apreciados visitantes (algunos fieles lectores)

domingo, 7 de febrero de 2010

Trilogía de una transformación, segunda parte: de Cimabue a Giotto.

CIMABUE

Decíamos que Cimabue había iniciado un recorrido sin retorno hacia un cambio estético de suma importancia en la historia de la pintura; veremos ahora el transcurso desde este Maestro a Giotto di Bondone (del que se cree fue su aprendiz) y el afianzamiento del estilo renacentista en su propia Obra. En esta Madonna, podemos apreciar como la composición grupal se ha asentado rotundamente. Este nuevo enfoque tiene consecuencias fundamentales en tanto se constituye un nuevo foco de interés centrado en la multiplicidad de relaciones espaciales, contrapuntos y tensiones; una red de nexos explícitos  e implícitos. Las figuras ya no tienen perdida la visión en un horizonte abstracto: miran a las figuras protagónicas o al público, sus miradas se entrecruzan en una dinámica que confiere ritmo a la representación. Ya no están encerradas en si mismas; se está modelando una pertenencia que las hermana y que permite el fluir de  vinculaciones entre ellas. Se establece un eje central (virgen-niño) flanqueado por dos grupos entre los cuales se produce -a través de posturas, actitudes, direcciones y las miradas referidas- un juego de ángulos y diagonales que rompe la bidimensionalidad medioeval. Este modo de concebir la estructuración de la pintura, quiebra la rigidez y el estatismo y la dota de mayor movimiento y ambiente. Me parece revolucionaria la manera en que Cimabue, preservando la composición del tríptico  medieval, quiebra con dicha tradición aglutinando las imágenes en un solo panel. El manejo de la luz es otro elemento innovador, de una luminosidad pareja sin mayor incidencia en las formas, pasamos a un foco lumínico que, tras la virgen, contribuye junto a la arquitectura del trono y a la incorporación de ese entramado de diagonales a la que hago mención, a otorgar una profundidad desconocida para la pintura de la Edad Media. El trabajo lumínico sobre los cuerpos augura el modelado de los cuerpos de manera más realista y naturalista.  ( búsqueda de individualización)
                  GIOTTO 
Ahora bien, si ahora observamos esta Madonna del Giotto, se produce la paradojal sensación de ser más gótica que la de su maestro. Y claro, una es un punto de llegada y la otra un punto de partida. Dicha base desde donde comienza su incursión, conserva los códigos medievales pero, desde ya, prefigura en el rostro de la virgen, la transformación hacia lo terreno. El contraste de color entre manto y vestido también es un dato innovador. Igualmente vemos como el tratamiento de la figura principal adquiere desde sus inicios mayor contundencia, redondez y volumen; y la luz se trabaja como saliendo del propio cuerpo
En la siguiente imagen entramos de lleno en las bases que irán distinguiendo al Giotto como a un Maestro revolucionario para su tiempo. Esta Obra, integrante del ciclo de Frescos en la Basílica de San Francisco, en Asís, fue un encargo que le realizara la orden franciscana para homenajear a su fundador, quien, para ese entonces se había convertido en un referente muy distinto  para los creyentes de la época acostumbrados al enquilosamiento, la corrupción y el ejercicio del poder por parte de la Iglesia. Su mensaje humanista, de amor a la naturaleza y a todo lo viviente,  coopero intensamente en la transformación histórica que termino por inaugurar el Renacimiento.
Vemos aquí la incorporación protagónica del paisaje toscano y la arquitectura; dos claves netamente renacentistas que llegarán a ser características de estilo muy acentuadas. Las monumentales construcciones que fueron levantándose en nombre de Dios, pasan a ser  signos de la capacidad y la creación humanas. La búsqueda de perspectivas es evidente; el rompimiento con la supremacía de horizontales y verticales es ahora un recurso aguzado mediante el uso de múltiples diagonales. La luz pareciera brotar desde la montaña misma, traducida volumétricamente y pesquizando la traducción pétrea de dicha materia. A pesar de la presencia del ser supraterreno que atormenta al santo, la imagen está absolutamente instalada en la representación de la tierra y de lo humano. Los elementos: San Francisco, el demonio, la construcción y la montaña, están del todo integrados, no hay jerarquías si no, por el contrario, unidad. Ninguno de estos elementos es sin los otros, la pintura se arma en base a dichos nexos. El color puro, vibrante y plano del medioevo ha sido reemplazado por los matices, los valores atmosféricos y por la incidencia de la luz. . 
En la próxima escena, integrante del mismo ciclo de Frescos, apreciamos la continuidad de estas reformas. Resaltan la corporeidad del caballo, el componente arquitectónico como clave composicional, la predominancia de las líneas curvas por sobre las rectas (en abierta oposición a la tendencia del medioevo), la libertad cromática que persigue tonalidades  y contrastes inéditos, la búsqueda de movimiento y, en los monjes, la humanidad de sus gestos que alcanzan un nivel de realismo y credibilidad tal, que casi escuchamos el asombro ante la sagrada visión. El establecimiento de estas escenas donde se narra visualmente un acontecimiento, las reacciones de los personajes frente a ello, la instalación de este vivo acontecer, la captación de un momento; constituiran un código estético renacentista de gran importancia. 
Las pinturas que observaremos a continuación, forman parte de otro Ciclo de Frescos correspondientes a la etapa madura de este pintor. Se encuentran en la Capilla Scrovegni en Padua y representan la consolidación del estilo giottesco, ese umbral al Renacimiento que lo transforma en un  hito y que hace que su Obra tenga un sello inconfundible y peculiar. "La Adoración de los Reyes Magos" (Natividad) nos expone a un grupo cohesionado de figuras que comparten un momento relevante.  Destacan: el peso de los cuerpos, la luminosidad que emana de la escena, el intenso del blanco y el agudo contraste cromático entre los primeros planos y el fondo. Y he aquí otro factor de interés vinculado al acercamiento cada vez mayor a la perspectiva renacentista: la pintura medieval se decide  en  el establecimiento del fondo y la figura, a partir de Cimabue dicho esquema emprende la retirada y con el Giotto la construcción de la pintura en base a varios planos se encarna plenamente. En esta pintura podemos apreciar la majestuosidad y la elegancia que este Maestro consigue así como ese aire finamente ornamental que heredarán -entre otros- Fra Angelico, Ucello y Boticelli, representante éstos de la primera generación de pintores cien por ciento renacentistas.
En "El Abrazo ante la puerta dorada" vemos de lleno como se instala el componente psicológico-emocional de un modo tan relevante como los aspectos constructivos y formales. Es decir, el artista no sólo persigue la traducción veraz de lo físico si no también la transcripción del suceder interno de los personajes. La fuerza expresiva, el poderío comunicacional del lenguaje plástico se afianza totalmente. La elección del tema por tanto, no es irrelevante. Por el contrario, es el soporte necesario para explotar esta vertiente. En este caso, el instante que se plasma, tiene detrás la historia de Ana y Joaquín, padres de María que, siendo personas de edad, no habiendo podido engendrar y tras fervientes oraciones, se enteran cada uno por la visita de un ángel, que el milagro de la procreación se ha realizado. Giotto fija el momento en que ambos se encuentran en la puerta de la ciudad, tras conocer esta esperada y feliz noticia. Este proceder, marca un cambio vital en las generaciones que le sucederán: si bien la pintura renacentista mantiene fuertemente una faceta religiosa, en cuanto a preservar temáticas y relatos bíblicos; ahora las preferencias se inclinarán hacia el lado terreno de dichas historias, resaltando el valor humano y universal que hay detrás de ellas.
En un próximo post abordaremos los aspectos plásticos de esta pintura y el transcurso entre la Obra del Giotto y la Obra de Masaccio, artista que para la historia del arte consolida definitivamente la estética del Renacimiento.

31 comentarios:

Mercedes dijo...

Muy bien explicado en tu entrada esta transformación en el arte pictórico. Muy interesante.
Un abrazo.

Katy dijo...

Hola Eva estuve en Assis y fue un sensación maravillosa contemplar estos frescos in sittu.
Un maestro Giotto.
Es una pena no haber coincidido contigo para que nos lo hubieras explicado con esta cadencia y claridad de ideas.
Un beso y feliz semana

Capuchino de Silos dijo...

Tengo que dar la enhorabuena por el trabajo que ha realizado de manera sencilla y extraordinariamente expuesto.
Las pinturas están magníficamente escogidas.
Muchísimas gracias por compartirlo.

Capuchino de Silos dijo...

Eva: No me has dejado el enlace para entrar en el otro blog.
Un abrazo

MAJECARMU dijo...

Eva,me parece una lección extraordinaria ese cambio pictórico al renacimiento,que subraya distintas perspectivas,temas humanos,movimientos y mayor realismo en los cuerpos y en la expresividad.Todo esto lleva al hombre a tomar conciencia de si mísmo,de su individualidad y su grandeza.
El arte es pensamiento y vida y a través de él comprendemos la evolución del espíritu humano.

Mi felicitación y admiración por tu buena exposición,amiga.
Mi abrazo.
M.Jesús

salvadorpliego dijo...

Un análisis muy profundo el tuyo. Se nota conocimiento y destreza sobre el tema.
Por lo que leo aquí y lo que dejaste de comentario en mi blog, veo a una persona que gusta de realizar análisis agudos y profundos.
Agradezco de lleno tu comentario en mi blog y estamos en contacto.

Un placer leerte.

Teresa dijo...

Lecciones magistrales, Eva, eso es lo que son cada uno de tus post.

Estoy muy orgullosa de haberte encontrado, estoy muy orgullosa de ti.

Un beso, todos los días te doy mi voto.

Madame Minuet dijo...

No cabe duda de que Giotto fue un gran innovador, madame, por ese relieve que daba a las pinturas y toda la emotividad de que las dotaba.
Magnifica exposicion la suya, tan detallada.

Feliz tarde de lunes

Bisous

Silvina Duprat dijo...

Eva, son muy útiles para mí los análisis que haces de las obras´así como también te agradezco enormemente el comentario que hiciste de mis obras en mi blog¡¡¡Un análisis muy agudo y certero!!! te felicito, y es un placer leerte.Besos!!!

Capuchino de Silos dijo...

Eva: Mi pequeña explicación de "capuchino de silo"
Capuchino de Silos es una orden de Frailes Franciscanos, fieles a su fundador, San Francisco de Asís. Los Capuchinos son la rama más joven. Se remonta a 1525 y quisieron vivir con más rigor su vida de oración y pobreza para estar próximos al espíritu de San Francisco. El nombre se refiere a la forma peculiar de su capucha, siendo el nombre oficial de la Orden.
Santo Domingo de Silos es una localidad y un municipio que se encuentra situado en la provincia de Burgos.
A mi me encanta la orden, el lugar y, alguna vez me gustaría ir a meditar allí por ser un auténtico paraiso.
Un abrazo

Gladys Pacheco Leiva dijo...

Respetada Eva interesante y
profundo lo que escrives me
gusta mucho,es un placer pasar
por tu blog,quiero darte las
gracias especialmente por tu
comentario me emocione mucho
saber que en alguna parte del
mundo,hay alguien que me
entiende,ojala que cuando tu
pases por lo mismo no te sientas
tan sola como yo es muy triste
porque aún que una se prepare
para el momento jamás logra
asumirlo a mi aún me cuesta
mucho asumir que mamá no esta,
apesar del sacrificio que
significaba para mi su enfermedad
ya estaba tan acostumbrada,que
todo me parecia normal.
gracias infinitas gracias querida
Eva que Dios te bendiga.

Gladys Pacheco Leiva dijo...

Querida Eva no sabes la alegria
que me saber que estamos más
cerca de lo que yo imaginaba
creo que eres una bella persona
porque de que entré a tu blog
por primera ves, me senti espiritualmente cerca, de ti por
lo que escribes es muy interesante
para mi.

Ambrosia ignota dijo...

Holas Eva

que gusto me ha dado visitar tu blog, he leído y prometo volver, sin duda aprenderé de tus escritos,

un beso con cariño

Fandestéphane dijo...

Hola Eva, felicitaciones por el post tan interesante. Yo quisiera aportar un pequeño dato y añadir un pequeño detalle a lo que dices de que se cree que Giotto había sido aprendiz de Cimabue.

Giotto, hijo de padres campesinos, guardaba los rebaños de la hacienda, y dotado para el dibujo, copiaba con su cayado las ovejas en el suelo, con tal arte que al pasar cierto día el pintor Cimabue junto a él, se quedó sorprendido y admirado, y fue a pedir a los padres del muchacho autorización para dejarlo ir consigo con objeto de dirigir su formación artística.
Los padres consintieron, y Giotto recibió las lecciones de Cimabue, después de lo cual no se dedicó solamente a la pintura, sino que fue también un buen arquitecto y un buen escultor.

Es una gozada poder participar en tu blog, Eva

Besos desde Barcelona

Estrella Altair dijo...

Hola Eva... la evolución así contada es apasionante, de la rigidez.. del medioevo.. a algo mas de humanidad y naturalidad....

Me encanta... este periodo que describes...

.y como lo sientes..

Un abrazo

Milo Pratt dijo...

Hola Eva! anduve buscando el blog de la identidad del sur pero no lo encontré! (no vi el link en tu comentario), se me dejas de nuevo el link paso por ahí a dejar algún aporte!!

por si te interesa, blog actualizado!

(¿Cuando posteas nuevos cuentos o poemas?)

saludos!

lidia dijo...

hola amiga Eva,bienvenida a mi blog,
sabes no sabia que eras chilena,vecina,trasponiendo las cumbres andinas...
gracias
un saludo
lidia-la escriba

BEATRIZ dijo...

Hola Eva,
Los temas religiosos en la pintura para mi son muy familiares, tengo un hermano cura y la religión ha sido parte vital en mi primer crecimiento, pero nunca han dejado de intrigarme los cuadros renacentistas particularmente los Bizantinos. El Renacentismo no es periodo de mi predilección, aunque con tu exposición lo siento más cercano, te lo debo a ti.
Como siempre un placer venir a tu cala.

Abrazo fraterno

Xiomara Beatriz dijo...

Me gusta venir y aprender …soy amante de la pintura tengo poco conocimiento en el periodo del renacimiento y tu explicación tan acertada va descifrando la evolución del arte …gracias mil por tan interesante post...besos

Adriana Alba dijo...

Eva gracias por compartir ésta información tan valiosa e interesante, con una gramática y una estética insuperable.

abrazos de Luz!

verdial dijo...

Te has superado en esta segunda entrega. Los cuadros, maravillosos.

Felicidades.

Un abrazo

Buscador de buscadores dijo...

Tienes un blog muy interesante, donde se puede aprender mucho. Mi gusto por la pintura no va mucho más allá que lo que puedo hacer con un lápiz y un carboncillo !!!
Buen gusto !!!
Gracias por visitar el ocaso.

Besos.

Roberto Santamaría dijo...

De visita en este bellísimo blog donde el arte y la belleza se hace presente en cada uno de tus apuntes.
Gracias mi estimada amiga por llegar hasta mi blog para dejar en él la cálida huella de tu presencia.

Un abrazo

Roberto

Rita dijo...

Hola Eva, yo estuve en Padova viendo la Capilla degli Scrovegni, es maravillosa la obra de Giotto allí. Gracias por tu visita a mi blog y tus bonitas palabras, vendré a leerte, un beso para Gaspar

Paloma Vivanco dijo...

Hola Eva,

Gracias por molestarte en leer mi blog.

El tuyo si que es impresionante. No he tenido tiempo de leer todo, solo ojeado, pero mañana seguiré.
Estoy aprendiendo a pintar, así que tus temas me interesan mucho.

En tu perfil veo que eres un poco más joven que yo, pero ambas somos Géminis. No es por nada, pero me gusta ser Géminis. El signo de las dos caras, de las dos personalidades, Eva de día Eva de noche.

Un abrazo

Paloma

P.D. ¿De donde eres?

Liz dijo...

Eva,disfruté mucho de esta "transformación".Gracias por tu crítica .un abrazo.liz

Iván dijo...

Hola, muchas gracias, como comentas, anda el internet algo fallón estos días
Ya tienes tu comentario colgado en el articulo del blog
Un fuerte abrazo
Ivan

Jesús Sueiro Sueiro dijo...

¡Hola! Un placer. Un verdadero placer.
Muchas gracias por tu comentario en “Cartas desde mi piorno” sobre los jardines de la memoria desde el confín austral (¿?) que sugiere y evoca tanta belleza. Después de su lectura uno se siente como más elevado en su interior, como extrañamente mejorado en su espíritu. El cual ofrece y demanda algo que, creo, escasea mucho hoy en día: noble conversación. Nobleza obliga. Un saludo muy afectuoso desde la esquina verde de España: Galicia, el país de Rosalía.

VerboRhea dijo...

Gracias por darme a conocer tu blog. Te enlazo al mío porque me gusta lo que leo.

Pilar Moreno Wallace dijo...

Eva, ha sido una suerte para mí llegar hasta tu blog y he quedado encantada con todos los temas que tratas. Todo lo que he leído hasta ahora tiene un gran interés. Te felicito.

Felix Casanova Briceño dijo...

Eva...

Coincido con Katy en la majestuosidad de estos frescos que nos acercas de forma brillante. ¡La tengo bien votada, ah¡ jaja. Mucha suerte, amiga.

Un beso