SER NECESARIO.

Marianí dijo...

Eva, es el mejor análisis que he leído sobre este lamentable hecho, tan doloroso por una parte, pero a la vez tan asqueante por la forma tan oportunista en que ha sido tratado, sin ningún pudor, por el gobierno de turno.

En muchas de mis entradas he tratado el tema de la minería en nuestros países, pues considero que su funcionamiento sigue siendo el mismo utilizado durante la colonia española, donde el ser humano era usado como combustible para extraer el preciado material, sin tomar para nada en cuenta su condición humana.

De verdad quiero felicitarte por tan extraordinaria entrada y desearía, con tu permiso, reproducirla en mi blog.

Un fuerte abrazo

China Toon dijo...

Eva, coincido totalmente con tu posición. No he posteado nada sobre eso, ni le he dedicado ningún mensaje en el FBK porque la cosa no se me cocinaba bien. Estoy satisfecha con el hecho de que hayan salido sanos y salvos los 33 (tomo aire) pero no he podido dejar de estremecerme un poco ante el tema mediático. Por ejemplo, en mi país, desde el terremoto del 2007, la ciudad de Pisco quedó destruida y es casi nada (por decir algo) lo que se avanzó para su reconstrucción...de las donaciones nadie da cuenta. Mis tripas se retuercen de la indignación y el asco...aí, como a tí.
Seria genial, que esto sirviera para lograr un cambio positivo en la vida de los mineros chilenos, de todos,no de 33...siempre queda la esperanza.
Con tu permiso, compartiré tu post en el fbk y , acaso me vea tentada a citarte en mi blog. Pero es que lo dices todo y cómo lo dices, me toca profundamente, querida Eva
Un abrazo

ANDRES LOPEZ dijo...

Andrés dijo:
¡¡¡Qué bonito blog!!!
¡¡¡ Cuánta riqueza gratis!!!
Gracias por compartirlo.
Te seguiré.
Un abrazo

patricia dijo...

impactante la lucidez de tu pensamiento y la maestría de tus palabras.
un placer conocerte!
un abrazo.

Lola dijo...

Por fin alguien valiente que se atreve a decir las cosas alto y claro. Por supuesto que todos nos alegramos de que estén vivos los 33, pero esta manipulación mediática hace que se corra un telón sobre la realidad del día a día de estas y otras muchas profesiones carentes de seguridad.

Agradezco tu visita a mi espacio porque así he podido tener la posibilidad de conocerte. Te seguiré...

Un abrazo desde el corazón.

Fandestéphane dijo...

Ojalá haya servido el derrumbe de la mina para que se tomen serias medidas de seguridad en todas las minas del país. Y si puede ser empezando ya!!!!

34 besos Eva... uno para ti.
Un abrazo desde Barcelona

Pablo Fernando dijo...

Yo estoy de acuerdo contigo Eva , me congratulo por el hecho de que esas vidas fueron rescatadas de la muerte , pero esta desgracia con felicidad no es razón para edificar una obnubilación mediática de lo más morbosa queriendo sacar provecho político de esto , y lo peor es que han empezado a capitalizar con la dignidad de estas personas queriendo convertirlas en estrellas de cine o algo parecido, sin darse cuenta que son parte del pueblo chileno que se gana el sustento de cada día con su trabajo en condiciones extremas y es eso precisamente lo que debe cambiar , el show - man , y el reality está demás .

Un abrazo Eva.

Adriana Alba dijo...

Vos sabés Eva, que mi mirada siempre tiende a ver más allá de las causas que están a la vista.

Sin vivir en el aire y tomando conciencia de las situaciones, creo que éstas circunstancias son llamados de atención.

El Universo nos está hablando, la Tierra gime.

El hombre ignora.

todos somos responsables.

Pero también de lo malo se aprende.

Te dejo un fuerte abrazo y que éste (número maestro 33) sea el comienzo de algo positivo.

BEATRIZ dijo...

Querida Eva,
En la insufrible distancia, muchos latinoamericanos nos alegramos del rescate de los 33 mineros, sobre todo en nuestra realidad de malas noticias, una buena es siempre bienvenida. Como quiera es mejor hacer poco, que hacer nada, y esperemos que la sobrevivencia de los mineros, sirva como catalizador para un paso decisivo en la transición del cambio tan necesitado. La lucha sigue.

Mi abrazo y simpatía con tu post Eva.

malbicho dijo...

muy inteligente análisis, Eva, pero aunque todo lo que dices es cierto, y aunque no lo creas, con todo y eso la situación es envidiable acá en México, pues acá es todavía peor, al grado que una situación similar, pero de menor dificultad, tuvo un desenlace trágico con el costo enorme de pérdidas humanas; sé que se está lucrando políticamente con esta situación en tú país y que la solución requiere mayores y mejores acciones, y sin embargo, ojalá nuestros políticos hubieran lucrado así logrando con eso salvar vidas, porque al final la vida humana es lo que realmente importa más que todo; te sorprenderá saber que a veinticinco años del terremoto en la Ciudad de México, aún hay soluciones pendientes, créeme, la inoperancia política es aún peor en otros países, quizá por eso hoy ustedes son el ejemplo a seguir, creo que sí hubo un esfuerzo loable, combinando los avances tecnológicos, que felizmente llevó a un rescate exitoso, como dices, esperemos que esto no pare ahí

pero me da gusto que tu posición crítica apunte lo que es necesario señalar, también eso es ejemplificante

un abrazo

emejota dijo...

Estoy impresionada, aunque llegue tarde, como parece que viene siendo últimamente mi circunstancia.
Evidentemente no estoy al tanto de los problemas de los países al otro lado del Atlántico. La situación de aquellos 33 nos hizo mirar a través de la pantalla de T.V.
También estoy estremecida al leer los comentarios.
¿Es esta la sociedad que heredarán nuestros nietos? No, la quiero así para ellos, es un tormento. Si se ha de destruir que sea así, y los que sobrevivan consigan hacerlo mejor. Un abrazo.

mária dijo...

Yo me alegro mucho de que los hayan rescatado con vida. Pero creo que está en la condición humana lo de ser solidarios en momentos de crisis, pero luego enseguida lo olvidamos y seguimos con nuestra vida como si no pasara nada. Y a casi nadie le importa en qué condiciones van a seguir trabajando estos mineros. Vende lo puntual, pero no el día a día, y la vida se hace día a día. Y la solidaridad tambien.
Besos

TIHADA dijo...

Querida Eva, por un lado digo 33 y, además de celebrar que estén vivos, pienso que nada es casual, que hay mensajes, como lo expresa Adriana, el universo algo nos dice, así lo siento en pequeños acontecimientos de mi vida cotidiana, por lo tanto no puedo dejar de pensarlo frente a este suceso.
Por otro lado la situación de los mineros, el análisis social que hacés es tal cual, los mineros y los obreros en general, no tienen precisamente condiciones dignas de trabajo en ningún lugar del mundo.
Para terminar no quiero dejar de expresar mi respeto y admiración por esos 33 seres humanos.

Ferchuline dijo...

Exelente post Eva, entendi la intencion de tus palabras..tambien me emocione con el rescate y senti alegria por ellos pero si de ahora en mas no se hace nada para cambiar esa realidad que se esta viviendo en uno o dos o quizas tres meses estaran pasando por otra situacion de similares caracteristicas y todo ese esfuerzo habra sido envano, ojalá que sirva.
La verdad es que me cayo muy mal Piñera hablando cada dos minutos, haciendo politica en medio de esa tragedia, me parecio muy mal el que no pudieran empezar con los rescates hasta que no llegara el presidente, un poco de respeto que esos 33 hombres estuvieron enterrados por 70 dias.

Te felicito Eva, alguien tiene que ser capaz de decir las cosas como son.

Sabes, puse el link de tu blog en mi face e hice una pequeña itro de tu post!

Besotes amiga!!!!!

◊ Dissortat ◊ dijo...

Una terrible catástrofe que nos sensibiliza, eso sí, mientras se nombre y se recuerde, de que hay muchas personas trabajando en unas condiciones inhumanas. Pero, esa "solidaridad" será pasajera, y volveremos a acordarnos cuando vuelva a suceder algo similar.

Arte Marga Grigera dijo...

sin comentarios luego de tu comentario. cada día debería aparecer junto a la hora y la temperatura del momento un pequeño recordatorio . como este hecho, para seguir sabiendo, seguir preguntando, creo que esa algarabía debía haber estado reemplazada por el sentimiento de vergüenza del presidente como si aquí no hubiera pasado nada. Fatuo! eso me pareció! palabras! que veamos en todo el mundo cómo sigue esta lección de humanidad. mi saludo a todos los que no estuvieron y son víctimas de estas explotaciones humanas.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Gracias Eva:
Me has dado una gran alegría con tu visita y el interés por el tema del post de hoy y otros días sucesivos que voy a colgar.
Tengo seguidores que me lo pedían y como era de necesidad y el tema es realmente interesante lo publiqué.
He leído atentamente tu explicación y sí estás reflejando una realidad en esos trabajos desfavorecidos. Los medios de comunicación son temibles, sabe sacar provecho de casi todo.
Lo único de todo esto , es que los 33 están vivos y a salvo. Confiemos en que esta situación mejore para todos ustedes.
tengo muchos amigos chilenos , que ante ese desastre me escribieron correos, yo no sabía qué pasaba, pero al ver 13 correos de Chile , me dije...Cecilia algo gordo ha pasado!!! y ahora son más correos agradeciendo las oraciones de mi comunidad.
Bueno amiga.
Agradecida.
Recibe mi ternura
Sor.Cecilia

Gladys dijo...

Hola querida Eva te felicito por la tremenda entrada que escribiste
a costilla de los mineros jajajaja,
no amiga es broma pero dejandose de cosas les sirbio a muchos la tragedia de esos pobres hombresitos,
yo pienso que dios les dio una oportunidad para que sus vidas cambien porque no cave ninguna duda que ninguno de ellos volvera
hacer anonimo por lo menos por un tiempo, mientras esten en el centro de la noticia, buen relato amiga.
Querida Eva te agradesco en el alma tus bellas palabras en mi espacio, me llegaron al alma.
Un fuerte abrazo y besos del alma amiga mia, que tengas un bello fin de semana.

don vito dijo...

Hola Eva,muy agradecido por tus bellas letras, un deleite para el paladar, sublimes, gracias, pasa buen domingo, besos.

Dilman dijo...

Los bloques tradicionales del poder en Latinoamérica se enfrentan a grandes cambios que no les son favorables como lo venían implementando mediante el terrorismo militarista y opresión. EU ya no tiene los suficientes recursos para invertir en guerras civiles ni para amparar dictadores como era su costumbre. El discurso de la derecha latinoamericana se expresa muy bien en el discurso de Piñera, más atención a los desfavorecidos, eficiencia, anticorrupción, derechos humanos y medioambientales, esto ante la prensa al mejor estilo de Obama mientras los mismos de siempre hacen lo de siempre. Es un discurso que cala dentro de las masas y que les aporta gran caudal electoral dentro de aquellos a quienes siempre han agredido y explotado.
Es muy temprano para evaluar los procedimientos administrativos del rescate, pero tal como se dió y se informó hay que felicitar a todos los que participaron en él incluso al Presidente quien demuestra en esta ocasión gran capacidad de liderazgo y de decisión en situaciones críticas. Otra cosa es la capitalización y el abuso informativo de la ocasión. Esperemos que todos los propósitos y buenas intenciones expresadas por Piñera las pueda y quiera implementar.
Valiente tu artículo mostrando detalles y puntos fuera del sensacionalismo y mimetismo que los medios de derecha tienen como costumbre para arropar y maquillar otras realidades y dramas, o como señuelo para seguir controlando.
Un abrazo Eva!!!

DEMOFILA dijo...

Hola, felicidades por esta entrada tan sincera y dura que has sacado, real como la vida misma.
Todos nos hemos alegrado que los 33 mineros hayan salido a la superficie, creo que eso también habrá sido una alegría para tí, pero en lo que dices en el resto de tu entrada llevas toda la razón.
Todo lo que dices es cierto, pero de difícil solución, en todos los paises hay problemas, en unos más que en otros, y no todos se solucionan.
Espero que se cumpla tu deseo de que esto hombres no olviden lo que son en el futuro que les espera después de esta odiosea.
Gracías por las bonitas palabras que me has dejado, veo que te ha gustado mi poesía, si conocieras Marbella, seguro que te gustaría; veo que también te gusta Gloria, como a mí, esta canción en especial, me encanta precisamente porque canta los lazos con la tierra donde nació.
Besos, hasta pronto, con todo mi cariño.

Gustavo Figueroa V. dijo...

Eva:

Como ya seguramente los has notado, decidí colocar un enlace a tu blog en lugar de publicar todo el contenido de tu entrada porque me pareció que mi entrada de esta semana quedaría con mucho texto. Creo que es mejor así y, además, mis lectores que no conocen tu blog tendrán la oportunidad de encontrarse con una maravilla.
Un abrazo.

El Drac dijo...

Como tú bien dices Eva hay problemas que se deberían resolver con la prontitud y excelencia con que se resolvió éste de los mineros; y creo que se resolvió porque "no implicaba alteración de las estructuras existentes, levantaba el raiting de los medios de comunicación manteniendo a la población mundial expectante y no privaba a nadie de sus privilegios para una más justa distribución de la riqueza. Atacar, con intenciones de solucionarlo, el drama de la exclusión social, afecta intereses cuyos detentores no están dispuestos a reducir."

La abuela frescotona dijo...

QUERIDA EVA, LEO ESTE ESCRITO Y ENTIENDO TU SENTIR, TU PUEBLO Y EL MIO SON HERMANOS TAMBIÉN EN EL DOLOR DE SUFRIR LOS GOBERNANTES QUE TENEMOS. ENTIERRAN LA DIGNIDAD DE LAS PERSONAS CON EL POPULISMO Y EL ENGAÑO, HACIENDO DESAPARECER SU IDIOSINCRASIA, DESCULTURIZAN A LOS PUEBLOS Y LES QUITAN SUS PRINCIPIOS.
ENLOQUECEN A LOS CIUDADANOS CON NECESIDADES Y EL TERROR. HOY JUEVES AQUI VIVIMOS HORAS TRÁGICAS, Y SE AVIZORA EL REGRESO DE TIEMPOS PASADOS. YO ENTIENDO TU ESCRITO QUERIDA EVA. TE ABRAZO

Miuris dijo...

Hola Eva:

Luego de una efusiva felicitación por este blog maravilloso, te invito pasar por Mis Vendimias, a recoger el Premio Cosecha Literaria.

Un cordial saludo