apreciados visitantes (algunos fieles lectores)

domingo, 10 de marzo de 2013

¿Cual es la Madre del Cordero? ¿recuerdan?... El Miedo a la Muerte es la raíz de todos los Miedos...


IV.




“Aunque en épocas anteriores
eran directos al hablar sobre la muerte
pero reticentes a hablar de sexo,
hoy en día, somos locuaces
hasta el aburrimiento hablando de sexo,
pero reticentes a hablar de la muerte
como un hecho de la vida”

George F. Will, Premio Pulitzer.


Retratos sesgados y caricaturescos de Adanes y Evas actuales made in Chile 
(  en sintonìa con la existencia planetaria )

Recientemente salidos del quirófano, él con un bay pass gástrico que promete reducir drásticamente el sobrepeso, ella con implantes mamarios para pasar de copa B a copa C y elevar de tal modo, no tan sólo sus pechos si no también su autoestima; recorren un mall del barrio alto, embelesados ante el caudal de ofertas y productos. Atentos a las vitrinas y a sus múltiples objetos y prendas, se ponen en posición de ataque cada vez que el tumulto, que pasea como ellos atraídos por las mercancías, amenaza con invadir el pequeño espacio personal que resta para desplazarse. Tras vivenciar el deleite de la compra, el placentero consumo; se dirigen al estacionamiento en busca del automóvil, último modelo, recientemente adquirido. La felicidad disminuye paulatinamente en el intento de escapar del atolladero de autos que también aspiran a salir del recinto. Nadie les da la pasada y él maniobra la máquina intentando no darle la pasada a nadie. El exquisito goce de la compra se diluye en el afluente de emociones negativas que de ambos se va apoderando y comienza la discusión, la que sea o la misma de siempre: todo y nada sirve para gatillar la incomprensión, sus resentimientos y agresiones. Por fin en casa y para pasar el mal rato, ella traga dos ansiolíticos y se prueba los nuevos pantalones, los nuevos zapatos, el nuevo abrigo. Observa sus senos artificiales y es feliz nuevamente. Pareciera que el amamantamiento de sus tres hijos y el natural paso de los años no hubiesen hecho mella. Eso la hace feliz. Mejor aún, tiene unas tetas que nunca tuvo, es que lo que natura no da o simplemente quita como ley de la Vida y de la Muerte, cirugía lo vende, lo repara o lo crea artificialmente. Por mientras, él bebe ron mientras juguetea embelesado con su celular de última generación provisto de todos los adelantos que ofrece el mercado.  Ella piensa en la cantidad de meses que han pasado desde la última vez que hicieron el amor. Y el lucha por no pensar en la eyaculación precoz que le atormenta.

Al otro lado de la ciudad, un hombre y una mujer recorren la población en la que viven en busca de la droga que borrará angustias y tristezas. Atentos a todos los sonidos, sobre todo a los más imperceptibles, se ponen en posición de ataque  cada vez que detectan cualquier señal que anuncie la irrupción de la policía o un enfrentamiento entre narcos. El niño que los acompaña come ávidamente de una bolsa con papas fritas bañadas en ketchup y hace gestos obscenos y rabiosos a los otros niños que se acercan para pedirle. Una vez drogados, y gastado el dinero que han conseguido en el día,  pueden sentirse felices por un rato y olvidar la pobreza en la que viven. Pero ella no quiere tener sexo pues hace mucho que no siente deseo alguno y él se violenta y la golpea. Luego él le pide perdón, ella lo perdona y consumen el resto de pasta base que les queda. Hasta el siguiente dìa, cuando esta historia de miedo, angustia y evasión se repita. Y hasta el subsiguiente y los que siguen, mientras el cuerpo del niño crece, la obesidad cunde y el alma se hace raquìtica. 

Y en otro sector, después de una extensa jornada laboral que incluye horas extras y turnos que no respetan las leyes laborales; trabajos éstos que les permiten endeudarse y así mantenerse dentro del grueso poblacional llamado clase media; un hombre y una mujer, desolados e impotentes sacan y sacan cuentas para llegar siempre al mismo resultado: saldo en contra, cansancio, preocupación, frustración, rabia y pérdida. Cuotas por pagar, cuentas por pagar, préstamos por pagar. Pero es viernes y acaban de recibir sus salarios. Un buen asado y muchas cervezas podrán mejorar los ánimos. Embriagados, importará menos que el no sea cariñoso y sólo quiera penetrarla, nada importará que ella, como casi siempre, finja el orgasmo.

Todos temen y perviven en la incertidumbre y en el desconcierto. Como en el Origen.

Estas tres mínimas narraciones ponen de manifiesto, tras siglos de inhumana civilización, el resultado, aquí y ahora, del sistema dominador, desigual y jerarquizado que vimos nacer en el sanguinario paso desde la prehistoria a la historia. Sin embargo, hay un hilo conductor que no distingue clase económica y que nos sigue conectando con nuestro origen como especie sin discriminación alguna, como si el vasto tiempo que nos separa de ello, no hubiese pasado: muerte, erotismo y miedo. La premisa fundamental de este Ejercicio de Ensayo ( establecida en las entregas anteriores): el miedo  la Muerte es la raíz de todos los miedos. Para no sentir a la muerte en la propia vida, para arrancar del miedo, se recurre a la evasión utilizando el consumismo exacerbado, los fármacos, el alcohol y las drogas. Y, viviendo en un mundo que ofrece un constante estímulo sexual, nuestro erotismo presenta recurrentes disfunciones y no nos entrega, según las estadìsticas a la mayoría, el placer sagrado que le es connatural. 

Si algo define a Occidente hoy, esto es: el anhelo de dar muerte a la Muerte. Desterrada ha sido de la Vida, expulsada de nuestro Paraíso Post Moderno. Podemos aspirar a la inmortalidad por nuestros propios medios. La ciencia y la tecnología nos avalan. Hemos dado muerte a nuestros dioses animales, a nuestra Diosa Madre y conservamos en grado emérito a un Dios Padre cada vez más insuficiente para aplacar el pánico de sus creaturas. Hemos llegado a la luna, internet modifica el tiempo y el espacio, la medicina guerrea cada vez con más armas en contra de las enfermedades, se descifran los secretos del adn y así como se aspira a derrotar a la muerte se puede ya, crear y clonar vida. Estamos atiborrados de objetos, productos y servicios para facilitar el diario vivir y se despliega ante nosotros un mercado que ofrece soluciones, comodidades, lujos y entretenciones; si bien la inequidad cunde, las circunstancias de nuestra subsistencia han cambiado de manera contundente, la civilización ha conseguido mejoras considerables e impensadas. Sin embargo, la lucha primigenia por la sobrevivencia, hoy representada en la obtención de dinero para acceder a todo ello, continúa ejerciendo un feroz impacto sobre la interioridad humana. Dicho impacto no ha sido atenuado por ninguna de las grandes conquistas ni cognitivas ni materiales ni tecnológicas de nuestra sociedad, tampoco nos han brindado mayor tranquilidad y amparo. Por el  contrario, el sistema en el que estamos insertos, puede ser tanto o más atemorizante, belicoso y desgastador que el cavernícola y continuamos viviendo con la sensación de estar bajo una inminente y perseverante amenaza. Las construcciones ideológicas y socioculturales; los sistemas religiosos, políticos y económicos que se han ido alzando durante siglos, no han podido superar el trauma emocional de nuestro origen y, por el contrario, parece que todo el esfuerzo civilizatorio de la humanidad, ha sido a costa de acrecentar el Miedo Primigenio llegando, hoy por hoy, a un punto máximo de tensión.


Nota: con este post, retomo la entrega de mi Ejercicio de Ensayo. He de decir que la lectura y los aportes de todos aquellos y aquellas que leyeron y comentaron los textos anteriores de ¿Cual es la Madre del Cordero?, han sido de una importancia radical en correcciones, mejorìas y aprendizajes. Gracias infinitas!!!!. El resto de este Ejercicio se encuentra en las Etiquetas/Ensayo.

63 comentarios:

Natàlia Tàrraco dijo...

Querida Eva, cuarta entrega de "la madre del cordero".
En esta llegamos al tema que nunca dejaste de mencionar, la muerte y la sociedades, entre tanto eros y vivir.
Al nacer ya morimos, a la muerte volvemos al final, dicen que a ella llegamos todos vivos, dicen que, mientras, vivimos que no es poco, pero ¿cómo? Tenemos las sociedades que hemos construido, ausentes de cualquier mención a la muerte, ausente incluso de vivir de verdad, nos desperdiciamos, nos distraemos, nos retocamos, la cuestión es no dar la cara, la que se tiene a lo largo de los años, e intentar cambiar algo o cambiar nosotros mismos por dentro y que se note por fuera.
Has analizado tan bien el estado de las cosas que poco me queda que añadir, los ejemplos en relato son espléndidas muestras. Tengo mal sabor de boca, me tomo un cafelito, intento animarme en lunes. Espero nuevas entregas pero yo apuesto que la madre del cordero es la vida, allá cada cual como se la busque, todo pasa factura.

Gracias por tu cariñosa visita, hasta la próxima besitos en lunes.

FJavier dijo...

Con ese magnífico estilo y esa aguda mirada que te caracterizan, nos ofreces, como en el reflejo de un espejo, tres imágenes que muestran la rutina de aquello en lo que nos hemos convertido. Sin embargo, a pesar de representar estereotipos profundamente arraigados, no creo que respondan, por fortuna, a lo que en esencia somos. De ahí la insatisfacción profunda que nos genera descubrirnos así.

Cada vez me reconozco más como una máquina biológica gregaria y vulnerable, sometido a un tipo de esclavitud recurrente. La historia lo corrobora. Y mientras la ciencia abre nuevos caminos de libertad, estos son inmediatamente monopolizados por quienes conocen los resquicios. Los amos saben de nuestra naturaleza doblegable vinculada al miedo y al placer. Y lo utilizan.

Veo en tu iniciativa una semilla de lucidez, un antídoto para la confusión y la apatía, una invitación al pensamiento y a la reflexión. Si es posible imaginar otro mundo, ello es gracias a cuantos insistís en mostrárnoslo.

”… Acabé por comprender el despotismo de la especie, y por no soñar más que con un no-hombre, con un monstruo que estuviese totalmente convencido de su nada. Era una locura concebirlo: no podía existir, ya que la lucidez absoluta es incompatible con la realidad de los órganos…”
Emile Cioran
La tentación de existir

Todo mi cariño.

Nieves dijo...

Eva, este tema me fascina, cada ves que te leo sobre este tema me hace sumergirme en mis mas profundo pensamientos sobre la muerte, un asunto del que obviamente no suelo pensar nunca, porque soy de esas personas que piensa que nunca les llegará su hora, a mi siempre me va a parecer poco, siempre voy a querer vivir mas.

Es increíble como trasmites y lo bien que nos cuentas...

Un besote :)

Antorelo dijo...

Cuando nacemos, lo único que tenemos seguro es que vamos a morir. Esto genera en nosotros un ansia de inmortalidad que se traduce en no querer morirse. Esta angustia existencial cada cual intenta resolverla como puede...
Excelente texto.
Saludos

Luis de Burg dijo...

tu entrada me ha dejado fascinado por la absoluta entrega hacia el tema, con notas y apuntes muy precisos, hasta con ideas complejas y hasta simples donde te desplayas explicando con sumo cuidado para que nadie se pierda ni se confunda en el camino y llegue a salvo al final, donde lógicamente hará un minuto de silencio para volver a mezclar ideas y crear nuevas respuestas en su cabeza, es lo que todos pretendemos cuando ingresamos a un blog, salir con nuevas ideas y gozar de algún nuevo tema aprendido

me hace recordar una entrada en donde catalogué al dinero como un dios todopoderoso, si no lo has leído te dejo el enlace: todopoderoso, besos

Katy Sánchez dijo...

Como siempre interesante.
Si de algo estoy segura es que tengo un código de barras que va a caducar y no solo el mío, sino el de todos.
O sea la muerte nos iguala a todos y nos hace justicia afortunadamente.
Que de aquí nadie se va riendo ni se lleva nada.
Que aquí estoy de paso y trato de hacerlo lo mejor posible y disfrutar al máximo sin hacer daño a nadie.
Lo demás pecata minuta.
Me alegro que hayas terminado y corregido con éxito la Madre del Cordero.
Bss y buena semana

Manolo López dijo...

Hola amiga Eva, encuentro varios errores en este texto (no es reprimenda, es ironía) no son sesgados, ni caricaturescos, ni made in Chile. Son perfectamente reales y universales y creo que tanto es así, que en realidad no son tres historias con seis personajes, todas y cada una de estas seis personas está en nosotros mismos, están en mi mismo, y por seguir con los errores, podías haber puesto algo bueno, algún momento de felicidad, que real o ficticia alguno habrá.

Tienes la virtud de hacerme reflexionar sobre cosas que están en el armario, y aunque como dice la canción “no son momentos para la lirica” nunca es malo, casi es lo más deseable pues también nos aleja de la realidad, las miserias humanas.

Vida, muerte, miedo, ya hablamos un día del miedo, y de quién es esa herramienta, inoculada en vena desde el primer día, que se usa como el mejor sistema de control individual y colectivo.

Pensando en el origen de ese mal, se me ocurre que los animales no tiene miedo, tienen instintos, el miedo es humano y ha de nacer de lo que nos diferencia, la inteligencia, esa palabra que tiene connotaciones positivas de superioridad, pero permíteme que ponga en duda. ¿la inteligencia es el origen del miedo? o fue una invención con la que el más inteligente domino al más fuerte, al macho alfa. Miedo y fuerza un buen paralelismo. Somos inteligentes cuando superemos a la naturaleza a la vez que la destruimos.

Hay una expresión muy interesante “Somos humanos” la empelamos para probar nuestra superioridad y avances y al mismo tiempo para justificar nuestros errores “Somos humanos”, te la propongo para una futura entrega, seguro que tu le sacas mucho jugo.

Bien Eva, hasta otro rato, no tardes mucho.

Muchos besos

Maite Rubert dijo...

Da mucho que pensar, este ensayo que ,mete el dedo en la llaga.
Nos evadimos con lo que sea para no hacerle frente a los miedos, a la muerte. Sin embargo, la paz llega ,cuando somos capaces de estar a solas con nosotros mismos, cuando sabemos escuchar al silencio. fuente de sabiduría y reflexión.
Me gustó mucho leerte. Un abrazo.

Carmen Troncoso dijo...

Querida amiga
Brillante como siempre tu escrito, magnifica la muerte que llevamos dentro desde que nacemos, única certeza de este mundo que solo percute el poder, como eterno incentivo de vida, un abrazo cálido,

Adriana Alba dijo...

ELOGIO DE LA SOMBRA


La vejez (tal es el nombre que los otros le dan)

puede ser el tiempo de nuestra dicha.
El animal ha muerto o casi ha muerto.
Quedan el hombre y su alma.
Vivo entre formas luminosas y vagas
que no son aún la tiniebla.
Buenos Aires,
que antes se desgarraba en arrabales
hacia la llanura incesante,
ha vuelto a ser la Recoleta, el Retiro,
las borrosas calles del Once
y las precarias casas viejas
que aún llamamos el Sur.
Siempre en mi vida fueron demasiadas las cosas;
Demócrito de Abdera se arrancó los ojos para pensar;
el tiempo ha sido mi Demócrito.
Esta penumbra es lenta y no duele;
fluye por un manso declive
y se parece a la eternidad.
Mis amigos no tienen cara,
las mujeres son lo que fueron hace ya tantos años,
las esquinas pueden ser otras,
no hay letras en las páginas de los libros.
Todo esto debería atemorizarme,
pero es una dulzura, un regreso.
De las generaciones de los textos que hay en la tierra
sólo habré leído unos pocos,
los que sigo leyendo en la memoria,
leyendo y transformando.
Del Sur, del Este, del Oeste, del Norte,
convergen los caminos que me han traído
a mi secreto centro.
Esos caminos fueron ecos y pasos,
mujeres, hombres, agonías, resurrecciones,
días y noches,
entresueños y sueños,
cada ínfimo instante del ayer
y de los ayeres del mundo,
la firme espada del danés y la luna del persa,
los actos de los muertos,
el compartido amor, las palabras,
Emerson y la nieve y tantas cosas.
Ahora puedo olvidarlas. Llego a mi centro,
a mi álgebra y mi clave,
a mi espejo.
Pronto sabré quién soy.

Jorge Luis Borges

Don Borges nunca terminó de gustarme...no me preguntes porque, no sabría decirlo, muy inteligente, muy frío, muy Borges jaja, sin embargo éste poema a mi criterio encierra muchos versos que lindan con la muerte, merodean su jardín.

Un abrazo dulce Eva, magnífico post.

Belén Rodríguez Cano dijo...

Magnífico post de una crudeza terrible.
En los tres relatos queda claro el eje central: todo menos convivir con la idea de la muerte.
Es quizá la certeza de su cercanía la que nos lleva a negarla hasta el último suspiro.
Feliz día.
Un beso.

maria candel dijo...

Si, muy cierto Eva, el miedo a la muerte está en la raíz de las creaciones humanas, las religiosas, las artísticas, necesitamos un sentido para tanto sinsentido...
Que bueno leerte otra vez, amiga, un fuerte abrazo.

Ambrosía ignota dijo...

Para ti más que comentarios de tus escritos, tengo imágenes y de ellas, ostento muchas oportunidades para descifrar el mundo.

Podría leerte durante horas.

PD. El miedo es terrible, mueve a la masa. Mueve al mundo. No se diga la muerte. No se diga la tierra prometida.

Char dijo...

Hola Eva, un atrapante post que me recuerda a un escrito de Aristarain, donde cita:.." aunque no se lo quiere aceptar, que la vida nace con la muerte adosada. Que la vida y la muerte no son consecutivas sino simultáneas e inseparables.Si uno puede conservar la cordura y cumplir con normas y rutinas en las que no cree es porque la lucidez nos hace ver que la vida es tan banal que no se puede vivir como una tragedia."

De todos modos sé a ciencia cierta que cuando todo tu mundo se haya derrumbado, te darás cuenta que a tu alrededor la vida transcurre con descuidada indiferencia.
Entonces, será tiempo de volver a empezar; con los recuerdos que tengas a tu alrededor, a tu alcance, como si tu vida hubiese comenzado ayer.

Gracias por tu visita y comentario (en cuanto al autor del grafitti de la cabecera de mi blog, lo desconozco)

Buen fin de semana, bss.

TriniReina dijo...

Leyendo los tres casos que describes me he preguntado si ese subsistir así, de esa manera, no es ya la propia muerte. A qué huirle, si cada día de esa manera vacía se alimenta o la alimentamos; porque aquí no se salva nadie, cada cual con su "muerte" a cuestas....

Saludos

Rosana Martí dijo...

Muy interesante rincón, gracias a tu mano amiga, he podido llegar hasta aquí.

Un fuerte abrazo.

RECOMENZAR dijo...

Me gusta el arte que le das a tus letras cuando escribes de tu mente al teclado dejandonos asombrados

Norma Ruiz dijo...

Querida Eva, no he leído las otras entregas que has escrito.
Según mi mirada, la única certeza es la muerte…..
Necesitamos sentir que estamos vivos, por ese motivo tenemos proyectos, objetivos, deseos….
He cierto que el mercado vende y publicita la estética femenina y masculina. Y enmascara comprando la autoestima, como si fuera una propiedad inmobiliaria.
Lo que el hombre no comprende es que la verdadera belleza está en su modo de vivir.
Habrá que seguir trabajando para despertar conciencias, no somos dioses, y menos inmortales.
Solo queremos ser humanos.
Reflexivo el tema de hoy, lamentablemente de siempre. Así es la historia del hombre y sus diversas culturas.
Besos inmensos amiga




Universo dijo...

Eva, gracias por tu visita. El hecho más destacado y que se ha de tener en cuenta en primer lugar, es que después de la muerte no se encuentra uno con una vida nueva y diferente, sino con la continuación, bajo ciertas condiciones cambiadas, de la vida en el plano físico.
Un abrazo.

Aristos Veyrud dijo...

La concepción de la muerte ha sido diferente a través de la historia, y no ha sido homogénea en los pareceres de acuerdo al carácter y personalidad o creencia, hay diferencia entre por ejemplo un mártir que se amarra explosivos y está seguro que pasará a un paraíso donde todos sus deseos negados en la tierra les serán otorgados, y el mercenario que viendo cerca el fin no podrá disfrutar de su paga y merecido retiro en el paraíso terrenal.
La muerte ha sido una construcción cultural supeditada al mecanismo de premio y castigo, desgracia y éxito, esclavitud y libertad que con el advenimiento del ser humano como mercancía adquiere la característica de bien o activo depreciable, luego que pasa su ciclo de uso o de producción igualmente pierde su valor de reconocimiento y representación. Morir es ir siendo inútil al mercado de una sociedad siempre sedienta de mano de obra que fluctúa de acuerdo a las leyes de la oferta y la demanda.
En esa construcción cultural de la muerte no siempre existe el temor a morir a llegar a un "fin" pues ha habido y hay aún casos donde culturalmente hasta puede llegar a ser una celebración.
Con lo anterior quiero refrendar que mediante las creencias de fe religiosa compaginadas con las ideologías de mercado acerca de la muerte se puede manipular perfectamente la vida para maximizar las ganancias y la conservación de poder o elevar los tan anhelados índices de consumo per cápita, que tan minuciosamente desde la reflexión y la literatura perfilas en esta parte de tu ensayo.
Siendo la muerte una construcción cultural permeable a la valorización tenemos todo un horizonte desde la herramienta de la estética para percibir y concebir valorizaciones diferentes a las tradicionales tan esclavizantes hasta hoy.

"Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo..."

Besos querida Pensadora Escritora Poeta Amante y otras tantas virtudes que aún no tengo el honor de conocer...

Rembrandt dijo...

Amiga mía, no sé que habrá después de la muerte, me inclino a pensar que mucha Paz, como sumergirme en un sueño maravilloso de vida eterna, soy católica -aunque no practicante-quizás de ahí mi pensamiento.
Si bien la muerte es un tema que evito, es indiscutible que está ahí, desde que tenemos uso de razón somos conscientes de ello. “Todo verdor perecerá”, creo que es lo más cercano a la realidad y aunque pareciera pesimista no es así, la vida es lo más precioso que tenemos, no me olvido por supuesto de los sinsabores pero soy de las que prefiere ver el medio vaso lleno.
Querida Eva tu texto es muy profundo es un lujo leerte, se disfrutan tus palabras y además siempre dejas abierta la puerta a la reflexión.

Besos muchos desde el otro lado de la montaña.
REM

Rafa Hernández dijo...

Bueno yo creo que si en cuestión de sexo cada vez son menos los tabúes que existen, con la muerte aunque somos más reacios a hablar del tema, creo que cada vez lo aceptamos mejor y lo afrontamos con más realismo. Pienso que no hablar en si tanto de la muerte, no es por el temor a abandonar esta vida sino al sufrimiento que puede conllevar esa muerte, y por supuesto esto a nadie nos gusta encajarlo. Yo no tengo miedo a morirme porque se que me tiene que llegar la muerte. Yo lo que le temo es a la enfermedad que me pueda generar esa muerte y al padecimiento.

Saludos y gracias por pasar por mi blog.

jaal dijo...

Desde mi punto de vista vivimos en una sociedad que nos rodea de estímulos o de ruído y caemos sistemáticamente en la tentación, de modo que no tenemos sosiego para recapacitar. Hacemos las cosas deprisa para seguir haciendo cosas deprisa. Y es necesario pensar para después hablar sobre algunos temas, sobre la muerte por ejemplo, pero también sobre la vida.

Una entrada para reflexionar. Abrazo.

Carmen Real dijo...

Eva,
corto mi comentario pero real
es muy sexy y brutalmente hermnoso tu blog, intenso y original te he leido toda y me deja sin aliento tu escritura, no sy de leer este tipo de novelas o versos
te sigo, aqui me quedo, por favor pasa por mi blog, lo mio es mas historieta a ver si te agrada, como haces para tener estas imagenes tan bellas? un jolgorio en serio
besos totales gracias

Cecy dijo...

"La muerte tiene toda una vida para esperarnos" oí decir una vez. Pienso que ser reacio a hablar de ella es porque la tenemos presente de manera violenta, tal como se vive la vida de hoy, demasiada información que no llegamos a procesarla.

Un abrazo Eva.

virgi dijo...

Nacemos para morir.
En medio, damos tumbos, pedimos explicaciones, caemos, nos levantamos, comprendemos, lloramos, somos felices.
Pasos que forman un todo para entender la fragilidad de la existencia y la cortedad de miras que tenemos.
Gracais por visitarme, un fuerte abrazo.

virgi dijo...

(de phoeticblog, besos)

G a b y* dijo...

Las historias que narras, tan llenas de realidad, tan actuales, son muestra de cómo anda la sociedad. La muerte en sí, sigue siendo un tema que nos cuesta abordar, y eso que estamos acostumbrándonos a verla todo el tiempo, y me refiero a la muerte en las calles en manos de delincuentes, o por omisión de asistencia, o porque el marido no quería que su mujer lo abandonara... En fin, todo eso viene a contrastar con todo el empeño que se pone en buscar recursos para verse o estar mejor. Es todo una extraña paradoja.
Excelente ensayo, me encantó
volver a leerte y pasar por aquí:
Besos!
Gaby*

Del Rosa Al Amarillo dijo...

Un placer recibir tu visita, me encanta leerte, tu capacidad para llegar a los demás es sobrecogedora amiga.
Un gran abrazo,

Rud dijo...

Estimada Eva
Nuestra mayor certeza es que algún día hemos de desaparecer para siempre. He aprendido a vivir como si hoy fuese mi último día, ello me ha llevado a ser más cariñosa y a realizar muchísimos proyectos antes de que me llegue la hora :)
Me encanta tu manera de escribir; las tres situaciones son desgarradoras pues tanto el consumismo como el alcoholismo e ingesta de estupefacientes, envilecen y enajenan a la persona.
Tu ensayo es una descripción de la vida misma; una realidad que cada día toca a más gente: la superficialidad, el desamor, la incomprensión, la intolerancia, la falta de generosidad y de buenos sentimientos...
Cordiales saludos, un fuerte abrazo

★MaRiBeL★ dijo...

இڿڰۣ-ڰۣ—Feliz Semana

♥ B E S O S ♥

─═☆MaRiBeL☆═─

enfuga yremolino dijo...

Tanto los siglos, como el erotismo, la conciencia de la muerte y el miedo son exclusivamente humanos; la civilización misma lo es, al perfeccionarnos en humanidad llegamos a la perversión, por ello la enumeración de los pecados capitales, eta etc. Tenemos que obligarnos a ser buenos humanos, porque nuestro rasgo distintivo es la competencia del ego.
Nuestros siglos de evolución son humanidad contranatura.
ABRAZOS
http://enfugayremolino.blogsp

Lady_Celeste dijo...

!!Hola,eva!!

Me aterroriza la muerte,es algo q no puedo superar.

Muchas gracias por tu cariño y amabilidad conmigo en mi blog.Muchisimos besitos,preciosa,eva.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Interesante desde la escritura la construcción del ensayo, en la dualidad del texto narrativo ejemplificante, y el ejercicio de pensamiento, en lo que llamaría el texto de especulación.
Habría que partir de una premisa: la vida y la muerte como consubstanciales, en la primigenia, si se observa, que la muerte es tomada naturalmente, y se le rinde culto. Quizás no se daba esa angustia de hoy, que la pone frente al ser humana, no como un evento que se debe aceptar, sino como injusta,extraña a la vida, que se asume perenne, eterna.
Como Ponce de León, la sociedad de hoy busca bañarse en las aguas lustrales de la eterna juventud. Y no extraña que la medicina y otras ciencias afines, jueguen a la alquimia de eterna existencia biológica.
Espanto a la muerte en la proximidad de la vejez, y por ello el quirófano para desarrugar la piel? Y la estética quirúrgica en personas no provectas? Pienso que se juntan miedo y vanidad, en esta explosión de acometer la piel, para engañar a la vejez, intentar detenerla...UN abrazo. Carlos

Rud dijo...

Eva querida
He vuelto a leer tus excelentes relatos. Espero que estés saludable.
Cordiales saludos
Un gran abrazo

Jorge Loarte dijo...

Enhorabuena por el blog y, evidentemente, por el estilo con que tratas un tema delicado y casi intocable para muchos.

Medicina Popfiláctica dijo...

Hablar de la muerte, en mi caso es hablar de respeto ya que nunca he temido el momento de vivirla, sino de sentirla.

Gran descripción narrativa. Como siempre, maravillosa.

http://popfilaxis.blogspot.com

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Una estupenda entrada Eva, hoy día se habla sin tapujos del sexo y se huye hablar de la muerte. Es un hecho cultural de nuestras nuevas sociedades. No obstante, esas tres historias, como otros estereotipos que podríamos perfilar tienen un denominador común: la insatisfacción.
Estamos viviendo bajo el consumismo y la individualidad, tal hecho nos enfrenta a ser con frecuencia domesticados a tal fin, ya se ocupan de ello los poderes terrenales de hacerlo.
¿Por qué?a mi entender es por una falta de madurez en la personalidad, a no haber intensas metas que conquistar y si las hubiesen tenido, no tuvieron la suficiente constancia para luchar por ellos.
Hay que vivir intensamente esta vida, no tenemos otra y si bien es dura, vale la pena vivirla en su plenitud, aún sabiendo que la muerte nos espera.
Un placer leerte.
Un abrazo
Sor.Cecilia

Claro de Luna dijo...

Tres situaciones de vida en un mar de naufragios.
Soy católica no practicante, y para mí la vida es un tránsito pasajero no libre de penas y alegrías, de tristezas y esperanzas. Para la separación final con la muerte a una vida diferente transformada y mejor ,es don de Dios.(si el grano de trigo no muere ..no hay nueva vida )
Muy interesante texto
Felicitaciones.
Un fuerte abrazo

Ambrosía ignota dijo...

Evaaaaaaaaaa

No se vale que te pierdas, hora de regresarrrrrrrr, quiero leerte másssssss

1600 Producciones dijo...

En esa inhumana civilización respiro las luces del gran J J Rousseau y sus magistrales clases, cuando pretendía, el muy ¨ïnsano¨ enseñar a vivir, volviéndonos un poquito más salvajes, solo un poquito...

Aire puro, este blog, ante tanto discurso mediático idiota.

Besos y saludos Eva.

Tamara dijo...

Vengo a dejarte mi saludo y a decirte que tengo un sorteo en mi blog, échale un vistazo, siempre viene bien un libro gratis no?. Un besazo.

Misterio Tuyo dijo...

Un análisis buenísimo, ha sido un placer pasar por aquí.

Un saludo.

Anónimo dijo...

[url=http://www.eggergarten.ch/gaerten/main.htm]cheap snapback hats[/url]
[url=http://www.eggergarten.ch/teiche/]Louis Vuitton Outlet[/url]
sakawa8866

FJavier dijo...

Espero que estés bien y que pronto podamos seguir disfrutando de tu compañía.
Es inevitable echarte de menos.
Un abrazo.

Del Rosa Al Amarillo dijo...

Hace tiempo que no pasaba por tu blog. Una reflexión muy buena.
Espero que andes bien y pronto te veamos por mis rincones en rosa y amarillo.
Un abrazo. Diego

Adriana Alba dijo...

Hola Eva, paso a dejate un abrazo y un poema de una escritora argentina a quien admiro.
Espero estés bien.

LA REALIDAD Y EL DESEO

La realidad, sí, la realidad,
ese relámpago de lo invisible
que revela en nosotros la soledad de Dios.

Es este cielo que huye.
Es este territorio engalanado por las burbujas de la muerte.
Es esta larga mesa a la deriva
donde los comensales persisten ataviados por el prestigio de no estar.
A cada cual su copa
para medir el vino que se acaba donde empieza la sed.
A cada cual su plato
para encerrar el hambre que se extingue sin saciarse jamás.
Y cada dos la división del pan:
el milagro al revés, la comunión tan sólo en lo imposible.
Y en medio del amor,
entre uno y otro cuerpo la caída,
algo que se asemeja al latido sombrío de unas alas que vuelven desde la eternidad,
al pulso del adiós debajo de la tierra.

La realidad, sí, la realidad:
un sello de clausura sobre todas las puertas del deseo.


Olga Orozco

San dijo...

Una exposición fantántica. Realmente eludimos tratar de frente con ese tema, se nos educa para vivir, jamás para saber morir. Los relatos se agarran al corazón, de tan reales dan en la frente, zarandean y explosionan. Mi admiración Eva.
Un abrazo.

Amapola Azzul dijo...

Bueno, has hecho una reflexión muy profunda , de eso no cabe duda, enhorabuena.

Un abrazo.

Feliz Vida.

Navegante Del Alma dijo...

Tremendo tema este que publicas, querer dar muerte a la muerte es algo con lo que sueñan muchos, la inmortalidad es algo imposible y sin embargo deseada como ninguna otra cosa.
El primer paso nuestro hacia la muerte es nacer, todo lo demás tiende a evitar el fin.
Que complejos somos.
Saludos desde mi orilla.

Rud dijo...

¿Qué es de ti, mi estimada Eva?
Espero que estés muy bien.
Un abrazo

anuar bolaños dijo...

¿Has sentido alguna vez que habitas en un enjambre?

anuar bolaños dijo...

Si te quedaras inmóvil, te crecería MUSGO en la piel?

Tamara VN dijo...

Ya queda poco!!!! Si, ya queda poco!!!! Esta noche llega Papa Noel jejejeje, bueno que yo no hice la carta, confío en mandar mis propios regalos, así que te quería mandar algo super especial para esta Navidad, pero me he encontrado con un problema ¿Cómo envuelvo un abrazo y un beso?

Lo he solucionado con un comentario jejejeje, así que Felices fiestas!!!!!!

Y no te olvides pasar por mi blog a por el regalito navideño, mi libro gratis.

Un besazo.

Sara O. Durán dijo...

Eva querida,
Deseo que el 2014 sea tu mejor año, que no te falte nada para que seas inmensamente feliz!!
Te dejo un abrazo muy cariñoso.

Alexander Strauffon dijo...

Carne asada y el orgasmo fingido. Me gustó tu escrito, muy bien.

Cristina A dijo...

Por primera vez en tu blog y me encuentro con un tema de profundos alcances.....se muestra como hemos (creemos) avanzado en todo aquello tabú que ya es el día a día sin sorpresas ni susurros...pero tapamos a la vez lo que nos separa de la felicidad tan bien cuidada y retocada...tapamos por miedo ? por
perder lo que tenemos ? por no pasar por esos trances que destruyen la figura ?.....bueno la enfermedad y la muerte serán nuestras ovejas negras que estarán siempre presente ...co o lo ha estado por centurias pero a diferencia que algunas centurias ..le han dedicado parte fundamental en sus culturas y hoy que ?
Sólo el que tiene esperanza , fe , puede pasar la prueba...
Me gustó mucho lo leído y me quedo Eva
Un fuerte abrazo
Este Año sea venturoso y acompañe tu caminar
Cristina

Amparo Donaire Erena dijo...

Dejo enlace a mi nueva página de facebook. Dale a "ME GUSTA" y juntos daremos sentido a mis publicaciones. Vosotros sois parte importante de ellas. Gracias.

https://www.facebook.com/amparodonaire

Garriga dijo...

la verdad, no es justo que hace casi un año yo no te lea. No es justo. ¿dónde estás? ¿por qué me privás de vos?

Anónimo dijo...

[url=http://www.recht-freundlich.de/]Vogel Medien Verlag[/url]
[url=http://www.recht-freundlich.de/forderung-vogel-medienverlag-srl-vormals-sabryemst-company-srl]Vogel Medien Verlag[/url]

Tamara VN dijo...

Brindo por nuestra amistad y quiero que sepas que estoy muy feliz de tenerte entre mis amigos bloggeros.

Muchas gracias por un año más a mi lado.

Felices fiestas!

Aplicaciones móviles Bogotá dijo...

Lograste conformar un maravilloso blog, excelente trabajo.

Frine Laena dijo...

Otro blog abandonado más. Siento que cerrases el blog, , esto es una catástrofe
¿Me donas tu blog?