apreciados visitantes (algunos fieles lectores)

domingo, 7 de marzo de 2010

MI HONDA GRATITUD HACIA USTEDES...

La Gratitud es un sentimiento maravilloso y reconfortante que nos impulsa a agradecer el bien que generosa y desinteresadamente se nos brinda. Y es inmensa gratitud la que albergo y atesoraré, pues el amor que me han enviado ha sido agua fresca y pura para beber en estos difíciles e inestables momentos. Que yo existo para ustedes como ustedes para mi se ha puesto de manifiesto  haciéndome sentir inmensamente agradecida por esta suerte de milagro que es la fraternidad virtual. Esto tan lindo que me han entregado a propósito de mis terremotos (el íntimo y el nacional, el emocional y el tectònico) me ha hecho reflexionar en torno a que quizás, la ingratitud precisamente, es una de las causas fundamentales del exceso de sufrimiento que existe en nuestra Tierra. ¿Cuan agradecidos somos de nuestro planeta, de la belleza que nos brinda, de su alimento, de su cobijo, de los innumerables dones que nos regala para hacer posible nuestra vida sobre su suelo, bajo su infinito firmamento?¿Se nos ocurre agradecer por el arte y por la ciencia?¿Por los animales, los insectos y los peces?¿Cuan agradecidos, día a día, por ese día, los ya vividos y los venideros?¿Cuanto agradecemos el alimento que ingerimos, el techo que nos protege, el trabajo que nos sustenta, los bienes materiales que poseemos?¿Cuantas gracias damos por nuestra familia, nuestros amigos, por el cariño que recibimos, por el afecto que se nos ha dado?. Me atrevo a conjeturar que inmersos en la rutina diaria, en sus escollos y conflictos, en la automatización que muchas veces nos trae la exigencia cotidiana, olvidamos por completo nutrir nuestro ser con la benéfica y sanadora energía de la Gratitud. Y esto, siento, vale a nivel planetario y a nivel individual. Espero que ésta, sea una de las tantas lecciones que yo y mis compatriotas podamos extraer de la tragedia que mi país está viviendo.  Por lo pronto, podría decir que el corcoveo y el bramido de nuestra Madre Natura ha hecho que mi naturaleza interior se aquiete y de algún modo me ha orientado para aceptar y sobrepasar la situación personal que me tenía muy afligida los días previos  al terremoto. De igual modo, este reconectarme con la gratitud, regalo que ustedes me han hecho con vuestras palabras, ha sido muy iluminador pues estoy pudiendo cerrar una etapa de manera agradecida por todo lo bueno y lo bello que me entregó. 
Finalmente quisiera decirles que siempre he sido reacia a interiorizarme mucho, a comentar y a lamentarme en torno a los desastres naturales que de tanto en tanto recuerdan a la humanidad la fragilidad de nuestra existencia. Y no es por falta de sensibilidad, me conmueve profundamente el dolor humano, mas, siento, que ante estas desgracias, es el silencio y la reflexión profunda la mejor respuesta. Es tanta la información, las imágenes, las palabras, los testimonios con los que hemos sido bombardeados sin tregua, que para mi comienza a ser insufrible. Surge el morbo, los chovinismos, los patriotismos, las frases manidas y panfletarias.  A mi me gustaría que mi país no necesitara de un tremendo terremoto para ser justo y solidario. Me gustaría que nuestras fortalezas como nación que tanto se invocan y proclaman por estos días, se hicieran carne en tiempos normales y constituyeran nuestra habitual forma de convivencia. Me gustaría que la reconstrucción del país no fuera únicamente material si no también espiritual, es decir que Chile mejorara su talante interno; que la destrucción y el daño ocasionado por la gigantezca fuerza del mar y de la tierra, sirviera para educar nuestra conciencia y viviéramos con más gratitud y generosidad.
Escribo este post apresuradamente desde la casa de mis padres. A mi, aún no se me repone el servicio de internet y no tengo claridad alguna respecto a cuando recuperaré el acceso. Permanezco todavía en una situación de reorganización, cambios y ajustes. Anhelo retomar mi habitual ritmo bloggero, volver a los temas propios de La Cala, pero aún las circunstancias no son las propicias. Si bien podría seguir publicando entradas una vez a la semana, me retengo esas ganas pues para mi ese ejercicio es incompleto y estéril si no dispongo del tiempo (y ahora de la tecnología) para leerlos a ustedes y comentarles.
En este intertanto, uno a uno, una a una, vaya un sentido abrazo agradecido de mi parte. Están en mi pensamiento y en mi corazón, siempre.

37 comentarios:

Madame Minuet dijo...

Madame, sucede que nunca tengo en cuenta de que pais es cada persona. Soy incapaz de retener eso. De hecho tenia la idea de que era usted de Argentina, pero veo que no es asi, y que le tocó vivir bien de cerca la catastrofe.
Lo importante es saber que usted y su gente estan bien. Lo demas se irá arreglando poco a poco. Pronto regresara a esa normalidad que añora.

Un abrazo

Bisous

Fandestéphane dijo...

Muy agradecidos debemos de estar por tus palabras. La gratitud es correspondida en igual manera hacia ti en particular y hacia el pueblo chileno en general
Cuando reanudes las entradas en La Cala, aquí estaremos para leerlas con el mismo placer de siempre y con las mismas ganas de nutrirnos de tu sabiduría.
Espero que poco a poco te vayas recuperando de todo lo que os ha tocado vivir.
Asi lo espero y deseo.

Un gran beso desde Barcelona

TIHADA dijo...

Eva paso a dejarte mi abrazo y decirte que coincido con tus reflexiones.

Neogeminis dijo...

Eva, tanto para quien lee como para quien logra abrirse lo suficiente como para publicar lo que siente y piensa, un blog llega a ser un canal vital y auténtico de comunicación y expresión. Me alegro que, dentro de esta tragedia que nos ha conmovido a todos (por supuesto que a ustedes más directamente) hayas sentido que efectivamente estos vínculos que surgen son reales y logran ser positivos.
Espero entonces que logres re acomodarte como también lo consigan todos tus compatriotas. Desde aquí, seguimos extendiendo nuestras manos cargadas con afecto y solidaridad.


Un abrazo enorme.
Te esperamos...

Marisa dijo...

Después de todo lo acontecido
es lógico tomarse un tiempo
de reorganización para asimilar
la tragedia.
Espero que todo se te solucione
de la forma deseada.

Un montón de besos.

Adriana Alba dijo...

Totalmente de acuerdo con lo que dices Eva, y no tienes nada que agradecernos el amor no necesita de agradecimiento, nace por sí solo.
te queremos mucho y estamos a tu lado, a pesar de la distancia!

Abrazos!

Reflexiones de Emibel dijo...

Simplemente enviarte un beso y mucha fuerza.

Gladys Pacheco Leiva dijo...

Querida Eva me alegro mucho de saber que estas mejor,ojala pronto puedas retomar tu vida normal
Un abrazo grande y mucho ánimo.

Liz dijo...

Eva tocaste todos los puntos que movió esta tragedia: preocupación, solidaridad,unión y principalmente gratitud.Gratitud por lo anterior y gratitud por la vida de los que la conservamos,gratitud hacia la naturaleza,un acto de conciencia que por desgracia sentimos cuando nos falta algo y recien valoramos.
Espero te reintegres pronto y sigamos en este llevar Luz a los que lo necesitan.Un abrazo.Liz

La mujer del lunar dijo...

Gracias a ti!!

Un abrazo cálido desde España

Capuchino de Silos dijo...

Lo mejor ha sido poder leerte y abrazarte leyéndote.
El amor no necesita nada a cambio, sólo saber que estás y, que muy pronto, podrás retomar tu vida normalmente y podremos comentar como antes.
Que Dios te bendiga a tí y a toda tu familia.
Un besazo, guapa.
Muchas gracias por tu post que ha sido reconfortable.

Nikkita dijo...

Eva, espero que pronto recuperes la normalidad posible, y que estéis todos bien, y hayáis localizado a quien os faltaba.
Besos grandes llenos de ánimo.

Milo Pratt dijo...

Eva, tus palabras rebosan de sabiduría y claridad.

Es necesario agradecer más, mucho más. Es una forma de hacer el amor con el mundo.


Tienes también razón en que nuestro país necesita de una reconstrucción también espiritual. Yo la llamaría sobretodo ética, porque el terremoto dejó a la luz las falencias de la estructura social.

Cuando gente normal, digamos que trabaja, con familia, etc., después del shock se deja envolver por una turba enfurecida que saquea las instituciones del consumo, es porque dentro suyo subyace un grueso estrato de odio contra esas mismas instituciones que lo usan y explotan. Su consciencia golpeada y afectada por la tragedia grita "venganza"... cuando los periodistas se concentran en un señor que escapa con una lavadora en vez de averiguar sobre la gente que se está organizando para sobrevivir y ayudar elevando y multiplicando el pánico, y sobretodo cuando constructoras multimillonarias amparadas en la ley no dudan en construir edifios gigantescos que se revelan trampas mortales para familais enteras...

es porque este modelo neoliberal que transforma la vida y la existencia humana en mera mercancia ha destruido la estrucura ética de nuestra sociedad... la que se desploma al primer remozón... y esa reconstrucción no la pagarán los créditos ni del banco mundial ni del FMI, le espera sólo al conjunto del pueblo chileno.

Saludos y abrazos en estas horas tan difíciles. Saldremos todos adelante, como siempre en nuestra historia.

Marianí dijo...

Un abrazo grande Eva, deseo que recuperes pronto la tranquilidad y estabilidad que necesitas para poder continuar. Nosotros seguiremos aquí en espera de tus buenas noticias.

Un beso

Silvina Duprat dijo...

EVA, TE EXTRAÑAMOS...VULVE PRONTO, AMIGA...UN ABRAZO, Y QUE TODAS LAS FUERZAS DEL UNIVERSO SE CONJUGUEN PARA DARTE ANIMO Y APOYO . UN ABRAZO

Katy dijo...

Hola Eva a todo correr quiero dejarte patente mi cariño y especial recuerdo, junto con mis deseos de vuelvas cuanto antes a lo normalidad, tu y tu pais, y salgáis cuanto antes de esta terrible pesadilla. Gracias a ti por tus palabras tan cariñosas.
Un beso enorme

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

No sé por qué extraño misterio informático no he podido entrar antes en esta sección de comentarios. Quería reiterarte, simplemente, mi solidaridad sincera contigo y con todo el pueblo chileno, con la esperanza de que esta tragedia, como las otras muchas que se han cebado en tu país, quede una vez más atrás lo antes posible, aunque no se puedan borrar las cicatrices de las profundas heridas que ha dejado.
Recibe desde las lejanas y ahora frías tierras mediterráneas mi abrazo cálido y fraternal.

El Drac dijo...

Me siento FELIZ de que estés bien Eva, y tómate el tiempo que consideres necesario, tú siempre haz sido una mujer muy sobria e inteligente y por ello sé que todas tus cosas están encaminadas a tu bien personal y de los tuyos. Esperaremos nomás tranquilos tu vuelta sabiendo que estás bien dentro de lo posible y buscando lo mejor. Un fuerte abrazo, te queremos.

Euria dijo...

A la foto de tu entrada se suman también mis manos para darte mi abrazo solidario. Un beso.

MAJECARMU dijo...

Eva,me alegro que poco a poco se vayan recuperando y tomando las riendas de ese entrañable y hermano pais.
La gratitud es un ejercicio espiritual,que nos renueva la humildad y la paz para seguir aprendiendo en el camino y crecer unidos a los demás.

Por tanto,mi querida amiga,te felicito por ese continuo crecer aprendiendo,siempre cerca de todos nosotros
Mi abrazo y mi ánimo siempre.
M.Jesús

Sílvia dijo...

Que alegría para mí, Eva, tu primera visita a mi blog. Y eso que no podias saber tu que mi última entrada te la dedicaba!. No pensé que te pasarias, con tantísima gente que te va siguiendo. Sé bienvenida a mi casa virtual, yo seguiré viniendo a la tuya que me encanta.
Muchas gracias, Eva, un abrazo afectuoso.

PACO HIDALGO dijo...

Fuerza, fuerza y más fuerza desde España. Gracias a tí. Un abrazo muy grande a todos los chilenos.

El Museo de la Luna dijo...

En el Museo de la Luna publica hoy sus fotografías del Parque de Puerto Natales mi amiga Geanette. (La que andaba desaparecida...) Al final apareció... y con ella un conejo blanco encima de las montañas.

Me ha dicho que lo peor de la catástrofe de finales de febrero no fue el terremoto, sino el comportamiento vandálico y egoísta de muchísima gente. Según ella, nunca sintió tanta decepción de sus convecinos.

Vivimos en sociedades donde impera el egoísmo y el materialismo, y cuando más se necesita la solidaridad y el apoyo mutuo, es cuando aflora la auténtica naturaleza humana, mezquina y egoísta.

Menos mal, que junto a esas multitudes de malas personas, hay también muchas que respetan a los demás, e incluso que lo dan todo por ayudar y hacer el bien. Es bueno recordar ambas actitudes, para conocer a quiénes imitamos nosotros en nuestra vida cotidiana.

Yo me esfuerzo en imitar al segundo grupo, todo lo que puedo. Así si en algún momento llega la muerte, no tendré que arrepentirme de haber sido un idiota y me iré feliz de la vida.

Tú realizas una labor muy buena en esta página, de modo que mi consejo personal es que la retomes tranquilamente y sigas adelante. Esa será la mejor manera de contribuir a la normalidad y de demostrar la fortaleza de la cultura y del espíritu humano.

Todo mi ánimo y solidaridad con Chile, y muy en especial con Eva Magallanes y su Oasis de arte didáctico: La Cala.

Te queremos mucho!

Teresa dijo...

Eva, cariño, piensa en ti, descansa cura tus heridas... sabremos esperar el tiempo que sea necesario. Hemos aprendido a quererte, al menos yo y creo que tú lo sabes. Tranquila, vive, sonríe, vuelve a la vida... y cuando puedas, solo cuando estés lista escríbenos tus maravillosos post's...

Besos llenos de cariño y esperanza.

Roxana dijo...

Eva soy nueva enel blog, hermoso testimonio que nos dejas.Realmente es muy triste pensar que solo si pasan estos cataclismos la gente puede cambiar.Pensemos que no, que cambiaremos aferrando nuestra vida a la de los demás para ser siempre dependientes uno de otros.
Debemos esforzarnos en cambiar y saber ver lo que nuestros gobernantes quieren hacernos creer, no somos números ni promesas, somos seres capaces de darnos cuenta.
Besos y mucha fuerza para todos.

La viajera mas lenta. Madrid Paper Art dijo...

Eva, un abrazo cariñoso deseando que todo vuelva a su ser.

Muchos besos
Tati

Mari Clara dijo...

Eva, me quedé encantada de leer tus reflexiones. He seguido paso a paso las noticias y me puedo hacer una idea muy clara de lo que miles de personas vivieron y siguen viviendo en Chile. Digo esto con conocimiento de causa, ya que soy chilena y antes de vivir en el extranjero supe lo que era un terremoto.
Un abrazo solidario.

reltih dijo...

sabemos que los autrales son muy fuerte, como el cacique colocolo.
un beso

AUGUSTO ZORRILLA dijo...

Bellas palabras que nacen en un momento dificil para tu patria, espero te encuentres bien. en el Perú lamentamos profundamente el desastre natural que ha ocurrido en el hermano país de Chile tu patria y país hermano. No tengo palabras para manifestar lo ocurrido y mucho menos estando un tanto lejos. Vivimos en zonas sísmicas, el Perú no es ajeno a estas catástrofes, por ello estamos conmocionados y con un gran sentimiento solidario y de hermandad pues a veces por chauvinismos políticos se desarticula la unión que debe prevalecer con nuestros vecinos, sin embargo el corazón del pueblo peruano es noble y generoso y ya se están haciendo cadenas de ayuda para enviar la ayuda que sirva para paliar esta tragedia, así como lo hicieron ustedes cuando hemos sufrido desastres naturales. Lo menos que puedo decirte es que no pierdas la fe, sé que sobre la base de su fortaleza espiritual saldrán adelante y reconstruirán su pueblo.

Un abrazo

Pablo Fernando dijo...

Que bueno es saber que estás aquí , sigue adelante no te dejens vencer por nada del mundo Eva .

Pablo

BEATRIZ dijo...

Otro tanto de agradecimiento a ti Eva por tu presencia.

Abrazo fraterno

Albert Lázaro-Tinaut dijo...

No sé por qué extraño misterio informático no he podido entrar antes en esta sección de comentarios. Quería reiterarte, simplemente, mi solidaridad sincera contigo y con todo el pueblo chileno, con la esperanza de que esta tragedia, como las otras muchas que se han cebado en tu país, quede una vez más atrás lo antes posible, aunque no se puedan borrar las cicatrices de las profundas heridas que ha dejado.
Recibe desde las lejanas y ahora frías tierras mediterráneas mi abrazo cálido y fraternal.

Malayerba D'argelos dijo...

Querida Eva:

Hoy por tí...

lidia dijo...

GRACIAS A TODOS? NO HABLES POR MI,ESTOY TAN DESOLADA,TAN DESOLADA,SOLO DE VER ESAS IMAGENES,QUE PONDRIA LUTO EN MI PUERTA,HERMANA,VECINA!
IGUAL ME ALEGRA QUE ESTES VIVA!
UN ABRAZO ENORME
LIDIA-LA ESCRIBA

Rolando Santini dijo...

tienes un blog magnifico,felicidades

CALA AZUL dijo...

Que maravilla , la pacha mama.. cada cierto tiempo nos mese, pero no ,para hacernos dormir .Al contrario. par que nuetro origén haga ,su trabajo .Der se vulnerables.Nos pega una bofetada , a nuestras apegos materíales ..sín pedirnos permiso .. se ínstala , y que hacemos? pensamos en el otro cuando .Hemos estado mirándonos el hombrigo .. Vaya naturaleza que sabiduria nos muestras, pero cuanto pasará para que olvidemos y volvamos .A acumular lujos ,poder ,y los mas unico que posee el hombre que es el ser inpersonal he individualista .. El susto pasara .. PACHA MAMA tennos presente ..

Elena dijo...

Querida Eva, me han gustado mucho tus palabras, es muy cierto lo que dices. Casi siempre nos olvidamos de agradecer todas las cosas buenas que nos da la vida y las valoramos sólo cuando nos faltan. Desde Galicia te envío un fuerte abrazo y aquí estaré esperando a ver de nuevo tus hermosas calas.
Besos.