apreciados visitantes (algunos fieles lectores)

viernes, 8 de octubre de 2010

Mismidad y Otredad : Con Vivir

 
"Ciegamente reclama duración el alma arbitraria
cuando la tiene asegurada en vidas ajenas,
cuando tú mismo eres el espejo y la réplica
de quienes no alcanzaron tu tiempo
y otros serán (y son) tu inmortalidad en la tierra."

Inscripción en cualquier sepulcro.
Jorge Luis Borges. 


La convivencia mata, reza una sentencia popular referida a como el enamorado nexo entre dos personas, suele fenecer en el convivir cotidiano. A partir de lo más prosaico y práctico hasta lo emocional y lo más constitutivo de cada cual, pasando por los códigos sociales y culturales que condicionan nuestros pensamientos y conductas, se configura un entramado de conflictos y desencuentros donde el sentimiento de unión, de concreción del nosotros, cae atrapado y zozobra. Sin embargo y a pesar de este impedimento que muchas veces termina por convertirse en absoluta imposibilidad, el anhelo del otro viene a ser tan fuertemente inherente a nuestra naturaleza, como el yo y su ego que complejiza su alcance. Es esta contradicción el desafío de toda convivencia y dicho reto se libra en un campo de batalla donde, en suma, despejando del asunto a un sinnúmero de factores de múltiples índoles que tienen aquí implicancia, yendo al hueso, donde se enfrentan dos pulsiones innegablemente humanas: el amor y el egoísmo. Y son estas mismas fuerzas vitales presentes en el amor erótico, las que rigen las dinámicas en todo tipo de vinculaciones  incluidas las relaciones entre países y lo que podríamos denominar la convivencia planetaria.

Que puede llegar a matar, que duda cabe. A diario somos testigos del fracaso en la conciliación de lo uno y de lo otro, tanto en lo privado como en lo público, en lo individual como en lo colectivo, en lo nacional como en lo mundial. En definitiva, ¿qué es una guerra si no la victoria de un máximo egoísmo?, ¿Y la pobreza y su hambruna, los abusos y las discriminaciones, la vulneración de derechos, las injusticias e inequidades?. Mala convivencia, más bien, ausencia de ella, reino egoísta que trae sufrimiento y degradación. Si revisamos la historia de la humanidad, podemos percatarnos como, en gran medida, hemos escrito la historia del egoísmo humano. ¿Por qué, desde nuestros albores, tan escaso ha sido un armónico acuerdo, un convivir entre el si mismo y el ser de los demás? ¿Por qué si entre ambas partes existe un fundamento ontológico que los destina a unirse para completarse y significarse?. El individuo, ese ser producto de la escisión con la totalidad, como tal, esencialmente solo y fragmentado; los demás: esa totalidad perdida. La contrariedad se produce al olvidar que la toma de conciencia de la propia individualidad sólo se produce al constatar el existir del otro, es a partir de lo que no soy yo, de la presencia de lo ajeno, que me descubro y delimito como un aparte. Descubrir la Otredad, entonces, permite la revelación de la Mismidad, y en la fraternidad de ambas se trasciende la pérdida de Unidad del Ser. Ese es el tremendo obsequio que el convivir puede otorgarnos. Esto, dice Octavio Paz es un acto que exige ante todo generosidad, desprendimiento que nace cuando vemos y sentimos a los otros como lo que son: mis semejantes escindidos, que al igual que yo, van en busca de la totalidad perdida de la cual también soy parte. 

No en vano la palabra Con Vivir se nos muestra gráficamente como un signo unitivo, de alianza, de convivencia precisamente entre dos partes que al solidarizar entre ellas, que al enlazarse amorosamente, permiten la germinación de un sentido para la vida, un sentido que trasciende el autárquico espacio del yo abriéndole horizontes en, para y con los demás. De aquí surge la paz y las ilimitadas posibilidades evolutivas de nuestra especie.


Con este post me sumo a la iniciativa Convivencia pues en el sumarse y en el participar hay un paso que nos acerca al Con Vivir.

47 comentarios:

MAJECARMU dijo...

Eva,te felicito por la profundidad y buena exposición de la convivencia.
La convivencia mata cuando confunde,ata y maltrata...Hemos de ser conscientes de que "convivir" es compartir lo mejor de cada uno para enriquecernos y crecer juntos,sin condiciones y egoístas expectativas.
La convivencia es un arte,que hemos de practicar cada día con el pincel y el lapicero,afinando el alma,borrando y subrayando,sin cansarnos.La obra es interminable y requiere constancia y dedicación.

Te dejo mi gratitud por compartir y mi abrazo inmenso,amiga.
FELIZ DÍA DE CONVIVENCIA BLOGUERA...!
M.Jesús

ROSALIA dijo...

Tenemos que cambiar esa historia de "egoísmo humano" luchando contra las aptitudes perjudiciales para cualquier ser humano. Un post completo que muchos intolerantes e inflexibles deberían leer.
Besos Eva y feliz día de la convivencia.

Dilman dijo...

Exhaustiva reflexión acerca de la convivencia, un grano de arena no sería un grano de arena sin la arena y la arena no podria ser arena sin la suma de sus granos.
La aberración de la jerarquización de las organizaciones sociales deriva en serias lesiones para la convivencia.
Un abrazo pensadora!!!

El tejon dijo...

Buena aportación, "donde hay hambre no se puede convivir" nos queda tanto por hacer.
Un saludo y gracias por pasarte por mi cueva.

40añera dijo...

Tu exposicion no deja grietas, ni olvida aspectos de esta actitud a la que muchos tendrían que adherirse
Enhora buena por tus palabra
Un abrazo y feliz dia de convivencia

Manolo López dijo...

La evolución de nuestra especie, ha sabido eliminar numerosas características animales de la esencia del ser humano, pero no todas, y a veces reaparecen en algunos individuos más o menos aislados, transformándolos en monstruos que solo se apoyan en unos instintos básicos y autodestructivos,.
Hace unos días leí un articulo basado en los estudios sobre chimpancés de Jane Goodall, y me sorprendió leer que estos primos cercanos, también son violentos y destructivos con su misma especie.
Hemos aprendido muchas cosas desde que bajamos de los arboles, pero no hemos sabido asimilar que podemos sacar mas provecho de la colaboración con los demás que de su destrucción, ese instinto básico de supervivencia que nos lleva a la defensa de lo propio sobre lo ajeno, a pensar que lo nuestro es lo mejor sobre todo lo demás; acaba convirtiéndose en frontera que hay que defender. Y este es uno de nuestros males, el convivir es apacible mientras las concesiones al otro no son tales, sino convivencia, cuando deja de ser así, empieza la defensa del que da más y el que da menos, y el mas débil tiene que acabar perdiendo, como los chimpancés. Pero la realidad es vamos a perder todos, Triste.
Un saludo

Norma dijo...

Eva me gustó tu entrada, muy madura, muy acertada. La imagen es una belleza. Te felicito.
Gracias por tu amistad.

Carlos Soler dijo...

Un buen análisis sobre el con vivir, gracias Eva por comentar en mi blog. Recibe un afectuoso saludo.

Damián Neri dijo...

Muy bonito lo que escribes. Me hace pensar mucho sobre la convivencia con una persona que quiero y que amo.

Saludos.

El Gaucho Santillán dijo...

Que buen anàlisis.

Muy maduro, Eva.

Excelente.

feliz dìa de la convivencia.

un abrazo.

Verónica Marsá dijo...

Justamente hablamos de humanos, un término que conlleva ser de todo menos animal. El humano es egoista y egocéntrico, no es un animal social. Términos como generosidad, altruismo, respeto y tantos otros, se están convirtiendo en valores olvidados. Y no hemos hecho nada más que empezar ¿Cómo van a dar la cara o a enfrentarse a problemas quienes hoy están con el hociquito frente a una pantalla?

Mal vamos, amiga.
Beso.

Katy dijo...

Mi querida Eva como no podía ser de otra manera te quedao un texto maravilloso lleno de matices que casi trasciende a la convivencia que era el tema.
Nadie duda que somos una especies defectuosa, pqro gracias al con.vivir seguimos habitando el planeta, porque pese a atodo somos solidarias y capaces de altruismo.
Yo también he participado, estoy en las antípodas de tu bello texto pero me encantaria que lo leyeras,
Si tienes un ratito perdido por ahi.
http://katy-pasitoscortos.blogspot.com/2010/10/convivencia.html
Besos y un lindo finde

Balovega dijo...

Hola..precioso!!

Hoy es un buen día para convivir, convivamos siempre.. Un abrazo de buen fin de semana

Princesa115 dijo...

Te felicito Eva por la entrada tan profunda que nos muestra sobre la convivencia.
Es compleja y complicada, pero hay que poner cada cual de su parte y el pilar principal es el respeto.

Besos

mária dijo...

Creo que la convivencia es tan difícil porque no nos amamos lo suficiente; eso nos hace no tener ninguna seguridad en nosotros mismos y por eso queremos quedar siempre por encima de los demás.
El amor llega cuando te vuelves consciente de que eres una gotita de un océano inmenso, y que las demás gotitas son como tú, y a veces incluso andan más perdidas que tú.
La convivencia buena llegará cuando todos seamos conscientes y tengamos la empatía suficiente para poder ponermos en lugar de todos y cada uno.
Nadie puede ser elamente feliz si no sabe convivir.
Un abrazo.

ѕocιaѕ dijo...

aww Borges, me describio completamente, uno mismo es espejo de lo que es por dentro, y lo que llevamos dentro lo reflejamos externamente en nuestras acciones.

Considero que la convivencia se convierte en parte nuestra por el hecho de no poder estar aislados de un todo, porque el todo es necesario para llenarnos, es como lo dices se convierte en un campo de batalla, sin duda. Habrá quienes quieran ganarla, habrá quienes prefieran solo hacerse presentes pero no darbatalla, y habra muchos más que se rindan y se alejen, y se encierren en ellos mismos.

China Toon dijo...

Eva, genial, eres lo máximo. Me encanta lo que escribes, cómo lo escribes y todo lo que aprendo de tí. Esto de ser blogger es tan enriquecedor que, me da muchos ánimos para seguir adelante. Gracias, Eva por unirte a Convivencia y regalarnos unos pensamientos tan profundos como estos. Tenemos mucho que dar y mucho que aprender.
Un abrazo enorme y feliz convivencia!!!

Mistral dijo...

Profunda reflexión sobre la convivencia.

Un placer leerte,
saludos

Neogeminis dijo...

Eva, estupenda manera de sumarte a esta convocatoria a la que -paradójicamente- he publicitado pero no he hecho a tiempo a sumarme!...intentaré hacerlo pese al retraso.
Me parece muy atinado el enfoque que le has dado a nuestros problemas globales de convivencia. Quizás sumando nuestros granitos de arena contribuyamos a que mejore el entendimiento. Empecemos por casa.

Un abrazo.

estoy_viva dijo...

Me gusto mucho el enfoque que le has dado al tema de la convivencia...esperemos que esa alianza amoroso de buen resultado en el futuro y no oigamos mas discriminacion, intolerancia, etc etc.
con cariño
mari

Gladys dijo...

Holaaaaaaaaa, amiga Eva que profundo tema sobre la convivencia
has publicado tienes toda la razón amiga la convivencia es muy complicada pero depende de donde se mire y con quien se aplique porque no es lo mismo, convivencia que convivir, para mi la convivencia es pasarla vien con amigos o familiares más afines,entonces viendola de ese punto es muy facil y agradable otra
cosa es convivir, con personas ahi
ya es otra cosa, yo prefiero la primera, muy buen relato amiga muy
a fondo como tu acostumbras ecponer los temas, amiga mil gracias por tu alentador comentario
en mi rinconcito.
Un gran abrazo que tengas un bello fin de semana.

don vito dijo...

Hola Eva,gracias por esta bonita reflexión sobre la convivencia,da que pensar...muchas gracias por tus bellas palabras, un lujo contar contigo...pasa buen sábado,gracias, besos.

Taty Cascada dijo...

Eva, siempre que entro a tu espacio, las pupilas se deslizan frenéticas por los cuadros, no puedo evitar antes de leer darme una pincelada de colores...
Convivencia, qué concepto más manoseado por políticos, sociólogos, psicólogos, pensadores varios...¿Qué es convivir?, aceptar al otro con sus egoísmo intrínseco, respetar su libertad, su espacio privado, tolerar a veces gustos y costumbres ajenos a nuestro entendimiento, si eso, pero también sentirnos que integramos una comunidad, porque nuestro instinto primigenio es gregario, y eso nos deriva al concepto de convivencia en comunidad, religiones, países, culturas etc., y allí el pensamiento se dispara, porque la convivencia es un trabajo diario, donde todos debemos aportar semillas y esfuerzo...
Un abrazo, como siempre tus entradas reflexivas y juiciosas.

Marisa dijo...

Tu teoría de la Mismidad y Otredad, me ha hecho recordar una cita del gran Saramago, entendible no sólo al matrimonio, sino a cualquier tipo de convivencia entre dos personas. Con tu permiso, te la dejo:

"En un matrimonio hay tres personas: el hombre, la mujer y la tercera persona formada por los dos."

José Saramago

Es extraordinaria la reflexión que ha hecho, Eva, siempre me quedo sorprendida de tu mirada hacia la realidad, por esos ojos y por la forma de mirar.

Un fuerte abrazo.

emejota dijo...

Has tocado "todos los palos",amiga, una exposición sencillamente genial. Un muy fuerte abrazo, aunque tardío.

Rebecca dijo...

hola Eva,
qué grato me es conocerte. Es una demostración más que la con vivencia une a las personas. Que este signo o acto sea percatado por el mundo es mi mayor deseo, para que por fin lleguemos a la paz que tanto deseamos todos en el fondo del corazón. Solo que los grandes tienen que tomar la iniciativa.

un fuerte abrazo Eva^^

Senovilla dijo...

Que el con vivir sea el día a día de todas nuestras vidas.

Un estupendo aporte lleno de personalidad y libertad.

Un abrazo muy agradecido.

DIÁDOCO dijo...

Gracias por tus buenas intenciones y por acercarte a mis letras.Pero en este momento me encuentro con todo un temazo que pocos respetan y muchos desprecian. hay de todo en la viña.
Amor,orgullo,egoísmo,convivencia,; es la dinámica de nuestras vidas. Lo armónico de los seres humanos.La propia individualidad puede estar causando males a la persona.Son muchos temas que deben confluir a uno que llamas CONVIVENCIA.
Sabes que el orgullo es la fuente de todos los males, porque es la fuente de todos los vicios.Muchas gentes hicieron muchas cosas pero el egoísmo y el orgullo les derribó.Es positivo lo que dices, pero falta mucho amor.Pues él no es margarita para bestias,quiere entendimientos sutiles y no es para sujetos despreciables.El amor debiera juntar los cetros con los cayados,la grandeza, con la bajeza,hacer posible lo imposible,igualar diferentes estados llegando a esa convivencia.
Qué difícil es cuando el egoísmo es lo que priva,,bien te lo dice mi querida amiga M.Jesús.Debenos seguir buscando la sallida de la convivencia global,
Un abrazo y beso otoñal
Evaristo

Mabymoll dijo...

Hola Eva!
Por cierto que interesante tema el de tu post. La buena convivencia es tan necesaria en un mundo que cada vez se vuelve màs individual y terriblemente egoìsta...
Muy profunda y madura tu reflexiòn. Gracias por tu visita, por acà està todo bien y màs tranquilo por suerte. Te envìo un saludo afectuoso. Que tengas un bonito fin de semana!.

DEMOFILA dijo...

Como me dices en tu comentario el amor lo es todo, en la convivencia es muy importante el amor, el orgullo mata la convivencia, el orgullo tapa todo los pecados porque es el pecado más grande que existe en la humanidad, la convivencia no creo que mate, va cambiando a las personas poco a poco, o a los que conviven, sean los que sean.
Buena reflexión sobre la convivencia, creo que no te has dejado nada en el aire, em ha gustado mucho, da que pensar.
Efectivamente la humanidad vive muchas secuelas del desamor, llevas mucha razón.
Gracías por las bonitas palabras que me has dejado, eres un encanto.
Besos, hasta pronto, querida.

Esmeralda Torres dijo...

Estamos tan aislados que se nos está haciendo costumbre la soledad y olvidamos que somos un conjunto que mueve el mundo.
Me encanta tu precisa manera de escribir.
Un abrazo;)

maruja dijo...

La con-vivencia es difícil y a veces incompatible con la super-vivencia. Fíjate en la mayor parte de las mujeres maltratadas, o en las que defienden los símbolos de la sumisión que las hacen invisibles. Me has entristecido bonita. Un beso

MAITE RUBERT dijo...

Eva: gracias por esta reflexión sobre la eterna lucha entre el amor y el egoismo. Un saludo afectuoso.

Gnómada dijo...

Al terminar de leer, no he podido evitar decir para mis adentros: 'Vaya pluma de oro tiene entre sus manos esta mujer'.

Me ha dejado boquiabierta el modo en que hilas las palabras, relacionando unos conceptos con otros como si de un vals de letras se tratara. Eva, lo tuyo es esto... este sitio rezuma escritura de calidad en cada una de sus entradas y los detalles gráficos con las que acompañas tus textos.

Inicias con Borges. No podrías haber hecho mejor elección... la convivencia se perpetúa a lo largo del tiempo. Los que fueron, los que estamos y los que vendrán. Relevos generacionales... nos vamos dando la mano los unos a los otros.

Me ha gustado la idea de hablar en tono de 'crónica' sobre la convivencia... desde lo que ha sido hasta nuestros días.

Desde pequeñita, mi madre me ha dicho que mi abuelo (3 generaciones, guiño-guiño codo-codo jeje) decía 'Al final de tus brazos, sólo estás tú'. Con esto, ella quería hablarme de la importancia de valerse por uno mismo y, al mismo tiempo, apoyarse en los demás. Creo firmemente en la soledad del ser humano. Somos individualidades (mismidad) que comparten su soledad en la sociedad/colectividad (otredad). Es, como bien has apuntado, un acto de generosidad... sentirse acompañado en esa soledad. Enriquecerse, definirse, completarse al convivir con otros.

En resumen: De lo mejor que he leído en referencia a la iniciativa Convivencia ^^


Sobre tu comentario en mi entrada... qué decir. Me ha encantado y dio en el clavo (la convivencia con uno mismo como pilar fundamental para la convivencia con los demás). Gracias por dejarte caer por allí.

Un abrazo =)

marichuy dijo...

Hola Eva

Como ya te han comentado, qué bien lo has puesto en letras: convivir es todo un arte; arte que a veces nos resulta de lo más difícil. Quizá porque, como concluyo de la lectura de tus letras, no hemos aprendido a despojarnos de nuestros egoísmos y menos a reconocernos en los otros.

"Entre las sombras que te anegan
otro rostro amanece.
Y siento que a mi lado
No eres tú la que duerme,
Sino la niña aquella que fuiste
Y que esperaba sólo que durmieras
Para volver y conocerme"
(Octavio Paz)

Un placer leerte.

Saludos y muchas gracias por tu amable visita y comentario a mi Blog.

Nela dijo...

Que hermoso y real post, Eva.
Gracias por él
Besos
nela

Ana dijo...

Hola Eva. Me encantó leer esta entrada y también todos los comentarios. Y cuando iba leyendo me preguntaba qué sería de cada uno si no pudiera compartir con otros. Si tu hermoso texto y todos estos comentarios quedaran solo dentro de cada uno y nada más, a qué terrible soledad estaríamos condenados. Necesitamos con-vivir.
Me encantó la cita de Borges, no la conocía, como tampoco conocía los versos de Octavio Paz que puso Marichui. Me emocionaron mucho.
Gracias Eva por tan lindo blog y por visitar el mío. Me llevo "llenita" el alma. Un abrazo!

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola Eva! Anún que tarde vengo a convivir un ratito contigo.
Una excelecte redacción en tu post y muy bien expuesto el tema bajo ese prisma negativo de la convivencia, que si bien existe y muy notablemente hoy más que nunca, también hay la parte de la convivencia que funciona con volores y se da en fraternidad.
Yo vivo en una comunidad de 38 monjas , solo somos6 menores de 60 años , donde me incluyo yo. Pues bien, ahí tenemos que convivir una misma fe, con distintas teologías, hay una brecha generacional tan enorme que diríamos que el convivir sería difícil sino estuvieramos unidas a Cristo.
Todo cuesta si está fuera de nosotros, si es extraño, pero el amor es la fuerza más grade que tiene el hombre para hacer frente al límite de dejar de convivir por peleas por mantener nuestra verdad.
Gracias por tu espacio y espero que no tardemos tanto tiempo en encontrarnos.
Recibe mi ternura
Sor.Cecilia

BEATRIZ dijo...

Somos la otredad y lo otro también nos es...buen principio de la convivencia. La diferencia es existir. Tú lo haces bien Eva, así lo proyectas.

Te abrazo

Mónica López Bordón dijo...

Hola Eva,
Enhorabuena por este escrito y reflexión. gracias
Bss
Mónica

Gustavo Figueroa V. dijo...

Eva:

Estupenda entrada y con una muy buena reflexión sobre la convivencia. Recuerdo a Erich Fromm en "El arte de amar" en donde se pregunta justamente eso de el porqué cuando decidimos unir nuestras vida a otra persona a la que amamos, ya en la convivencia, comienza a desaparecer el artista que había en nosotros, que nos hizo tan creativos que fuimos capaces de conquistar y enamorar a la otra persona. La convivencia que implica, a veces, intransigencia, otras avasallamientos, en otros instantes afinidad de ideas y hasta armonía en el amor, poco a poco y sin darnos cuenta, nos va llevando al terreno de la rutina y a un lentamente morir del amor. Aún así, vale la pena la convivencia pues el ser humano se balancea entra la armonía y las desavenencias.
Genial Eva!

PACO HIDALGO dijo...

Muy buena la reflexión sobre la convivencia y el verbo convivir. Convivamos todos con respeto y elegancia. Un cordial saludo, Eva.

Antonio Fernández López - Educación dijo...

Es la primera vez que me introduzco en tu ámbito privado y te leo una explicación minuciosa sobre un tema importante para la vida. Te felicito. También te veo muy bien acompañada por comentarios interesantes, lo que indica que el asunto que tratas consigue interesar a bastantes personas. Enhorabuena. Un beso

caly dijo...

Magnifica entrada, reflexiba. Deseo de todo corazón que la puedan leer también los intolerantes, los que no saben de la convivencia!!
Un afectuoso abrazo!!

carlos diez dijo...

Hola Eva, despues de un paréntesis bloguero veo que tengo algún problema para dejar comentarios y espero este te llegue después de leer esta entrada magistral cobre la convivencia. Además de bien expresada es muy atinado tu analisis sobre un problema bastante general en el mundo, y debemos cada uno asumir nuestra responsabilidad en poner nuestro granito de arena para que esa convivencia que se está deteriorando mejore y creemos entre todos un mundo mejor. Estamos todos viviendo la experiencia del rescate de los mineros del desierto de Atacama. Que nos sirva a todos como ejemplo de convivencia. Solo quedan dos mineros por salir. Viva Chile y sus mineros. Un fuerte abrazo Eva.

Adriana Alba dijo...

Has realizado un profundo y completo análisis sobre un tema muy particular, donde tomos somos (conviventes) y nos toca lidiar con un sin fin de posibilidades.

Nos has regalado un abanico impresionante y bello!

Un placer.

Abrazos.

Rembrandt dijo...

Estimada Eva ,
magnífica entrada, has tocado uno de los temas más difíciles de la humanidad que es la de saber y/o aprender a convivir con el prójimo, sea quien sea éste.

Mientras te escribo estoy viendo el rescate del último de los mineros , creo sin dudas que este ha sido un gran ejemplo de convivencia, a pesar de las durísimas, dificilísimas circunstancias, siempre mantuvieron la fuerza de espíritu manteniéndose unidos aún en los peores momentos.
Esto es algo muy fuerte amiga mía, me siento emocionada y felíz porque Chile hoy vive uno de sus mejores días.

Besos y abrazos desde el otro lado de la montaña.
REM