apreciados visitantes (algunos fieles lectores)

lunes, 18 de abril de 2011

Venenosa Amargura


" La tristeza, un apetito que ninguna desgracia satisface". E.M. Ciorán


Cuando la alegría de los demás genera rechazo y malestar, cuando es imposible aceptar que la persona "amada" ame a su vez a otros, cuando la capacidad de disfrute está considerablemente mermada o anulada por completo, cuando todo se vivencia como una carga y una obligación y el aprecio se manifiesta desde la angustia y la preocupación; cuando el pesimismo, la crítica intolerante y la negatividad cunden, cuando -en suma- siempre la mancha en el cristal por más ínfima que sea, es poderosamente más visible que el  vasto y transparente espejo, estamos ante La Amargura. Sus tóxicos son dramáticamente corrosivos: carcomen sobretodo a quien los segrega y también a quienes se ven emponzoñados por dichos efluvios; pueden horadar hasta los afectos más leales y férreos, mortifican y destruyen cualquier convivencia. Una ingratitud ciega que no ve ni dones ni dádivas convirtiendo en acre, agria y áspera a la existencia. 

Las emociones no son ni buenas ni malas, son. Y son constitutivas de nuestras fuerzas vitales: alma y mente. Mas, han de ser como las olas del mar para que cumplan su  labor de modo benéfico. La enfermedad emocional sobreviene cuando ese oleaje pierde su connatural movimiento y en vez de ese ir y venir, de ese arribar intenso y su posterior y drástico alejamiento; el agua se estanca, se empoza, se detiene y permanece; allí, entonces, se ensucia, se enturbia, y termina pudriéndose. La Amargura viene a ser como una cisterna que contiene a un brebaje concentradísimo de emociones destructivas que se han transformado en una forma de ser, de sentir y de vivir. El engendro nacido de arraigados resentimientos, de crónicos egoísmos y permanentes envidias y codicias.  

Si las palabras fueran pájaros de desplegadas alas podríamos decir que con una de ellas tocan el  anverso de un  significado y con la otra su reverso. Así, pasión, por ejemplo, se posa tanto en el placer como en el sufrimiento y Amargura nos muestra su rostro de rencor y destrucción tal y como nos lleva a su dolorosa génesis: tristeza y sufrimiento. Sinsabores, disgustos, aflicciones, tormentos y desconsuelos; desengaños, tribulaciones y pesares. Consternación... como si sobre la vida se hubiese colocado un negro velo que no permite despojarse de aquel luto para apreciarle. 


Claramente todos y todas la hemos experimentado. Esta Eva, hace años y durante años, tuvo a La Amargura pisándole los talones hasta que comprendió que la aceptación -de si misma y de los acontecimientos-, el reconocimiento de lo bueno, de lo recibido y lo otorgado; la plena conciencia de ser el daño una experiencia que se soluciona en el adentro y que desde ahí mismo se imposibilita o se invalida -sean cuales sean los hechos externos y por más funestos que parezcan- hasta que entendió que siempre hay salida aunque lo percibamos como un imposible en determinado momento, hasta que discernió que lo fundamental es la disposición interna que se tenga día a día: o soy una amargada o me acerco a la felicidad lo que más pueda y constantemente. Siento que la esencia de mi Ser, esa que parecía condena, fue mi salvación y creo que hay naturalezas más proclives a La Amargura o, si se quiere, más amargadas por naturaleza: aquellas personas que consideran que su modo de percibir y de actuar es el correcto, hiper-estructuradas, inflexibles y rígidas, por tanto cerradas a la constante transformación que es la vida misma. Personas que confunden amar con poseer, personas que esconden en vez de develar, personas que se irritan porque las "cosas" no son lo que ellas quieren o pretenden, personas que desean privilegios y derechos y no están dispuestas a la entrega y la renuncia.


La Amargura es un Punto Muerto dentro de la Vida. Estancado (y estacado)  en la muerte, sin posibilidad de resurrección. No es una muerte que traiga más vida como es la muerte en su esencia. Es una muerte en vida porque mata al amor, el amor hacia si mismo/a y, por ende, la bella opción de amar a los demás.  


E.M. Ciorán.

"Si exprimimos el cerebro de un loco, el líquido obtenido parecería almíbar al lado de la hiel que segregan algunas tristezas"

48 comentarios:

Liz dijo...

Siempre tu claridad, tu luz a las emociones.Eres casi un curso de autoayuda,jaja.gracias Eva ,me gustó.Liz

Adriana Alba dijo...

Querida Eva, nunca mas oportuno que hoy -para mí- éste texto.

Inevitablemente hay días de tristeza en los que se encoge el corazón, quien no los ha vivido, o los vive?

Aún así trato siempre se acercarme a la alegria, de creer firmemente en el poder del amor, que es mucho más fuerte que todo lo demás.

Eres una mujer sabia y transparente.

Un inmenso abrazo!

El hombre de Alabama dijo...

Esto casi podría ser un manual de supervivencia.

Igor dijo...

A uno, que se baña algunas veces en las aguas estancas de la amargura, le ha gustado esta larga reflexión.
Y leyéndola, me he dado cuenta de cuántas veces la sufro y la sufriré. Excelente metáfora la de la mancha, la de cómo la amargura es capaz de devorarlo todo y adueñarse del ser.

En fin, si conoces a tu enemigo, mejor lo podrás combatir. Gracias, Eva.
Saludos.

Felicidad Batista dijo...

Eva he leído embebida tu prosa, que lleva y conduce al interior del texto con suma agilidad. Ameno, intersante y reflexivo. Me permito cierta licencia para comentarte que el tema elegido es la antítesis de mi nombre. Aún así nadie está a salvo de esas extrañas travesías por las que la vida, a veces, nos hace transitar. Aunque es la forma de afrontar los acontecimientos la que permite que la adaptación a las nuevas circunstancias sea más llevadera o no. Pero el ser humano padece cierta tendencia a dejarse seducir por estados ánimicos "negativos" con mayor facilidad, o menos resistencia, que a dejarse arrastrar, sin más, por el caudal de esas emociones más festivas.
Estoy bastante de acuerdo en lo que expresas en tu análisis.
Un abrazo

Francisco Espada dijo...

La amargura llega cuando no sabemos saborear más que nuestros propios flujos, cuando el egoísmo nos hace presidir todas las acciones propias y ajenas, como si dispusiéramos de las voluntades de los demás y las pusiéramos a nuestro servicio. Llega la contrariedad porque el otro también tiene criterio y no nos considera exclusivos.

s. oró dijo...

Eva el texto que has escrito es una medicina como dice Francisco "cuando el egoismo nos hace presidir todas las acciones propias y ajenas", pero yo me atrevería a decir que llega también cuando uno por las circunstancias de la vida está resentido y siempre a la defensiva, creyéndose el centro del universo, perfecto, con el derecho de hacer críticas sin respetar el criterio del resto de los humanos.
Me gusta mucho tus expresiones tanto cuando narras, como cuando haces poesía, consigues que forme parte de tu historia y me interesen tus escritos. Muchas gracias por ser como eres con todos y facilitarnos lecturas que quizás no las podríamos tener tan a la mano. Mis felicitaciones Eva.

andré de ártabro dijo...

La amargura , te hace ver la botella medio vacía, la amargura inhibe el sistema inmunlógico , la amargura conduce a la depresión , la amargura hace imposible la convivencia; la amargura es un tunel en que no vislumbra la salida , la amrgura es el sufrimiento (nunca justificable) ;justificable es el dolor , la amargura y el sufrimiento son de libre elección
una vez que pasa el dolor puedes elegir entre buscar la felicidad o seguir en el sufrimiento.
Tu post es harto interesante y hace reflexionar.
Felicidades.
Un beso

carlos diez dijo...

Hola Eva, aunque sigo tus textos y reflexiones, hace tiempo que no dejaba ningún comentario. Esta entrada sobre la Amargura me parece genial, con una prosa primorosa que a todos nos cautiva y nos hace reflexionar. Es un tema desgraciadamente actual, que afecta a más gente de la que pensamos y que en la mayoría de las veces se detecta con una simple mirada a su rostro. Las envidias, la intolerancia son caldo de cultivo para la gente amargada. Pero yo creo que hay solución.
Gracias Eva por permitirnos acceder a tus reflexiones que tanto nos ayudan.
Un fuerte abrazo.

DDmx dijo...

Me ha parecido un texto lleno de coherencia, y me quedo con la última frase de Ciorán.

Taty Cascada dijo...

Dice Coelho que el principal objetivo de la amargura, es contaminar la voluntad, y es cierto, dejamos de lado nuestros deseos originales, nos ocultamos bajo máscaras o costras tan poderosas, gastamos tanta energía en fortificarlas; que sin darnos cuenta nos estamos llenando de veneno el alma, y la amargura sienta sus raíces de desesperanza, mal humor, dejadez. En mi caso, cuando siento que mi costra comienza a crecer, la extirpo rápidamente mirando los ojos de mi hijo menor, pintando, escribiendo, o mirando la naturaleza. La alegría que me produce me resucita y me reinstala en la vida y el amor universal.
Un beso mi reflexiva Eva.

mateosantamarta dijo...

Es muy difícil y complejo el tema que planteas hoy. Por cierto : no acabo de ver claro si es todo de Cioram - del que tengo libros, pero nunca leí más de dos páginas- o el grueso del texto es tuyo- es lo que creo-. Escribes tan bien que es difícil...Volveré otra vez cuando tenga claro algo: sabes? es que muchas cosas amargas convienen a mi salud y me pregunto si no será así en el plano mental y espiritual...
Un abrazo, amiga y que la amargura -como en muchas frutas- sea dulzura cuando los frutos estén en sazón. También yo prefiero el mundo de los blogs: lo otro -facebook- es un jueguecito.

J.Lorente dijo...

Una gran Reflexión.

¿Sabes qué es lo que a mí me provoca una profunda Amargura?... El hecho de querer ser Optimista en los malos momentos y que llegue el "Amargado" de turno y me lo eche en cara... Se ve que el Optimismo no está muy bien visto últimamente.

Un Beso Dulce, Eva.

Sara Lew dijo...

¡Qué bien sienta leerte! Gracias por este maravilloso texto.
Un abrazo.

Pilar dijo...

La amargura es la hiel que supura y contamina todo, es imposible ser feliz si la llevas dentro, y solo asumiendo el dolor y la pérdida que las provocaron, puedes volver a respirar aire limpio.

Dayana dijo...

Querida Eva,sabias y luminosas palabras.

Como siempre ,es un placer visitarte.

Besos

Neogeminis dijo...

Excelente mensaje desde la dura experiencia. Quien no ha vivido de cerca el infierno no puede describirlo con precisión, sólo por aproximación, y sus palabras no llegan a a tener la fuerza necesaria como para alertar o ayudar a quienes han caído en ese pozo.
"La Amargura viene a ser como una cisterna que contiene a un brebaje concentradísimo de emociones destructivas que se han transformado en una forma de ser, de sentir y de vivir." Creo que es una definición más llega a expresar la complejidad de sensaciones que se engloban en ese término.

Un abrazo Eva,... me alegra que puedas decir que la amargura ya está en tu pasado.

Marisa dijo...

Querida Eva, el análisis y definición que has hecho de la Amargura, desde lo externo y desde tu experiencia, me ha parecido magnífico, excelentemente acertado y verdadero.
Es cierto que la Amargura no es un sentimiento sino un conglomerado de varios, todos negativos y que conducen a la persona que la sufre a un callejón sin salida.
Creo que la Amargura es una de las formas más autodestructivas que tiene el ser humano, obviamente me refiero a la que no se puede ni quiere controlar.
En definitiva, y como muy bien dices, Eva, "La Amargura es un Punto Muerto dentro de la Vida".

Gracias por esta acertada y práctica reflexión. Siempre me voy encantada de tu sabiduría, amiga.

Un beso.

emejota dijo...

Querida Eva, cómo te entiendo, bien lo sabes. Me parece que bastantes de nuestras experiencias han corrido paralelas y hemos libado, cual abejitas cumplidoras, un almibar semejante. Ahora llegó el momento de alegranos, de felicitarnos por tener la oportunidad de poder comunicaros con tanto seres que comparten experiencias parecidas, de ayudar si fuera el caso y de recibir ayuda inesperada. Es un maravilloso sueño hecho realidad gracias al desarrollo de la tecnología, todo sea dicho. Maravillosa entrada, amiga. También añadir que también Cioran figura entre mis "exquisitos" y que tenía pensado en un futuro medio escribir una entrada sobre él. Un gran beso.

ѕocιaѕ dijo...

Hola
Creo que todos hemeso sentido amargura alguna vez en nuestra vida, pero hay una diferincia a sentirta a dejar que esta maneje el camino de nuetras vida, encontre esta frases y creo que es muy cierta también "El temor es la madre de la amargura".
Muy buen texto Eva un abrazote

40añera dijo...

Tu definición de la amargura es extraordinaria detallas punto a punto cada sentimiento, los caminos que conducen a ella ese punto muerto que mata a la persona y agria a los que se relacionan con ella

Eva siento mis ausencias estoy algo desbordada y no doy para más.
Te dejo mil bestias cielo

MAITE RUBERT dijo...

La amargura nos acecha cada día. ¡Hay tantos motivos para que se cuele por nuestras penas y frustraciones!.Pero, igual que todos los días amanece, del mismo modo, la esperanza,acecha.

FJavier dijo...

“Me seducen las distancias lejanas, el inmenso vacío que proyecto sobre el mundo.(…) Estoy tan alegre y tan triste que en mis lágrimas se reflejan el cielo y la tierra al mismo tiempo. Aunque sea solamente por la alegría de mi tristeza, querría que no hubiera más muerte en esta Tierra. " (Emile Cioran)

La cartografía del espacio no tiene secretos para ti, Eva. Por eso te desenvuelves con tanta facilidad por este universo de cuerpos celestes que conforman el espíritu.

La tristeza, ese mal producido por las desgracias y los padecimientos, es un cometa del abatimiento que despliega en su cola infinidad de polvo en forma de palabras: aflicción, amargura, congoja, consternación, tribulación, desesperanza, desolación,…

Tanto si es o no reflexiva –entristecerse, amargarse,…-, tanto si es una elaboración psicológica aceptada, como un duelo –el “descansaba en la amargura” de San Agustín- o teñida de resignación –con sus componentes religiosos-, o acompañada del mal humor -tal y como sucede con la amargura, tan ligada al rencor, la humillación, el desengaño, la frustración-, lo cierto es que la tristeza siempre nos empequeñece.

“Pero en el cosmos existe el bálsamo además de la amargura, y ese bálsamo es el olvido” (H.P.Lovecraft)

Visto a través del telescopio puede que engañe la apariencia de ser tan solo un tibio consuelo ante la inmensidad de tanto universo.

Un admirado abrazo.

Esmeralda Torres dijo...

Es muy fácil caer en la tristeza, la amargura, el dolor...nuestro trabajo diario es evitar ese abismo. Cuando estamos equilibrados, llenos de alegría, flotamos somos tan livianos...Eva, conoces muy bien lo que nos pasa y sobre todo lo sabes decir con las palabras precisas.
Abrazo

Trizbeth dijo...

Eva, estoy maravillada con este texto, es genial tu buenísima descripción de la Amargura!! Qué triste es optar por ser amargados y no por los intentos de felicidad que podemos tener y en esos intentos sorprendernos encontrándola :)) te felicito, tienes un blog sin desperdicio, me gusta mucho!! y por aquí me quedo para no perderme nada ;) mil gracias por pasar por mi blog y por tu comentario :) un gran abrazo!!
Bea

Pablo Fernando dijo...

Parece que la génesis de toda esta triste realiadad es el ego desmedido , la egolatría , el egocentrismo , cuanta humildad nos hace falta para separar de nosotros todas estos abismos , Eva un abrazo , siempre me acerco a tu luz.

Andri Alba dijo...

Gracias por seguir. Pasaré de nuevo, tengo mucho sueño.

Un abrazo.

Andri

Ambrosía ignota dijo...

Lo has dicho, una etapa en que muchos tropezamos en algún momento. pero valiente no es el que tiene miedo, sino el que afrenta sus miedos, la amargura o cantidad de desánimos pueden crear a un ser de virtudes en puros defectos.

te sigo ya de hace mucho rato y creo que es la primera vez que tocas temas así. Debo confesar me gustó la soltura y la forma en que disimuladamente te involucraste y al mismo tiempo fuiste librando aquel estado que por un momento existió en ti.

Qué decir, hasta la próxima!!!!!

Andri Alba dijo...

Qué bonito conocer un poco de esos recuerdos tuyos. La verdad es que la televisión quita gracia y encanto a toda esa magia descrita tan bellamente.

Gracias por visitar y seguir.

Un abrazo,

Andri

DEJO EL COMENTARIO DE LA ENTRADA MÁS RECIENTE AQUÍ, PORQUE NO PUEDE PUBLICARLO EN ELLA.

Prunus Avium dijo...

¡Como me ha gustado esta entrada tuya!

No solo por estar magistralmente escrita, sino por reflejar mi propio pensamiento (Hum... esto ha sonado un poco egocentrico, no? )

Yo tambien le he estado dando vueltas al tema, y algo que me gustaria añadir, es que normalmente las estructuras mentales que conforman nuestro modelo emocianal, se establecen en la niñez.

No siempre uno puede o sabe como gestionar sus propias emociones. No siempre se ha tenido la suerte de recibir modelos validos y nutritivos; por lo que en el mejor de los casos, tocara ponerse en plena madurez a modificar, con muchisimo esfuerzo, sufrimiento y dedicacion pautas de comportamiento erroneas.

Ser papa y mama es algo mas que dar de comer, vestir, lavar a un niño. Es EDUCAR.

Besitos. Felices fiestas!

Índigo dijo...

Muy bello escrito y reflexión y una certeza que comparto contigo: a todos nos ha tocado y nos toca alguna vez más o menos de cerca la amargura y sólo cuando decidimos vivir, superamos la o las amarguras y buscamos siempres en los jamases. Entonces bebemos pequeñas gotas de alegría. Yo intento vivir con la alegría de lo más pequeño, de lo bello y busco libélulas azules para teñir mi horizonte y en ocasiones las encuentro y las comparto. Gracias por tu reflexión de hoy y por haber teñido mi horizonte un poco más de añil.

Ricardo Miñana dijo...

Es un placer pasar por tu casa,
disculpa la ausencia,
que tengas unas felices fiestas
de semana santa.
un abrazo.

Luján Fraix dijo...

QUERIDA EVA.
GRACIAS POR HABER VISITADO EL BLOG DE PINTURA.
TENGO PASIÓN POR EL ARTE Y EN LOS SITIOS QUE TENGO HE TRATADO DE INCLUIRLO, POR ESO DECIDÍ ARMAR OTRO DEDICADO SOLAMENTE A PINTORES.

SÉ QUE A TI TAMBIÉN TE APASIONA.


TU TEXTO SOBRE LA AMARGURA ME LLEGÓ REALMENTE MUCHO PORQUE YO SOY UNA PERSONA MELANCÓLICA PERO NO SOY EGOÍSTA NI TENGO OSCURIDAD EN EL ALMA.
LO MÍO TIENE QUE VER CON LAS AUSENCIAS, CON LA FALTA DE AFECTO, CON LA SOLEDAD INTERIOR... EN FIN, CON MUCHAS COSAS QUE ME FUERON PASANDO EN LA VIDA Y QUE ME TRANSFORMARON EN UNA PERSONA EXTREMADAMENTE SENSIBLE, QUE TODO ME DUELE, QUE TODO ME OFENDE, QUE SUFRO POR LOS DEMÁS...

BUENO ME DESPIDO CON UN ABRAZO Y TE FELICITO POR TAN INTELIGENTE ENTRADA PORQUE AYUDA MUCHO A ESCLARECER DUDAS Y A REFLEXIONAR.

BESITOS MUCHOS

LUJÁN

soylauraO dijo...

¿Cómo se opera ese cáncer? ¿Cómo asistir al enfermo? Un punto de luz perfora a la oscuridad, voy a derribar todo.
http://enfugayremolino.blogspot.com/

Laura Uve dijo...

Querida Eva, un texto para darle vueltas y vueltas. Muy interesante y certero. Qué peligroso es caer en la amargura y que fácil, a veces, es dar pasos hacia ella.

Espero alejarme lo más que pueda de esa situación emponzoñada y darle la vuelta a lo que nos provoca tristeza sin caer en la amargura.

Un abrazo y felicidades por este texto tan certero y claro.

San dijo...

La amargura, ese estado que lo embadurna todo, hace sufrir a quien la padece y a quien vive cerca de quien la padece. El cambio como
bien dices, ha de nacer de uno mismo, buscar en el dia a dia motivos para ser feliz es primordial.Aceptarse y amarse.Saber buscar el lado positivo de la vida tal vez sea lo único que salve.
Me alegra saber que salió de tu vida.
Que la felicidad te acompañe

Remei dijo...

No estaría viva si no experimentase todos los sentimientos...seria un alma en pena, vagando por recuperar anhelos perdidos....
Me encanta tu espacio.
Un abrazo.

Ana dijo...

Amarguras y tristezas, pesares, desconsuelos, desengaños, disgustos, desesperación... desamor. Me ha pasado también, esa sensación de estancamiento, de que todo sigue transcurriendo menos uno, y se está ahí, bajo ese velo negro, detenido.
Pero en esos momentos en que uno da todo por perdido, y ve como un imposible salir de esas densas y turbias aguas, de pronto algo pasa. No sabría decir muy bien, si es obra del azar o qué, pero siempre algo, algo exterior, una palabra, una mirada, una caricia, una aparente distracción, que moviliza todo por dentro y ahí vamos de nuevo, el velo se extingue,las cosas vuelven a tener movimiento, podemos ver con claridad, y caminar, o volar quizás, mejor.
Algo sucede, como la vez en que dejaste tu primer comentario en mi blog, Eva. Reparó en mí la tristeza y desamor de aquellos días.
Dice Vinicius de Moraes,
"la tristeza siempre tiene una esperanza, de un día no ser más triste, no!"

Un enorme beso para vos, querida amiga.

Aborojuan (Juan Martínez Iglesias) dijo...

Reflexiones, escritos
poemas, pinturas,
bonitos relatos
historia, esculturas
el arte en tu Blog.
Él todo es cultura.

Me llama, me atrae
su hermosa figura
devoto me hice
de tanta hermosura.

Eva, con estos versitos rimados, intento explicarte lo agradable que es pasear por tu blog.

Te dejo mis respetos y saludos desde Sevilla (España), deseando que cabalgando en el viento, superen fronteras y allende los mares, lleguen hasta los confines australes y cerca de Magallanes, se abracen a Eva.

don vito andolina dijo...

Hola Eva, un placer acunarse en tre tus hermosas, cálidas letras...muchas gracias, buen día, besos santos...

BEATRIZ dijo...

Querida Eva,
Una buena reflexión para estos días.
Yo digo cosas lindas cuando estoy algo deprimida, intento cantar y escuchar mi voz. Y es que a veces el sistema emcional se va degradando si el sistema nervioso falla, por ello es necesario tratar de encontrar siempre los motivos de alegría, están en todas partes.
De verdad sería un placer tomar un café y charlar las cosas de la vida contigo. También te encuentro cercana a pesar de las millas de por medio, muchas fronteras físicas, pero para la palabra ha encontrado cómo cruzarlas.
Te dejo muchos abrazos para el frío.

Leovi dijo...

Excelentes reflexiones sobre la amargura. Pienso que la mejor forma de curarla es con el amor de otra persona que te haga redescubrir el propio. Saludos.

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

Gracias por sacar afuera tus reflexiones y compartirlas, eso nos enriquece a tod@s... (la verdadera riqueza es compartir, no atesorar)... por desgracia de la amargura sabemos tod@s, poco o mucho, pero tod@s la hemos sentido, por tiempos cortos o por tiempos largos, como una espada que se recrea o como un pequeño alfilar que pincha y despincha en un instante.
Pero que lo hayamos sentido no significa que la hayamos pensado, reflexionado, es tan importante narrar nuestras emociones... precisamente para eso, para que no se estanquen, para que no se pudran.
Vivimos en una sociedad que fomenta la amargura, que siembra la tristeza y luego se esconde y no da la cara... pero podemos decir que no más y, como tú dices, sacar la fuerza de ahí adentro, pasito a pasito o a pasos largos (eso cada cual), enfrentar la realidad con todo el amor que podamos reunir, y con dulzura ir deshaciendo esos cubitos de hielo que nos enfrían todo (la mirada, el habla, el gesto...).
No siempre hay alguien al lado para animar ese gigante esfuerzo que describes, pero de vez en cuando lo hay, y es bueno alegrarse cuando lo hay.
No sé, lo has dicho tú ya muy bien, sólo quería añadir un granito mi arena, que yo también sé de amar...
...gura.

Un abrazo Eva :)

Doña Bostezos dijo...

Hola Eva...encantada de conocerte y de haber leído uno de los comentarios mas bonitos que he tenido en el tiempo aquí posteando. Gracias..
Con respecto a tu post de la amargura debo decir que nunca antes había visualizado a la amargura como un pozo de agua estancada producto de los sentimientos no asimilados..que razón llevas..No voy a mentir diciendo que jamás he sentido eso dentro de mi porque hasta hace unos años mis sentimientos eran irracionales y podía cometer cualquier locura en pro de mantener los afectos que tenía..craso error..Nunca se retiene nada por la fuerza y solo te lleva a convertirte en una persona amargada y llena de rencor.
Hoy en día, la edad me ha enseñado que hay que disfrutar los momentos..que la vida sigue su camino y nada cambia lo que ha de suceder…si alguien es para ti lo será por encima de cualquier circunstancias y no hay poder sobre la tierra que retenga un amor que ya se ha ido…esos hay que dejarlos volar…que sean felices y aprender a ser felices nosotros mismos..pero como dijiste, esa felicidad solo la encontraremos dentro de nosotros..
Ojalá que si alguien exprime mi cabeza encuentre algo dulce y no un sabor amargo..
Besos…encantada nuevamente de conocerte
Mirella

PACO HIDALGO dijo...

Se me pasaba esta entrada, Eva, pero zas, la veo a última hora y me lanzo como un depredador a comentarla. Oda a la amargura, así la titularía yo; hay que haber estado amargada, realmente hundido para hablar de la amargura tan bien como lo haces tu, con esas matáforas tan lindas: cisterna que embebe un brebaje. sus tóxicos tan corrosivos, ese punto muerto... A veces ¿la amargura y la tristeza son necesarias en la vida, verdad?
Magnífica la cita de Ciorán, te la robo. Ah, se me olvidó felicitarte en el día del libro y ahora lo hago con una cita del gran Quevedo, siempre tan incisivo, tan flecha, él también conoció la amargura:
""Hay libros cortos que, para entenderlos como se merecen, se necesita una vida muy larga". Mil, miles de besos.

irene rios perez dijo...

Hola Eva.
Me alegra muchísimo que hayas pasado por mi espacio, que ya es el tuyo también.
Este texto, tan bien expresado,define perfectamente el estado que yo misma he sufrido en ciertos momentos de mi vida.Un sinsabor, una ansiedad de no se qué....En fin, entiendo cada palabra que has escrito, igual que la esperanza que nos has manifestado.
Las últimas líneas son especialmente bellas e inspiradoras.
Gracias por dejarnos un texto tan hermoso.
Un abrazo.

La Abela dijo...

Hola Eva, me identifico totalmente con tus reflexiones.
Las personas que se instalan en "LA AMARGURA" terminan siendo egoitas y cápturan la energia vital de quienes les rodean.
La tristeza es inevitable, la vida te trae momentos difíciles... pero "la amargura" es evitable y es sano evitarla.
Un abrazo, y un gracias por tu compañia en este pequeño mundo virtual donde esparcimos nuestros pensamientos.

Teresa dijo...

Eva, primero disculparme, no he estado bien de salud y después me fui a la casa de campo a recuperarme...

La Amargura es un Punto Muerto dentro de la Vida.

Esta frase lo dice todo...

Estoy de acuerdo contigo que el reconocerse y quererse tal y como es una, es lo mejor que podemos hacer para alejar a la Amargura de nuestras vidas...

Amarnos y Amar es una bendición para vivir con serenidad...

Mis besos para ti...